Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Índice del artículo


ejercicios postparto

Tienen por objeto activar la circulación sanguínea y recuperar el tono de los grupos musculares implicados en el embarazo y parto, mejorar el estado físico y ayudarte a recuperar tu imagen corporal.

Salvo contraindicación médica, los ejercicios se pueden iniciar a las 24 horas del parto, siempre y cuando te sientas preparada. 

Se comenzará con ejercicios simples, en la cama y con pocas repeticiones, para ir aumentando su complejidad e intensidad según las posibilidades de cada persona. Siempre, al terminar la sesión de ejercicios, se emplearán 10 minutos para relajación.

Primer día

Ejercicios circulatorios

  • Posición inicial: tumbada, descansando sobre una almohada y con las piernas algo elevadas sobre un cojín o almohada: Flexionar y extender los dedos de los pies. Flexionar y extender el pie (movimientos del tobillo). Realizar círculos en el aire con los pies, hacia ambos lados.

Ejercicios respiratorios

  • Posición inicial: en la cama con la cabeza sobre una almohada, piernas algo flexionadas y separadas, en línea con las caderas y los brazos a lo largo del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba. Espira. Inspira expandiendo el abdomen. Expulsa el aire suavemente manteniendo el vientre contraído 10 segundos durante la expiración.

Relajación y descanso

  • Posición inicial: en la cama con la cabeza sobre una almohada, piernas algo flexionadas y separadas en línea con las caderas y los brazos a lo largo del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba.

ejercicios postparto

Segundo día

Fortalecimiento de los músculos aduptores de las piernas

  • Posición inicial: Tumbada boca arriba, con la cabeza apoyada en una almohada, las piernas flexionadas y sujetando una almohada entre las rodillas. Aprieta las rodillas fuertemente contra la almohada contando hasta cinco. Descansa y repite el ejercicio 10 veces. (Estos ejercicios se añaden a los anteriores).

Tercer día

Recuperación del tono muscular del periné

  • Posición inicial: Tumbada boca arriba, con la cabeza algo elevada, piernas ligeramente flexionadas. Inspira y al espirar presiona los talones contra el suelo, contrayendo los músculos del periné (como intentando contener la orina) y los glúteos, manteniendo la contracción unos segundos. Repite el ejercicio 5 veces. Añadir los ejercicios anteriores.