Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

tiempo dormir

El sueño no es solo una buena experiencia, sino un proceso fisiológico restaurativo de considerable importancia. Ahora es bien sabido que los niños duermen menos de lo que solían hacerlo los de generaciones anteriores. Esto se debe a las demandas de actividades académicas, tanto en casa como en la escuela, deportes, tiempo libre con amigos y en Internet, así como otras actividades extraescolares.

Sueño óptimo

¿Cuánto sueño es óptimo? Varía en cada persona, pero puede definirse como la cantidad de sueño diario que lo mantiene a uno completamente despierto y capaz de desempeñar tareas y actividades con normalidad durante el día. Otros piensan que es la cantidad de sueño que se necesita para despertarse renovado por la mañana.

Además de la duración del sueño, también es importante garantizar una buena calidad del sueño, el momento adecuado (día vs. noche), la consistencia de los patrones de sueño y el sueño continuo.

Efectos negativos de la privación del sueño

El sueño adecuado durante la infancia es esencial para la salud, la memoria, la cognición, el aprendizaje y la estabilidad emocional. Menos horas de sueño durante los primeros tres años de vida se asocia con un comportamiento impulsivo e hiperactivo y un desarrollo cognitivo reducido.

Sin embargo, existe una considerable variación entre individuos y regiones geográficas. Se encuentra que los niños asiáticos duermen 1-2 horas menos que los europeos, en promedio, y aproximadamente 40-60 minutos menos que los niños en los EE. UU.

Algunos de los efectos negativos de dormir muy poco incluyen:

  • Falta de concentración.
  • Fracaso escolar o bajo rendimiento.
  • Depresión.
  • Pobres resultados cognitivos.
  • Lesiones.
  • Riesgo a largo plazo de obesidad, depresión e hipertensión.

Evolución de los patrones de sueño

El sueño del recién nacido se caracteriza por la irregularidad de los ritmos corporales y los largos ciclos de sueño y vigilia, con una duración total de hasta 18 horas para dormir tanto de día como de noche. Las siestas diurnas se acortan con el crecimiento, mientras que el sueño nocturno se vuelve continuo. Incluso en la adolescencia, los niños generalmente requieren alrededor de 10 horas de sueño por la noche.

¿Cómo saber que un niño tiene sueño?

Los niños a menudo no dicen que están somnolientos e incluso lo niegan para evitar acostarse, por lo que los siguientes signos deberían advertirte:

  • Recién nacidos: miran fijamente, movimientos parecidos a marionetas, fruncen el ceño o bostezan, y están inquietos.
  • Bebés mayores: irritabilidad, llanto, más o menos actividad, pérdida de interés en el juego, se frotan los ojos.
  • Los niños pequeños: muestran signos de torpeza, lentitud, nerviosismo, incluyendo lágrimas y rabietas.

Pautas sobre la duración del sueño a varias edades

Las pautas sobre cuánto dormir varían, te presentamos algunas a continuación:

Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre:

  • Recién nacidos: de 16 a 18 horas por día.
  • Los preescolares requieren de 11 a 12 horas por día.
  • Los niños en edad escolar deben dormir por lo menos 10 horas al día.

Las pautas de la Fundación Nacional del Sueño de EE. UU.:

  • Los recién nacidos deben dormir de 12 a 18 horas.
  • Los bebés de 3-11 meses duermen 14-15 horas.
  • Entre 1 y 3 años, los niños duermen entre 12 y 14 horas.
  • Los preescolares duermen 11-13 horas.
  • Niños entre 5-10 años duermen 10-11 horas.

Pautas de Haessler:

  • Los recién nacidos necesitan al menos 15 horas, la mayor parte en la noche y el resto en una o dos siestas de hasta 2 horas.
  • Los niños en edad preescolar necesitan un poco menos, y gradualmente abandonan la siesta cuando comienzan la escuela.
  • Los niños en edad escolar (5-13 años) necesitan al menos 10 horas de sueño por día.

Pautas de National Sleep Foundation:

  • Recién nacidos (hasta 3 meses) deben dormir de 14 a 17 horas (rango: 11-19 horas).
  • De 4 a 11 meses, duermen 16-18 horas (rango: 10-14 horas).
  • Niños 1-2 años duermen 11-14 horas (rango: 9-16 horas).
  • Los niños preescolares entre 3-5 años duermen 10-13 horas (rango: 8-14 horas).
  • Los niños en edad escolar entre 6 y 13 años duermen alrededor de 9-11 años (rango: 7-12 horas).

Es importante que los niños de cada grupo puedan dormir aproximadamente la cantidad correcta de sueño. Un déficit crónico de sueño, ya sea voluntario o forzado, causa una deuda de sueño. Esto se refiere a la cantidad total de horas de sueño que uno pierde.

La siesta

Una siesta es un breve sueño diurno que está destinado a sustituir el sueño nocturno perdido. Aunque se siente refrescante, no puede producir todos los beneficios del sueño nocturno.

La siesta en niños muy pequeños posiblemente se deba a una mayor necesidad de dormir durante las horas diurnas. La duración de la siesta disminuye continuamente desde alrededor de las 7 horas (a lo largo del día) en los recién nacidos hasta los 45 minutos a los 4 años, y luego cesa por completo. Los niños en edad preescolar pueden tener dificultades para permanecer despiertos durante todo un día de actividad, sin embargo, restringir las siestas puede tener un papel negativo en su procesamiento mental.

Si los niños de este grupo de edad no requieren siestas, pueden estar avanzados en su desarrollo cognitivo. Por lo tanto, es importante explorar las razones por las que los niños de este grupo no duermen la siesta. Pueden incluir costumbres culturales, presiones de los padres, maduración biológica o factores temperamentales.

Dormir tarde los fines de semana y días libres

Si bien dormir hasta tarde resulta muy agradable, puede alterar los ritmos de sueño y vigilia del cuerpo si excede un par de horas.

Dormir lo suficiente

Se encontraron resultados cognitivos negativos como resultado de un sueño restringido, pero afortunadamente, la provisión de mejores duraciones de sueño invierte estos hallazgos.

A los niños se les debe decir lo importante que es el sueño en su funcionamiento normal, y se les debe alentar a desarrollar una rutina saludable a la hora de acostarse.