Salud Infantil

La reacción frente a cualquier enfermedad, benigna o grave, dependerá de distintos factores: la edad del niño, sus características psicológicas, actitudes de las personas del entorno, necesidad de hospitalización, carácter agudo o crónico de la enfermedad, naturaleza de los cuidados y limitaciones impuestas por la enfermedad.

microcefalia zika

presión alta niños

Hipertensión, una enfermedad que también puede darse en niños.

No solo las personas adultas desarrollan presión arterial alta (hipertensión), también es posible que la afección surja en adolescentes, niños e incluso bebés.

Causas

La hipertensión en los niños generalmente es causada por otra condición de salud subyacente, como una enfermedad cardíaca o enfermedad renal. Por lo tanto, se la conoce como hipertensión secundaria y una vez que se resuelve la afección médica, la presión sanguínea generalmente vuelve a la normalidad. La hipertensión secundaria también puede ser causada por las siguientes condiciones:

pies planos

Hay tres tipos diferentes de pie plano que se pueden encontrar en los niños. La clasificación es importante para determinar el tipo específico de terapia que el paciente necesitará. Las almohadillas de grasa se encuentran en los pies de bebés y niños pequeños, lo que hace que parezcan tener los pies planos cada vez que están de pie. Este tipo de pie plano generalmente se llama pie plano flexible y se encuentra en casi todos los niños, por lo general afecta a ambos pies.

lesiones deportivas

Los adolescentes son bastante activos en el campo deportivo. Juegan deportes de contacto como fútbol, ​​baloncesto y hockey. Practican con sus equipos con regularidad y es muy probable que terminen con pequeños rasguños y hematomas mientras disfrutan de su pasión. Incluso los deportes sin contacto como el béisbol y el atletismo pueden causar lesiones físicas.

La mayoría de estas lesiones deportivas se pueden manejar con el tratamiento de primeros auxilios adecuado. A veces los niños pueden terminar con una lesión deportiva más grave que requiere intervención médica.

Comparte este artículo!