Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hemorragia vaginal irregular

Sangrado vaginal anormal

Durante cada ciclo mensual, el revestimiento de la matriz (útero) se vuelve más grueso en preparación para el embarazo. El período menstrual se produce cuando no se ha producido la fecundación. El revestimiento del útero se desprende y la pérdida es del 50% de sangre, que puede variar de rojo brillante a marrón oscuro. Después de cada período, el ciclo completo comienza de nuevo.

La hemorragia vaginal irregular es cualquier sangrado del área vaginal de una mujer y generalmente se refiere a un sangrado que no es parte de un período regular. El rango de causas incluye infección y cambios hormonales. Si sufres problemas de sangrado continuo, consulta a tu médico para una evaluación completa y asegurarte de que no hay ningún trastorno subyacente que cause el problema.

Una amplia gama de períodos menstruales "normales"

Los períodos difieren de una mujer a otra y de un mes a otro. Un período puede durar de tres a diez días, y ocurre cada tres a seis semanas. Este patrón puede variar con la edad, el estrés, la dieta, el ejercicio y los factores hereditarios. El flujo también puede variar. Se pierden alrededor de 40 ml de líquido, que el cuerpo reemplaza rápidamente.

Es común que las mujeres sufran algunos calambres con su período. Esto se siente justo debajo del ombligo y puede extenderse a las piernas o a la parte baja de la espalda. Puede sentirse como un dolor sordo o una punzada aguda. Durante la regla es común sentirse hinchada y pesada, tener granos, sentirse tensa y emocionalmente sensible, y tener los senos doloridos y el cabello más graso.

Posibles causas de sangrado vaginal

En muchas mujeres, no se encuentra la causa del sangrado irregular. Para otras, la causa depende de su edad y del lugar de la hemorragia. Una vez que se ha descartado el embarazo, algunas de las causas conocidas incluyen:

  • Cambios hormonales.
  • Anticoncepción como la píldora, la inyección o el DIU (dispositivo intrauterino).
  • Infección en la vagina o el útero.
  • Fibromas o pólipos dentro del útero.
  • Traumatismo en la vagina.
  • Algunos medicamentos como los anticoagulantes o los antiepilépticos.
  • Problemas de salud subyacentes.
  • Cáncer en el revestimiento del útero, el cuello del útero o la vagina (raro).

Métodos de diagnóstico

En algunas mujeres, el historial médico y el examen físico son suficientes para que el médico pueda diagnosticar la causa del sangrado irregular. Para otras mujeres, se puede ofrecer una gama de pruebas, incluyendo:

  • Frotis e hisopos cervicales.
  • Prueba de embarazo.
  • Análisis de sangre.
  • Ecografía.
  • Dilatación y raspado (legrado), que implica ensanchar suavemente el cuello del útero y raspar el revestimiento del útero.

Opciones de tratamiento

El tratamiento depende de la causa, pero puede incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios.
  • Antibióticos.
  • Cambio de anticonceptivos.
  • Terapia hormonal.
  • Agentes anti-sangrantes como el ácido tranexámico.
  • Cirugía para extirpar fibromas, pólipos o cánceres.
  • Tratamiento de cualquier problema de salud subyacente.

Cuidados en casa

Si tiene un sangrado irregular, algunas sugerencias generales de cuidado en casa incluyen:

  • Descansar.
  • Seguir una dieta bien balanceada.
  • Ejercicio suave.
  • Llevar un diario de sus síntomas para mostrárselo al médico.
  • Sugerencias para el alivio del dolor

Si sufres de dolor con el sangrado, las sugerencias incluyen:

  • Descansar. Flexiona las rodillas hacia el pecho y recuéstate de lado.
  • Ponte calor, como una bolsa de agua caliente o un saco de trigo, sobre el abdomen.
  • Toma un baño caliente.
  • Usa ropa suelta.
  • Ejercicio suave.
  • Frota o masajea donde te duela.
  • Toma analgésicos como el paracetamol, pero evita la aspirina.
  • Prueba técnicas de relajación.
  • Considera la posibilidad de aumentar la ingesta de magnesio o vitamina B1.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!