Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

audicion bebe

La audición es uno de los sentidos más difíciles de evaluar en un bebé.

Hoy en día se están realizando pruebas para la detección precoz de la sordera en casi todos los bebés recién nacidos, incluso antes de darles de alta en el hospital que hayan nacido. Se sabe que una detección temprana de cualquier problema de audición previenen los trastornos en la adquisión y desarrollo del lenguaje.

Tipos de sordera según su gravedad:

- Leve: las dificultades de percepción aparecen con sonidos muy bajos o en ambientes con mucho ruido.

- Moderada: no son capaces de oir tonos normales, medias voces. Aquí ya aparecen problemas de lenguaje y aprendizaje.

- Profunda: No se da un desarrollo del lenguaje de modo natural. Si no es tratado no hay comprensión del lenguaje hablado.

Causas de la sordera:

- Genéticas: al menos un 50% de los casos tienen esta causa.

- Adquiridas.

- Por malformaciones.

Origen de la sordera:

- Oído externo o medio: cuando el problema se halla aquí, se puede corregir o mejorar gracias a operaciones o a amplificación. Esto mejora la calidad de vida de estas personas.

- Oído interno: por lesiones en este punto, o bien en áreas de la corteza cerebral encargadas de la audición no se produce actividad nerviosa. Sin dicha actividad es imposible que la persona pueda escuchar.

¿Cómo se evalúa la audición de un bebé?:

Para evaluar la capacidad auditiva de los bebés se utilizan dos pruebas. Solo es necesario que el niño esté tranquilo y confiado.

- Pruebas de Emisiones Otoacústicas: Un audífono hecho de esponja se coloca en el canal del oído. El oído se estimula con sonido, y se mide el eco. Este eco se da en todas aquellas personas que oyen normalmente. La ausencia de eco, podría indicar una pérdida de audición.

- Prueba de Respuesta Auditiva Troncoencefálica: Para poder realizarla se colocanunos audífonos en los oídos y electrodos en la cabeza. Se envían sonidos a través de los audífonos y medirán la actividad eléctrica en el cerebro del niño si logra escucharlos.

En casa, los padres, deben estimular a su bebé para ir comprobando que su audición es correcta y completa.

Recién nacido: con un silbato o una campana hacer ruidos cerca del oído del niño. La respuesta normal será sobresalto, sorpresa, llanto, atención.

Bebé de pocos meses: podemos utilizar juguetes sonoros, campanas, las propias manos. Hacer ruidos tanto delante de él, como a los lados o detrás. La respuesta será buscar el objeto, bien con la mirada, o volteando la cabeza, con las limitaciones propias de un bebé de escasos meses.

A partir del año: haremos sonar estímulos, juguetes, a ambos lados de la cabeza. La respuesta normal será girar a un lado u otro en función de dónde provenga el sonido.

En cualquier caso, ante cualquier sospecha o evolución anómala del bebé es conveniente consultar al pediatra.