Salud Infantil

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

circuncision

La circuncisión se trata de un procedimiento donde es extirpado el prepucio, que es el tejido que cubre la cabeza del pene. Una vez se eliminado, el glande queda expuesto.

Esta práctica se realiza desde la antigüedad por diferentes motivos, que pueden ser desde religiosos hasta por higiene y salud.

Muchos piensan que con la circuncisión se pueden prevenir infecciones, enfermedades de transmisión sexual e incluso algunos tipos de cáncer. Pero aún no están claros los pros y los contras desde el punto de vista médico.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

guarderia enfermedades

La escuela infantil es la solución para los padres que trabajan y no tienen familiares cerca o con disponibilidad para ayudarles con los niños.

El centro infantil es beneficioso para los más pequeños ya que en ella se relacionan con otros niños y niñas, juegan y aprenden.

Es habitual que desde que el bebé entre en la guardería, empiece a tener con frecuencia catarros, problemas digestivos, cutáneos, etc. A menudo, las medidas de prevención suelen llegar tarde, ya que muchas veces antes de tener síntomas de enfermedad, ya llevan horas o días contagiados. Esto también conlleva que el bebé lleve a casa virus y acabe contagiando a sus padres, hermanos, etc. En esta etapa el niño o niña refuerzan su sistema inmunitario y en un tiempo su organismo habrá aprendido a defenderse de los gérmenes de su entorno.

¿Cuáles son las vías por dónde se transmiten las infecciones?

  • Vía respiratoria: A través de la tos y los estornudos los gérmenes se difunden por el aire y son aspirados por los niños y adultos que estén cerca.
  • Vía oral: Por saliva o mocos, directamente o través de objetos que comparten los niños.
  • Contacto con la piel: contacto directo entre los niños o de objetos de uso común.
  • Vía fecal: A través de las heces de los niños enfermos.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

audicion bebe

La audición es uno de los sentidos más difíciles de evaluar en un bebé.

Hoy en día se están realizando pruebas para la detección precoz de la sordera en casi todos los bebés recién nacidos, incluso antes de darles de alta en el hospital que hayan nacido. Se sabe que una detección temprana de cualquier problema de audición previenen los trastornos en la adquisión y desarrollo del lenguaje.

Tipos de sordera según su gravedad:

- Leve: las dificultades de percepción aparecen con sonidos muy bajos o en ambientes con mucho ruido.

- Moderada: no son capaces de oir tonos normales, medias voces. Aquí ya aparecen problemas de lenguaje y aprendizaje.

- Profunda: No se da un desarrollo del lenguaje de modo natural. Si no es tratado no hay comprensión del lenguaje hablado.

Causas de la sordera:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

tos ferina

La tos ferina o tos pertusoide es una enfermedad de origen bacteriano muy contagiosa cuyo principal síntoma es una tos seca irritativa, paroxística, con un peculiar ruido de “gallo” al final.

El proceso infeccioso dura unas seis semanas. Los síntomas iniciales suelen coincidir con los de un catarro común y pasan desapercibidos. Unos diez días después comienzan los síntomas más graves. En los niños las crisis de tos acaban con ese ruido o estertor propio de cuando se intenta tomar aire. Es entonces cuando suena ese “gallo” que da pistas de la enfermedad a los profesionales sanitarios.

Otros síntomas a destacar serían los siguientes:

  • Goteo nasal
  • Fiebre
  • Vómitos, provocados por los fuertes ataques de tos
  • Diarrea

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

dermatitis atopica

La dermatitis atópica, también llamada eczema atópico es una enfermedad de la piel de tipo crónico cuya principal sintomatología es la inflamación y la picazón o prurito.

Aparece por brotes y los niños pueden empezar a padecerla a partir de los tres meses. Suele aparecer por los pliegues de la piel.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

infecciones oidos 

Una de las enfermedades más frecuentes que afectan a los lactantes y niños pequeños son las infecciones del oído medio (otitis media).

Antes de los tres años siete de cada diez niños sufre una infección de oído al menos una vez. Aunque las infecciones se suelen repetir en un tercio de estos niños, la mayoría deja de tener infecciones múltiples cuando llegan a la edad escolar.

Las infecciones de oído suelen aparecer después de un resfriado, favorecidas por la acumulación de líquido detrás del tímpano. Este líquido es un medio ideal para que se reproduzcan las bacterias y virus que causan la infección.

Estos son algunos síntomas de la infección de oídos:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL)

Es la muerte repentina e inexplicable de un niño menor de un año de edad mientras duerme.

En España, es una de las causas principales de mortalidad en niños durante el primer año de vida.

El síndrome de muerte súbita no suele ocurrir antes de las dos semanas de vida ni después de los seis meses. Su incidencia máxima se observa entre el segundo y el tercer mes de vida. Los varones tiene más probabilidades de sufrir este síndrome y suele ser más frecuente en las estaciones frías.

Las investigaciones indican que muchos de los bebés que sufrieron este síndrome, en realidad no estaban tan sanos y podrían haber tenido alteraciones del sistema cardiaco o del sistema nervioso central. Los médicos creen que algunos lactantes pueden tener más riesgos que otros, como los bebés prematuros, los bebés de fumadoras o consumidoras de drogas, bebés con puntuación baja en Apgar al nacer, antecedentes en hermanos, etc.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

 

fiebre convulsiones

La fiebre es una respuesta del cuerpo frente a una infección. Un recién nacido tendrá fiebre con una temperatura rectal de más de 38,3º.

En los primeros meses de vida y en especial en los bebés prematuros, la fiebre no siempre aparece cuando hay infecciones. Si hay cambios en la conducta de tu bebé y está apático, consulta con el pediatra.

Para tomar la temperatura a tu bebé con un termómetro rectal, inserta el termómetro lubricado con vaselina unos 2,5 cm y sostenlo durante tres minutos. No sueltes el termómetro en ningún momento.

Las convulsiones febriles son el resultado de una actividad anormal en las células nerviosas del cerebro. Cuando un lactante tiene una convulsión pierde el conocimiento de repente y sus brazos y piernas permanecen rígidos. Y unos segundos después puede presentar contracciones musculares espasmódicas rítmicas.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

chupete bebe

Hay médicos que están en contra del uso del chupete. Otros en cambio piensan que usado con moderación puede ser útil, ya que algunos bebés encuentran consuelo y se relajan al succionar.

No debes ofrecerle un chupete a tu bebé, si lo vas amamantar hasta que no haya establecido bien la rutina de la lactancia. Al menos espera 2 ó 3 semanas.

En todo caso, si piensas ofrecerle un chupete al bebé es importante usarlo de manera adecuada:

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

estrenimiento diarrea lactante

Diarrea en bebés

Si estás alimentando al bebé con lactancia materna lo normal es que sus heces sean blandas. Y si además sueles consumir alimentos con propiedades laxantes, las heces del bebé pueden volverse aún más líquidas.

Los bebés alimentados con leche artificial suelen tener las heces más firmes.

Si tu bebé tiene diarrea en el primer mes, podría deberse a una infección. En este caso, las heces podrían ser verdosas, líquidas y sin los grumos típicos de las cacas de los recién nacidos amamantados. También pueden presentar mal olor.

Si tu bebé sólo tiene una leve diarrea, es posible que sea necesario un cambio en las frecuencias de las tomas o cantidades. Si la diarrea es persistente, acude al pediatra.