Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

legrado

El legrado o raspado de la matriz se realiza en mujeres que sufren interrupciones del embarazo.

Cuando sucede un aborto el útero suele expulsar de forma natural el embrión, pero no siempre ocurre. En tal caso se debe practicar el raspado para limpiar y eliminar los restos de placenta.

Se trata de una operación sencilla que se realiza con anestesia local o general, dependiendo de las condiciones médicas de cada paciente.

El legrado no solo es necesario en casos de aborto, es una práctica necesaria en casos de hemorragias vaginales o cuando el útero presenta algún problema o incluso malformación. En estos últimos casos se obtiene una biopsia mediante esta técnica. Gracias al raspado se puede ver el origen del problema y favorecer su solución.

El legrado se puede realizar de dos maneras:

  • Con un instrumento con forma de cuchara, con un gran mango. Dispone de una lámina curvada, con forma de cúpula con la que se accede al útero y de ese modo se rascan sus paredes para eliminar cualquier resto.
  • Con un sistema de aspiración gracias a una cánula. Este sistema es más moderno y el que se emplea en la mayoría de las ocasiones.

El método de aspiración es menos dañino para la mujer y con un postoperatorio menos doloroso.

Como toda intervención, tiene unos riesgos asociados:

  • Punción del útero.
  • Cicatrización del revestimiento uterino.
  • Desgarro o ruptura del cuello uterino.

Se trata de una intervención de corta duración, una media hora, y gracias a este sistema más moderno de reciente utilización la recuperación de la mujer es mucho más rápida. En apenas una semana podría volver a su vida normal.

Las molestias habituales tras una intervención de este tipo son: sangrado vaginal, cólicos a nivel de la pelvis, dolor de espalda.

No se recomienda el uso de tampones en los ciclos menstruales siguientes. Se deben evitar las relaciones sexuales al menos durante dos semanas. Pasados al menos tres ciclos, en caso de que la mujer desee quedarse embarazada, puede intentarlo.