¿Dónde ir de vacaciones cuando estás embarazada? viajar, embarazada, verano, vacaciones embarazo

¿Está embarazada y está pensando en dónde ir de vacaciones en verano? El embarazo no es una contraindicación para las vacaciones, pero debes saber que, dependiendo de la etapa de gestación, los destinos y las precauciones a tomar varían.

Escoger el lugar de destino en base a la etapa del embarazo

¿Dónde ir de vacaciones en el primer trimestre de embarazo?

Al principio del embarazo, es probable que te sientas cansada y con náuseas o, por el contrario, en plena forma. Eres quien debe adaptar las vacaciones a tu condición física. Intenta limitar los viajes largos en coche, que son duros para la espalda y favorecen las contracciones tempranas y el riesgo de aborto. Por lo demás, asegúrate de no llevar cosas pesadas, no exponerte a demasiado calor y no forzarte físicamente. También hay que evitar algunos destinos, especialmente aquellos en los que se puede dudar de la calidad y la frescura de la comida local.

¿Dónde ir de vacaciones en el segundo trimestre de embarazo?

El segundo trimestre suele ser el mejor momento para viajar cuando se está embarazada. Hay menos fatiga y la mayoría de las mujeres se sienten muy bien. El riesgo de aborto espontáneo también se reduce en gran medida, lo que suele hacer que te sientas más relajada. Como el tamaño de la barriga sigue siendo razonable, la embarazada puede moverse con facilidad.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

¿Dónde ir de vacaciones en el tercer trimestre de embarazo?

El último trimestre puede ser especialmente estresante y provocar dolores de espalda y una intensa fatiga. El embarazo y las vacaciones no son necesariamente compatibles durante este periodo y debes dar prioridad al descanso. Si aún así quieres irte de vacaciones, opta por un programa de actividades muy ligero que requiera poco esfuerzo y elige un lugar de vacaciones no demasiado aislado, de fácil acceso y cercano a un hospital de maternidad por si el bebé llega de forma inesperada.

Para saber si puedes irte de vacaciones sin riesgos durante el embarazo, no dudes en consultar a tu médico para que te haga un chequeo completo. Podrá informarte de cualquier contraindicación (por ejemplo, no se recomienda viajar si se está esperando gemelos) y darte algunos consejos útiles.

Viajar embarazada: Lo que no puede faltar en tu maleta

Tu historial médico es lo primero que debes meter en la maleta. Si no quieres llevarte todos los originales, lleva fotocopias de los resultados de las pruebas, recetas, etc. Así estarás preparada en caso de un imprevisto, como una consulta médica de urgencia.

Preparar un botiquín también puede ser una buena idea, ya que muchos medicamentos están prohibidos para las mujeres embarazadas. Para saber qué medicamentos debes llevar, no dudes en consultar a tu médico o a tu farmacéutico.

Por último, comprueba si hay un médico u hospital cerca de tu lugar de destino.

El contenido de tu maleta debe ser cómodo. Lleva sólo ropa con la que te sientas a gusto y que te permita moverte libremente. El calzado debe ser cómodo y permitirte caminar sin dolor. Si vas a salir al sol, no olvides la crema solar y la hidratante para cuidarte y evitar la mascara del embarazo.

Embarazo, vacaciones y el medio de transporte

Viajar en tren durante el embarazo

Este es probablemente el modo de viaje más adecuado y seguro para una mujer embarazada. Permite evitar demasiadas sacudidas y, sobre todo, descansar. Si puedes, elige viajar en primera clase, donde tendrás más comodidad y probablemente más tranquilidad. Si viajas en clase normal, reserva un asiento en el pasillo para tener más libertad de movimientos.

