Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

duerme-pecho

Aunque puede parecerte que tu bebé está dormido, es posible que esté mamando plácidamente. Pero, si no lo oyes succionar o tragar, es posible que se haya dormido durante la sesión de amamantamiento, sobre todo si se ha quedado satisfecho tras una toma larga y provechosa.

No obstante, los bebés que no se agarran correctamente al pecho se duermen frecuentemente en el pecho. Si le ocurre al tuyo, interrumpe la succión y vuelve a colocarte al bebé en el pecho asegurándote de que el pequeño abarca con la boca tanto el pezón como la areola mamaria.

Puedes interrumpir la succión introduciendo un dedo en la boca del bebé a través de la comisura, entre las encías, y girándolo un cuarto de vuelta. (Si separas al bebé del pecho bruscamente, probablemente se asustará y a ti te dolerá el pezón). Tras interrumpir la succión, intenta hacer eructar al bebé y ofrécele el otro pecho.

Si tu bebé se sigue quedando dormido durante las tomas, desvístelo, hazle cosquillas en los pies, hazle eructar frecuentemente o prueba a cambiarle el pañal antes de ofrecerle el segundo pecho.