Cómo superar la pérdida bebe

Existe un porcentaje no despreciable de mujeres que pierden a sus hijos por distintas causas, cuando est√°n a punto de nacer o nada m√°s nacidos. Partos prematuros, errores m√©dicos, complicaciones de √ļltimo momento. ¬ŅQu√© ocurre despu√©s?.

Seg√ļn la OMS, 2,6 millones de ni√Īos mueren cada a√Īo durante el √ļltimo trimestre del embarazo. A pesar de los avances realizados en los √ļltimos 20 a√Īos en el apoyo a las parejas que se enfrentan a esta situaci√≥n, el duelo perinatal sigue sin estar suficientemente reconocido. Sin embargo, es esencial que estos padres puedan hacer su trabajo de duelo.

La muerte perinatal: un proceso de duelo complejo

El duelo perinatal no es un duelo como cualquier otro por varias razones. En primer lugar, porque las parejas que pierden un bebé durante el embarazo o durante el parto no lo han conocido: no tienen recuerdos de momentos compartidos con el bebé, a diferencia de otras situaciones de duelo. La madre sólo puede recordar las sensaciones corporales, las imágenes vistas en una ecografía. El trabajo de duelo debe hacerse, por tanto, en lo imaginario, en lo simbólico, lo que hace que este duelo sea tan intenso y difícil.

Este luto es también particular porque todavía no se reconoce con demasiada frecuencia el sufrimiento que conlleva. Los padres suelen escuchar frases como "eres joven, tendrás otros hijos", "es mejor haberlo perdido ahora que después". Quienes les rodean no siempre comprenden la desesperación de los padres que se enfrentan a la muerte perinatal. Este duelo perinatal es también un duelo particular porque afecta a las mujeres en su feminidad, en su maternidad. La madre se siente culpable y también avergonzada por no haber podido dar a luz a un bebé vivo. La muerte perinatal siempre está vinculada a un fallo imaginario.

Por √ļltimo, otra particularidad de este duelo es que su memoria se reaviva con los embarazos que le siguen. Como vemos, se trata de un duelo complejo con dimensiones f√≠sicas, identitarias (p√©rdida del rol parental y de una parte de uno mismo), narcisistas y fantasiosas (p√©rdida del hijo imaginario y deseado). La muerte perinatal puede experimentarse como un verdadero trauma psicol√≥gico. Lo repentino del suceso, el miedo que generan estas im√°genes de la muerte, la falta de control de la situaci√≥n corresponden al contexto de un suceso traum√°tico. Por lo tanto, el duelo perinatal requiere un apoyo especial por parte de los padres, tanto de forma inmediata como a largo plazo.

Nadie sabe muy bien c√≥mo ayudar a esos padres o qu√© actitud tomar. Los duelos por las muertes perinatales a veces no son reconocidos ni expresados p√ļblicamente. Pero ese beb√© exist√≠a para esa familia, y su p√©rdida necesita un duelo posterior.

En algunos casos ese duelo se ve entorpecido o ignorado por la presi√≥n m√©dica, social o incluso familiar. Al igual que cuando se sufre la p√©rdida de un ser querido, un familiar o un amigo, el duelo perinatal tiene varias fases: negaci√≥n, incredulidad, confusi√≥n, shock, enfado, rabia, tristeza, depresi√≥n, a√Īoranza, desesperaci√≥n, culpa y verg√ľenza. No siguen necesariamente un orden. Pero es bueno conocerlo y asumir que hay que pasar por ello para poder, ya no superarlo, sino aprender a vivir con ello.

Cuando una madre recibe una mala noticia acerca de su beb√© a√ļn no nacido, los expertos recomiendan ante todo inducir un parto vaginal. Es muy importante por varios motivos. Desde el punto de vista f√≠sico esto asegura una mejor recuperaci√≥n de cara a siguientes embarazos y partos. Desde el √°mbito psicol√≥gico el poder dar a luz a ese hijo las ayuda a sentirse realizadas y m√°s tranquilas por haber tenido la oportunidad de parir a ese hijo.

Cuando un hecho así sucede, los hospitales o clínicas tienen un papel fundamental, ya que el apoyo a esos padres dolientes comienza en el mismo momento del ingreso, o del parto. Los profesionales sanitarios deben estar formados e informados de cómo actuar en esos casos, para de ese modo poder ayudar a las familias en esos difíciles momentos.

perdida bebe

Gestos como no mezclar madres dolientes con madres parturientas, apoyo psicológico, explicaciones médicas, información de grupos de apoyo, son fundamentales y necesarios en estos casos.

