Arritmia cardíaca durante el embarazo: Síntomas y complicaciones

El coraz√≥n late gracias a una serie de impulsos el√©ctricos que estimulan los m√ļsculos card√≠acos para que se contraigan siguiendo un patr√≥n regular y secuencial. Una arritmia es cualquier cambio en la conducci√≥n normal de los impulsos el√©ctricos que modifica los latidos normales del coraz√≥n. El coraz√≥n puede latir demasiado r√°pido, demasiado lento o de forma err√°tica, dependiendo de la causa de la arritmia.

Cuando el corazón no late con normalidad, no puede bombear la sangre con eficacia. Cuando la sangre no se mueve con eficacia, el resto de los órganos del cuerpo no pueden recibir el oxígeno y los nutrientes que necesitan.

Tipos de arritmias

  • Fibrilaci√≥n auricular (contracci√≥n irregular de las c√°maras superiores del coraz√≥n)
  • Bradicardia (frecuencia card√≠aca lenta; normalmente menos de 60 latidos por minuto)
  • Taquicardia (frecuencia card√≠aca r√°pida; normalmente m√°s de 100 latidos por minuto)
  • Fibrilaci√≥n ventricular (contracci√≥n desorganizada o irregular de las c√°maras inferiores del coraz√≥n)

El embarazo y el corazón

Durante el embarazo, el coraz√≥n trabaja m√°s de lo normal. La cantidad de sangre en el cuerpo aumenta y alrededor del 20% de esta sangre fluye hacia el √ļtero. Al tratarse de un trabajo extra para el coraz√≥n, los latidos aumentan entre 10 y 20 veces por minuto a medida que avanza el embarazo. Adem√°s, a partir del segundo trimestre, los vasos sangu√≠neos empiezan a ensancharse para permitir que fluya m√°s sangre a trav√©s de ellos, lo que puede provocar una disminuci√≥n de la tensi√≥n arterial.

Debido a estos cambios en el cuerpo y en el corazón, es posible que notes latidos más rápidos de lo normal o incluso que te sientas mareada o te falte el aire. Si estos síntomas se producen con poca frecuencia o como resultado de un esfuerzo excesivo o del estrés, es probable que no sea nada grave. Sin embargo, si notas estos síntomas con frecuencia o en reposo, pueden indicar una arritmia u otra anomalía cardíaca.

Tratamiento de las arritmias

Si t√ļ o tu m√©dico sospechan que tienes una arritmia, te someter√°n a pruebas diagn√≥sticas, que pueden incluir un monitor Holter de 24 horas o un electrocardiograma, para descartar otras causas de tus s√≠ntomas e identificar qu√© tipo de arritmia se est√° produciendo, si es que hay alguna.

Las opciones de tratamiento de las arritmias durante el embarazo son algo limitadas, ya que muchos f√°rmacos antiarr√≠tmicos no son seguros para todas las etapas del embarazo. La cardioversi√≥n el√©ctrica, en la que se aplica una peque√Īa cantidad de energ√≠a al coraz√≥n para estimular la vuelta al ritmo normal, y la ablaci√≥n con cat√©ter, en la que se destruye la parte del coraz√≥n que origina la arritmia, pueden considerarse en casos de arritmias persistentes y graves, pero la experiencia con estas t√©cnicas en pacientes embarazadas es muy limitada.

Factores de riesgo cardíaco

Si se te ha diagnosticado alguna enfermedad card√≠aca antes del embarazo, puedes correr el riesgo de desarrollar una arritmia. Consulta a tu m√©dico antes de concebir, o en cuanto sepas que est√°s embarazada, para conocer los riesgos relacionados con tu embarazo. Dependiendo de tu estado de salud, es posible que tengas que controlar tu enfermedad de forma diferente si quieres quedarte embarazada. Durante el embarazo, es probable que tengas que aumentar la vigilancia y que tengas que cambiar los tratamientos que utilizas actualmente para controlar tu arritmia. (No empieces ni dejes ning√ļn tratamiento sin hablar con tu m√©dico).

Mantén tu corazón sano

Consulta a tu médico si tienes alguno de los siguientes síntomas de arritmia:

Procura controlar el estrés y la ansiedad y descansar lo suficiente. Mantén tu corazón sano realizando una actividad física regular y llevando una dieta equilibrada. Informa a tu médico de cualquier síntoma inusual o inexplicable.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos