Dolor en el coxis o la rabadilla durante el embarazo

Uno de esos dolores que casi todas las mujeres experimentan es el dolor de coxis en el embarazo, que se produce debido a una presión excesiva o irregular en el coxis.

¿Qué es el dolor de coxis?

Muchas mujeres embarazadas se quejan de dolores de espalda o de la región pélvica. Se trata de diferentes tipos de dolor de coxis. El dolor en el coxis durante el embarazo es el tipo de dolor más común que se experimenta. A medida que avanzan las semanas, el feto crece. Esto aumenta la presión en las extremidades inferiores, lo que provoca dolores.

Es perfectamente normal experimentar dolor en el coxis o la rabadilla durante el embarazo, ya que es obvio que a medida que pasen los meses, el bebé crecerá en tamaño y empujará contra el coxis situado al final de la columna vertebral, justo detrás del útero. Este acto de empuje provocará un cierto grado de dolor, que muy probablemente aumentará en los meses previos al parto. En algunos casos, el dolor continuará también después del parto.

¿Qué causa el dolor de rabadilla en las embarazadas?

Hormonas del embarazo: Durante el primer trimestre, el cuerpo libera relaxina y estrógenos, que son los responsables de provocar la relajación en la región pélvica. Los ligamentos de la zona abdominal crean un lugar para el bebé al estirarse, lo que provoca dolor.

El bebé crece: El bebé crece con cada mes que pasa. Durante el segundo y tercer trimestre, el bebé empieza a empujar contra el coxis, que está justo detrás del útero. Este empuje del bebé provoca dolor, que sigue aumentando hasta el parto.

Otras causas: Durante las últimas etapas del embarazo, el bebé está totalmente presionado contra el coxis y ejerce mucha presión sobre el hueso. Incluso la más mínima irregularidad puede ejercer presión sobre el coxis, lo que provoca dolor. Cualquier actividad en la que el cuerpo realice un trabajo físico, como caminar, montar en bicicleta, sentarse o incluso estar de pie, puede causar dolor, y hay que tener mucho cuidado durante esta etapa al hacer cualquier cosa, ya que es un momento crítico.

Síntomas de dolor en el coxis durante el embarazo

  • Dolor que aumenta gradualmente cerca del final de la columna vertebral.
  • Dolor agudo y sordo cerca de la parte superior de las nalgas.
  • El dolor aumenta o disminuye junto con el cambio de postura.
  • Dolor constante en la parte baja de la espalda o en la cadera.
  • Dolor al caminar, subir, levantarse y girar
  • El dolor empeora con el estreñimiento.
  • El dolor disminuye cuando se realiza alguna actividad física.

Condiciones que pueden intensificar el dolor de rabadilla durante el embarazo

  • Hipermovilidad: Si una mujer se mueve demasiado durante el embarazo sin ningún tipo de descanso, existe la posibilidad de que se produzca una tensión en el coxis, lo que provoca dolor.
  • Movilidad limitada: Si una mujer permanece en la misma posición durante un largo periodo de tiempo, la presión sobre el coxis aumenta y provoca dolor en la zona.
  • Tensión repetitiva: Si el coxis se ha lesionado con anterioridad y se le aplica una tensión repetida, existe la posibilidad de que el dolor aumente considerablemente.
  • Infección: Cualquier infección que afecte al coxis puede provocar más dolor.
  • Obesidad: Una mujer que sufre de obesidad tiene más posibilidades de desarrollar un caso grave de dolor de coxis, ya que la carga sobre los huesos aumenta debido a la grasa, lo que puede provocar un aumento del dolor.

Ejercicios para aliviar el dolor de coxis

Natación: La natación siempre ha sido un gran ejercicio, y puede actuar como un remedio contra el dolor de coxis durante el embarazo. â‡’ Aquagym en el embarazo ¿Cuándo empezar? Beneficios

Yoga: El yoga tranquiliza tanto a la mente como al cuerpo y le infunde una forma diferente de energía que puede ayudar a combatir diferentes niveles de dolor. El yoga se encarga de que la circulación de la sangre dentro del cuerpo se produzca de forma eficaz y tanto la mamá como el bebé reciban la sangre que necesitan para un crecimiento saludable. â‡’ Yoga durante el embarazo

Tratamiento y consejos para aliviar el dolor de coxis

Las pequeñas medidas tomadas con precaución y regularidad pueden ayudar a la futura madre a tratar el dolor de coxis de forma eficaz. Durante el embarazo, incluso los más pequeños cambios en el estilo de vida pueden tener efectos duraderos. Como el dolor de coxis aumenta con el tiempo, debes conocer las prácticas habituales que puedes introducir en tu vida diaria para tratar el dolor de forma segura y eficaz. Aquí tienes algunos consejos que puedes introducir en tu día a día para atajar el dolor de coxis en el embarazo.

  • Utiliza cojines especiales: Debes asegurarte de que el coxis no se apoya en ninguna superficie dura. Puedes utilizar un tipo de almohada especial para ello, ya que reduce la presión sobre el coxis durante el embarazo.
  • Evita sentarte en la misma posición durante un largo periodo de tiempo: Intenta estar en constante movimiento y evita estar en la misma postura durante un largo periodo de tiempo. Dar un paseo o hacer algunos ejercicios ligeros puede resultar bastante eficaz.
  • Aplicar almohadillas térmicas: Aunque no hay pruebas que lo demuestren, las almohadillas térmicas pueden ser bastante eficaces para aliviar el dolor. Las almohadillas térmicas regulan el riego sanguíneo en la región y evitan la formación de coágulos de sangre que pueden causar más dolor. Sin embargo, asegúrate de no calentar demasiado las almohadillas, ya que puede causar molestias y quemaduras.
  • Adapta tu posición para dormir: La posición en la que duermes durante el embarazo puede ser muy diferente, por lo que debes prestarle atención. Si tienes la costumbre de dormir de espaldas, deberías estudiar la posibilidad de cambiar tu posición para dormir, ya que puede crear una presión innecesaria en el coxis. Es aconsejable dormir sobre el lado izquierdo, ya que alivia el dolor y mejora la circulación sanguínea.
  • Evita agacharte: Debes abstenerte de agacharte, ya que puede empujar al bebé más hacia el coxis, causando más dolor. El dolor puede ser muy agudo y repentino, cogiendo a una por sorpresa.
  • No lleves zapatos de tacón alto.
  • Analgésicos suaves: Es posible que haya casos en los que el dolor sea demasiado intenso y te resulte difícil lidiar con él. En ese caso, es aconsejable que hables con tu médico sobre los analgésicos. No te automediques en ningún momento, especialmente durante el embarazo.
  • Aliviar los intestinos: Puede parecer una tontería, pero esta sencilla práctica puede suponer una gran diferencia.
  • Evita los movimientos bruscos.

¿Se puede curar el dolor de coxis?

El dolor de cóccix o de coxis durante el embarazo es, en su mayoría, inevitable, ya que el cuerpo de la mujer está haciendo sitio de forma natural para el crecimiento del bebé. A medida que el bebé crece, empuja contra los huesos y provoca dolor. Entonces, la hormona relaxina se segrega y los huesos se desplazan, provocando un cierto nivel de malestar. Estos fenómenos que tienen lugar en el cuerpo son necesarios, ya que preparan al organismo para el parto propiamente dicho. Durante el parto, el cóccix está sometido a una gran presión, y el dolor desaparece al cabo de unos meses. Si el dolor persiste incluso después de unos meses, es aconsejable consultar a un fisioterapeuta.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.