En hospitales de nueva creaci√≥n ya se habla de ‚Äúcircuitos de duelo‚ÄĚ, dentro del √°rea maternal. No se mezclan padres que han perdido un beb√© con otras familias, y se asigna un espacio concreto para dicho duelo. Esta iniciativa deber√≠a ser copiada por muchos hospitales maternales a fin de facilitar la recuperaci√≥n de la familia.

Por doloroso que sea debemos darnos cuentas que estos casos suceden, y cuando esto pasa los profesionales sanitarios han de estar capacitados para poder afrontar y ayudar a los padres. Se debe asumir que se trata de un duelo, y apoyar a las familias lo m√°ximo posible.

Duelo perinatal: la importancia de reconocer al ni√Īo para aceptar haberle perdido

El reconocimiento del ni√Īo y del duelo de los padres es esencial para que puedan reconstruirse, tener otros proyectos, otros embarazos, aunque mantengan el esp√≠ritu de duelo. No hay nada peor que la negaci√≥n de lo ocurrido a estas parejas. La "desdramatizaci√≥n" o "reducci√≥n de la culpa" impide el acceso a la palabra y "atrapa" a las v√≠ctimas por el hecho de que se encierran en el silencio y ya no se atreven a hablar de ello. No se puede hacer el trabajo de duelo.

Por ejemplo, a las mujeres les resultar√° dif√≠cil pensar en el beb√© que vendr√° en un embarazo posterior si no se menciona al ni√Īo muerto. "Tiene que haber espacio para ambos". Este reconocimiento de la realidad del ni√Īo, que es esencial para comprender la realidad de su muerte, puede llevar tiempo a los padres. Al principio, para algunas personas, no es un beb√© porque les resulta demasiado doloroso pensar que lo es. As√≠ que hablan de un feto, un trozo de √≥rgano. Poco a poco, se dar√°n cuenta de que era su hijo. El reconocimiento puede implicar dar un nombre al ni√Īo, a veces varios a√Īos despu√©s de su muerte, organizar un ritual funerario.

Para que la vida contin√ļe, los padres tambi√©n deben encontrar satisfacci√≥n en la vida de su hijo que muri√≥ antes de vivir, deben poder determinar c√≥mo fue la vida de su beb√©. Todas estas parejas invocan lo simb√≥lico, lo invocan para su beb√© muerto, porque, para perderlo, deben ante todo darse los medios para haberlo hecho existir. Ayudar a realizar este particular trabajo de duelo es el objetivo de las diferentes formas de apoyo que se ofrecen a los padres.

Muerte perinatal: acompa√Īamiento para ayudar en el duelo

Es necesario un trabajo de apoyo espec√≠fico para estas parejas que se han enfrentado a la repentina interrupci√≥n de su futuro como padres. Un trabajo psicoterap√©utico de acompa√Īamiento permite pasar a un "despu√©s", integrar este acontecimiento en una historia de vida.

Algunos centros y asociaciones médicas ofrecen apoyo individual. El terapeuta puede recibir a la madre sola y al padre solo, pero parece importante acudir a las sesiones de apoyo psicológico en pareja. A menudo, las mujeres descubren en este momento que su pareja está sufriendo tanto como ellas, mientras que ellas tienen la impresión de haberlo olvidado; de hecho, muestran menos pena. Otra forma de ayuda que se ofrece a estos padres son los grupos de autoayuda. Responden a las necesidades de estos padres en duelo de conocer a otras personas que han pasado por el mismo tipo de duelo. Las madres siguen acudiendo a esas sesiones de grupo cuando vuelven a estar embarazadas: necesitan estar con mujeres conocidas porque este embarazo les hace sentir culpables; cuando sienten que cada uno de los bebés tiene su lugar, ya no vuelven. Pero no todas las personas que se enfrentan a esta forma de duelo tienen acceso a este tipo de apoyo.

Para que el duelo perinatal se reconozca mejor y, por tanto, se apoye mejor, es necesario realizar investigaciones cuantificadas más allá de las observaciones que se han hecho. Una mejor comprensión de la experiencia psicológica ayudará a las parejas en duelo de la mejor manera posible.

Tambi√©n te interesa leer: ūüĆą Beb√©s Arco√≠ris, un regalo despu√©s de una perdida ūüĆą

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!