Ir de vacaciones en coche durante el embarazo

El coche ofrece una gran libertad de movimientos y también permite parar tantas veces como se quiera para estirar las piernas y tomar aire fresco. Sin embargo, debes tener cuidado de limitar el tiempo de conducción si alternas la conducción con tu pareja. Viajar en coche también puede exponerte a golpes, que pueden ser perjudiciales para tu embarazo, así que evita los viajes largos. Por último, no hay que descuidar el uso del cinturón de seguridad cuando se viaja. A pesar de las molestias que puede causar, sigue siendo la mejor manera de protegerse en caso de accidente.

Viajar en avión durante el embarazo

Muchas compañías aéreas permiten que las familias y las mujeres embarazadas suban al avión con prioridad, para que puedan acomodarse en sus asientos sin estrés. Para prevenir dolencias relacionadas con la altitud, como la mala circulación sanguínea, recuerda meter en tu bolso unas medias de compresión, pueden ser beneficiosas.

Por último, es importante saber que muchas compañías aéreas se niegan a transportar a mujeres embarazadas de más de 7 meses para protegerlas del riesgo de parto prematuro.

La diabetes mal controlada, las anomalías de la placenta, la hipertensión arterial y el riesgo de parto prematuro son contraindicaciones para viajar en avión. Consulta a tu médico u obstetra para saber si puedes viajar en avión durante el embarazo.

Sea cual sea el medio de transporte que elijas, recuerde llevar una botella grande de agua y un tentempié para cuando tengas hambre.

Vacaciones para embarazadas: Destino la costa

El mar y la piscina son ideales durante el embarazo. Puedes nadar durante los 9 meses, siempre que el cuello del útero no esté medio abierto. La natación aligera el cuerpo, ayuda a flexibilizar las articulaciones y prepara el perineo para el parto. Sin embargo, ten cuidado de no esforzarte demasiado nadando demasiado lejos o demasiado rápido y asegúrate de que la temperatura del agua no es demasiado fría. Aunque la natación es muy beneficiosa durante el embarazo, deben evitarse los deportes acuáticos como el surf, el buceo y el windsurf. Si eliges un destino costero para tus vacaciones, piensa también en la talasoterapia prenatal.

Vacaciones para embarazadas: Destino campo y montaña

Las montañas son también una muy buena opción de destino para alejarse de todo mientras se espera al bebé. Aprovecha para recargar las pilas, salir a pasear y disfrutar de la naturaleza durante estas merecidas vacaciones. Si te apetece hacer senderismo, limita tus esfuerzos y procura no subir nunca por encima de los 2000 metros para preservar la oxigenación de tu bebé. Y sea cual sea la etapa de tu embarazo, olvídate de las actividades arriesgadas como la bicicleta de montaña, la escalada, la espeleología, etc.

Vacaciones para embarazadas: ir al extranjero

En cuanto a ir al extranjero, es muy posible, pero infórmate de las enfermedades contra las que debes protegerte antes de salir, porque algunas vacunas están contraindicadas durante el embarazo. En cualquier caso, pide consejo a tu médico. También es aconsejable no superar las 4 zonas horarias. Una vez allí, ten especial cuidado con los mosquitos, la comida local (consume solo alimentos cocinados) y el agua, ¡que siempre debe ser embotellada! â‡’ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

Elige unas vacaciones relajantes

En general, hay que evitar los destinos turísticos demasiado calurosos y que requieren demasiado tiempo de viaje. No hace falya irse muy lejos. Las vacaciones en la montaña o en el campo cerca de tu lugar de residencia pueden ser especialmente agradables, ya que permiten pasear al aire libre. Optar por unas vacaciones cerca de un centro de talasoterapia o de un centro de bienestar es también una opción interesante. Podrás concederte unos días de relajación (tratamientos faciales y de modelado, baños, gimnasia suave...).

⇒ El Sol en el embarazo ¿Cómo protegerse?

⇒ Embarazo ¿Cómo disfrutar de la piscina y la playa sin riesgos?

⇒ Â¿Bañador de una o dos piezas durante el embarazo?

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños