Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

pie zambo

¿Qué es el pie equinovaro o zambo?

El pie zambo (también conocido como pie equinovaro, talipes equinovarus (TEV) o pie bot) es un defecto de nacimiento que puede afectar a uno o ambos pies. El tratamiento temprano generalmente ayuda a corregirlo.

Uno o ambos pies del bebé estaría torcido o hacia adentro, con la planta del pie hacia atrás. Algo similar a un palo de golf.

El pie zambo no resulta doloroso para los bebés, pero si no se trata, puede ser doloroso y dificultar el caminar a medida que crezcan y se hagan mayores.

Diagnóstico de pie zambo

Generalmente se diagnostica después de que nace un bebé, aunque puede detectarse en el embarazo durante la ecografía de rutina realizada entre las 18 y las 21 semanas.

El pie zambo no puede tratarse antes del nacimiento, pero detectar el problema durante el embarazo significa que puede hablar con los médicos y averiguar qué esperar después de que nazca su bebé.

Algunos bebés nacen con pies normales que están en una posición anormal porque han sido aplastados en el útero.

Los pies generalmente se corrigen a los 3 meses, pero algunos bebés pueden necesitar algunas sesiones de fisioterapia.

¿Cómo se trata el pie zambo?

El tratamiento para el pie zambo generalmente comienza dentro de una o dos semanas de nacer el bebé.

Una técnica conocida como el método de Ponseti es el tratamiento principal en la actualidad.

Esto implica manipular suavemente el pie de su bebé hacia una mejor posición para luego colocarlo en un yeso. Esto se repite cada semana durante aproximadamente 5 a 8 semanas.

Después de quitar el último yeso, la mayoría de los bebés necesitan una operación menor para aflojar el tendón en la parte posterior del tobillo (tendón de Aquiles).

Esto se hace con un anestésico local. Ayuda a liberar su pie a una posición más natural.

Su bebé necesitará usar botas especiales unidas entre sí con una barra para evitar que el pie zambo regrese.

Solo deberán usarlos a tiempo completo durante los primeros 3 meses, luego sólo durante la noche hasta que tengan 4 o 5 años.

Casi todos los niños tratados con el método de Ponseti tendrán pies con apariencia normal y sin dolor.

La mayoría aprende a caminar a la edad habitual y puede disfrutar de actividades físicas, incluidos los deportes, cuando son mayores.

Los niños que solo tienen un pie afectado pueden quedar con una pierna ligeramente más corta y un pie más pequeño en un lado.

Esto puede significar que su hijo tenga un poco menos de movilidad y se canse más rápidamente que otros niños.

Antes del método de Ponseti, el pie zambo a menudo se trataba con cirugía para alterar la posición del pie. Esto no siempre fue efectivo y dio lugar a dolor y rigidez a largo plazo para algunos adultos.

Recaídas

A veces, el pie zambo puede volver, especialmente si el tratamiento no se sigue exactamente. Si vuelve, es posible que algunas de las etapas del tratamiento deban repetirse.

Causas del pie zambo

  • En la mayoría de los casos, la causa no se conoce, pero puede haber un vínculo genético, ya que puede darse en familias.
  • Si tiene un hijo con pie zambo, su probabilidad de tener un segundo hijo con la afección es de aproximadamente 1 en 35.
  • Si uno de los padres tiene pie zambo, hay una probabilidad de 1 en 30 de que su bebé lo tenga.
  • Si ambos padres tienen la condición, esto aumenta a una probabilidad de 1 en 3.
  • En casos raros, el pie zambo está relacionado con afecciones más graves, como la espina bífida.