Candidiasis y Lactancia

¬ŅQu√© es la candidiasis mamaria?

La candidiasis mamaria (o micosis mamaria) es una infecci√≥n f√ļngica causada por el hongo Candida Albicans, normalmente presente en nuestra microbiota. Prolifera r√°pidamente en condiciones "favorables": el calor, la humedad (dos factores a menudo agravados por los tejidos sint√©ticos), la toma de antibi√≥ticos (cada vez m√°s frecuente despu√©s del parto), el desequilibrio de la flora intestinal, el exceso de az√ļcar en la madre, la presencia de otro tipo de micosis (por ejemplo, vaginal), las grietas, la fatiga y la disminuci√≥n de la inmunidad explican por qu√© el hongo se desarrolla en exceso, convirti√©ndose en pat√≥geno. En cualquier caso, rara vez se trata de una falta de higiene, como a veces se afirma. Tambi√©n es posible que el beb√© tenga candidiasis bucal, visible por las peque√Īas manchas blancas de su lengua, y que contamine el pecho de la madre.

La candidiasis mamaria frecuente se produce a menudo en los primeros meses de la lactancia. A menudo mal diagnosticada (porque no siempre es visible), puede llevar a un cese temprano de la lactancia si no se trata adecuadamente.

¬ŅQu√© s√≠ntomas presenta la candidiasis mamaria?

Hormigueo en el pecho, picaz√≥n, ardor y sensaciones puls√°tiles desde el pez√≥n hasta la axila, el dolor suele subir a lo largo de los conductos l√°cteos y rara vez pasa desapercibido. Se manifiesta de forma diferente seg√ļn la localizaci√≥n del hongo, su importancia y la sensibilidad de la madre. A veces es tan intenso que se irradia hacia atr√°s. Algunas mujeres incluso tienen la sensaci√≥n de que agujas penetran en el pecho: es realmente muy doloroso.

Se puede distinguir fácilmente del dolor causado por la succión del bebé y de una grieta porque suele aparecer al final de la alimentación o incluso después, entre tomas. Los hongos suelen estar presentes en un solo seno. Los pezones y las areolas pueden tener un aspecto normal o estar descoloridos (más claros), a menudo brillantes. Sin embargo, esto no afecta a la leche, que no tiene un sabor diferente. Si el bebé tiene esta candidiasis en la boca, en forma de muguet, puede resultar incómodo para él y puede tener dificultades para ingerir adecuadamente.

¬ŅA qui√©n consultar?

Lo mejor es consultar lo antes posible a la matrona o a ginecólogo para confirmar el diagnóstico y establecer rápidamente un tratamiento adecuado: lo más frecuente es utilizar un agente antimicótico local en forma de crema o gel oral que se aplica en el pezón y la boca del bebé después de cada toma durante tres semanas.

Tambi√©n se puede administrar un tratamiento oral. No se realizar√° ning√ļn examen especial, salvo una muestra bacteriol√≥gica para diferenciar entre la candidiasis y una posible infecci√≥n bacteriana. Este es un tratamiento bastante largo que a veces uno est√° tentado de detener cuando los s√≠ntomas desaparecen. Pero hay que tener cuidado de llegar hasta el final, y tratar tanto a la madre como al beb√©, si no se quiere correr el riesgo de que vuelva a ocurrir. Cabe se√Īalar que, durante este per√≠odo, la alimentaci√≥n puede continuar con bastante normalidad, ya que el tratamiento es compatible con la lactancia materna.

¬ŅQu√© tratamientos naturales pueden ayudar en caso de candidiasis mamaria?

Si el hongo no es muy grave y no requiere tratamiento, puede manejarse simplemente aplicando una compresa de bicarbonato de sodio diluido en agua en el pezón y la boca del bebé antes y después de cada alimentación. Recuerde tomar una compresa diferente para ti y el bebé".

Si bien la violeta de genciana se suele promocionar como un tratamiento eficaz, también se describe como una sustancia tóxica y potencialmente cancerígena. Por lo tanto, opta por el extracto de semilla de pomelo, aplicado en una solución diluida (5 a 10 gotas en promedio - pero hasta 25 gotas - en 30 ml de agua) con un bastoncillo de algodón a los pezones y a las areolas después de la alimentación. Lo ideal es combinarlo con una ingesta oral de probióticos. Pide consejo a tu farmacéutico de confianza.

Por √ļltimo, limitar el consumo de az√ļcar, ya que promueve el desarrollo de la candidiasis.

No pases por alto las medidas de higiene

Adem√°s del tratamiento, es imperativo respetar las medidas de higiene para detener la candidiasis y asegurarse de que no vuelva a aparecer. En primer lugar, recuerda lavarte las manos antes y despu√©s de cada comida. Seca bien tus pechos con un pa√Īo limpio despu√©s de cada toma. Adem√°s, esteriliza una vez al d√≠a todo lo que entre en contacto con el pecho o el beb√©, incluido la ropa de cama y toallas. Preferentemente s√©calo todo al sol. Lava los sujetadores a alta temperatura (sin mezclarlos con otra ropa sucia) y utiliza almohadillas de lactancia desechables (que deben reemplazarse despu√©s de cada alimentaci√≥n), no lavables, durante la duraci√≥n del tratamiento. Por √ļltimo, no te extraigas la leche durante este per√≠odo, ya que la congelaci√≥n no es suficiente para eliminar el hongo.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!