C√≥mo reconocer las se√Īales de que el beb√© tiene hambre

Los ni√Īos mayores pueden decir cu√°ndo tienen hambre, pero los reci√©n nacidos y los beb√©s no. Bueno, al menos no con palabras. Pero, los beb√©s pueden comunicar lo que necesitan de otras maneras.

C√≥mo saber si tu beb√© tiene hambre - Se√Īales y consejos

Al principio, es posible que no notes las se√Īales de alimentaci√≥n de tu peque√Īo, pero a medida que vayas conociendo a tu beb√© en los d√≠as y semanas posteriores a su nacimiento, comenzar√°s a reconocer las sutiles pistas que te dir√°n cu√°ndo tiene hambre y est√° listo para tomar un poco de leche materna.

Es recomendable amamantar al beb√© siempre que tenga hambre. Pero, contrariamente a lo que pueden creer algunas madres primerizas, el llanto es una se√Īal tard√≠a de hambre.

Puede que hayas oído a otros decir que sabrás cuando el bebé tiene hambre porque llorará. Y sí, es cierto, tu bebé llorará cuando tenga hambre, pero en el momento en que tu hijo llore, probablemente tenga mucha hambre. Lo más probable es que también se frustre. En este momento, puede ser difícil conseguir que se calme. Y si el bebé se estresa o se pone demasiado tenso, puede ser difícil conseguir que se agarre y le des el pecho.

El llanto tambi√©n consume mucha energ√≠a, por lo que un beb√© que llora puede cansarse y no amamantar tambi√©n. Es conveniente que hagas todo lo posible para ofrecerle la toma antes de que el ni√Īo empiece a llorar, especialmente si est√° despierto y alerta.

hambre-recien-nacido

De todos modos, tambi√©n es importante tener en cuenta que cada vez que llora un beb√© no tiene que ser necesariamente porque tiene hambre. A veces los beb√©s necesitan que los abracen o que les cambien los pa√Īales. Tambi√©n pueden llorar por un exceso de estimulaci√≥n, por aburrimiento o porque tienen fr√≠o o calor.

Una forma de saber si el beb√© est√° llorando porque tiene hambre o por alg√ļn otro motivo es comprobar la hora. Si el beb√© empieza a llorar solo una hora despu√©s de haber mamado bien, probablemente estar√° molesto por alguna otra raz√≥n. Las se√Īales de que un beb√© tiene hambre incluyen:

  • Mover la cabeza de un lado al otro.
  • Abrir la boca.
  • Sacar la lengua.
  • Llevarse las manos y los pu√Īos a la boca.
  • Fruncir los labios como si fuera a succionar.
  • Restregar la boca contra los pechos de su madre.
  • Mostrar el reflejo de b√ļsqueda del pecho (girar la boca hacia algo que le est√° acariciando o tocando la mejilla).

Debes estar pendiente de las se√Īales que indican que el beb√© est√° lleno (succiones lentas, p√©rdida del inter√©s por el pecho, apartarse del pecho o del biber√≥n) y dar por finalizada la toma en cuanto aparezcan.

Se√Īales de hambre despu√©s de la toma

Si prestas atenci√≥n a las se√Īales de alimentaci√≥n de tu beb√© en lugar de seguir en un horario, puede que descubras que el beb√© tiene hambre cada hora m√°s o menos durante unas pocas horas, y luego duerme durante m√°s tiempo.

Cuando un bebé quiere amamantar muchas veces en un período corto, se llama alimentación en racimos. Este tipo de patrón de alimentación es típico y no es motivo de preocupación. Por lo tanto, siempre que tu bebé parezca tener hambre, ofrécele el pecho aunque sea con mucha frecuencia.

Se√Īales de hambre y rachas de crecimiento

Los bebés también pueden mostrar signos constantes de hambre cuando están pasando por un periodo de crecimiento. Durante un período de crecimiento, puede parecer que tu hijo quiere amamantar durante todo el día y nunca está satisfecho o lleno.

Aunque parezca que el bebé no está recibiendo suficiente leche materna, los períodos de crecimiento acelerado son sólo otro patrón de alimentación normal que experimentarás a medida que el recién nacido crezca. Puedes seguir amamantando a tu bebé muy a menudo.

Los constantes signos de hambre deberían durar sólo unos pocos días, mientras que toda esa lactancia adicional le indica a su cuerpo que debes aumentar el suministro de leche materna. Luego, a medida que tu cuerpo produzca más leche materna para satisfacer las demandas del bebé, comenzarás a establecer una rutina de lactancia más regular.

¬ŅQu√© pasa si un reci√©n nacido no muestra signos de hambre?

Si tiene un reci√©n nacido que duerme mucho, puede que no notes ninguno de los signos comunes de hambre. Puede parecer que todo lo que el beb√© quiere hacer es dormir. Pero la falta de se√Īales de alimentaci√≥n obvias no significa que tu hijo no tenga hambre.

Un reci√©n nacido necesita amamantar al menos de 8 a 12 veces en un per√≠odo de 24 horas, as√≠ que aseg√ļrate de despertar a tu beb√© para que coma al menos cada 3 horas si no se despierta por s√≠ solo. Te sorprender√≠as al ver lo bien que algunos beb√©s pueden amamantar aunque no est√©n completamente despiertos.

ūüĒÜ Tambi√©n te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!