Cómo superar los miedos del embarazo

Estar embarazada es una fase imprevisible, con muchos cambios que afectan a tu vida diaria. Es habitual que muchas mujeres sientan miedo ante su embarazo. Junto con muchos cambios físicos, el embarazo también conlleva una serie de cambios emocionales y mentales. A continuación, te presentamos algunas de las causas más comunes de los miedos relacionados con el embarazo y consejos para superarlos.

Causas comunes de los miedos en el embarazo

La salud del bebé por nacer es la causa más común de preocupación para la futura madre. Esto se ve exagerado por varios desencadenantes, que pueden convertirlo en un miedo real. Estos desencadenantes incluyen:

  • Dolor de espalda.
  • Dolor abdominal.
  • Dolor en el parto.
  • Falta de apoyo emocional y físico de las personas que rodean a la futura madre.
  • Caso anterior de embarazo difícil.
  • Antecedentes de abortos espontáneos.
  • Algunas escenas del embarazo en la televisión.
  • Leer sobre embarazos difíciles en Internet.
  • Mujeres con mala salud en general.
  • Mujeres que no tienen ingresos estables.

Identificar la raíz del miedo es el primer paso para combatirlo.

Miedos comunes durante el embarazo y formas de afrontarlos

Aborto espontáneo

Uno de cada cuatro embarazos acaba en aborto espontáneo, por lo que es un gran temor para las mujeres embarazadas. De hecho, es uno de los temores más comunes en el primer trimestre, cuando se producen la mayor cantidad de cambios físicos en el cuerpo, junto con las náuseas y los mareos matutinos. La mejor manera de afrontar este miedo es hablar con tu médico y otros expertos y exponer tus preocupaciones de forma abierta.

Falta de nutrición para el bebé

Este miedo suele derivarse de las náuseas matutinas. El razonamiento que subyace a este temor es que si una mujer embarazada no es capaz de retener los alimentos, el bebé que se está desarrollando no está recibiendo suficiente nutrición para su correcto crecimiento. Si las náuseas matutinas son insoportables, debes pedir consejo a tu médico. Sin embargo, puedes estar segura de que el bebé está recibiendo los niveles necesarios de nutrición de tus reservas, y aunque tú tengas hambre, lo más probable es que el feto esté bien.

Bebé prematuro

Una de las preocupaciones más comunes es el miedo al parto prematuro y a las complicaciones que tendrá que superar el bebé por ser prematuro. Sin embargo, sólo un 1% de los bebés nacen prematuros. Cuando vayas a tus revisiones periódicas, tu médico comprobará si hay alguna irregularidad e intervendrá si se detecta algún problema. La mayoría de los bebés nacidos prematuramente después de la semana 26 sobreviven, y los nacidos después de la semana 30 no sufren complicaciones graves.

Dolor de parto

Este miedo tiene que ver más con la madre que con el bebé. Por lo general, este miedo proviene de escuchar historias de terror de otras amigas o incluso en Internet. Si te preocupa mucho el dolor, puedes consultar las opciones con tu médico. Hay muchas formas en las que el médico y su equipo pueden controlar el dolor durante el parto, y puedes explorar cada opción antes de fijar un plan para el parto.

El estrés perjudica al bebé

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Con el embarazo no sólo llegan los miedos, sino también el estrés por toda una serie de cuestiones. Desde poder acomodar económicamente a un nuevo miembro hasta saber cómo comer durante el embarazo, hay muchas cosas de las que preocuparse. Sin embargo, a algunas madres les preocupa que su estrés perjudique a su bebé. Aunque esto es perfectamente natural, también hay que saber que es igual de fácil reducir los niveles de estrés. Apúntate a una clase de meditación o practica algo de yoga prenatal bajo la recomendación de tu médico y la orientación de un profesional experto. Pronto descubrirás que tus niveles de estrés son más manejables.

Un bebé poco saludable

La mayoría de las madres tienden a preocuparse por la salud de su bebé tras su nacimiento. Podría nacer con un defecto o una enfermedad congénita que podría afectar a su calidad de vida. Recuerda que la mayoría de estas afecciones pueden detectarse durante las revisiones rutinarias, por lo que estarás preparada en caso de que se produzca esta situación. Con los avances de la medicina moderna, no hay mucho que los médicos no puedan subsanar.

Dañar al feto

A las futuras madres les preocupa que puedan volcarse mientras duermen, o tener una caída, o verse envueltas en cualquier percance que pueda dañar al bebé. Sin embargo, deben estar tranquilas sabiendo que el feto está envuelto en un líquido conocido como líquido amniótico. Este líquido no sólo proporciona nutrición al feto, sino que también actúa como amortiguador. Es poco probable que una caída o un percance habitual afecten al feto, y seguro que tu bebé estará bien.

Ser una buena madre

En los tiempos que corren, una de las mayores preocupaciones es no ser una buena madre para tu bebé. Las mujeres se preocupan por saber cómo hacer cosas como cambiar los pañales o alimentar al bebé, o qué harán si éste enferma. Aunque estos temores son muy reales y naturales, debes saber que no estarás sola en tu viaje como madre. Aunque no tengas pareja, puedes contar con tu familia y amigos para que te ayuden y te aconsejen cuando lo necesites. También tendrás a tu médico para hacerle preguntas relacionadas con la salud de tu hijo. Aprovecha el tiempo que tienes durante el embarazo para leer buena información sobre la maternidad, no sólo para saber qué esperar, sino también para disipar cualquier temor que puedas tener de no ser una buena madre.

Para concluir

Aunque estar embarazada puede ser emocionante y satisfactorio, también puede hacer aflorar muchos miedos y preocupaciones. La mejor manera de hacer frente a estos temores y de no estresarse es rodearse de un sistema de apoyo que tenga en cuenta tus intereses y los de tu bebé. Una forma sencilla de superar los miedos al principio del embarazo es hablar con tu médico sobre ellos. Tu médico podrá tranquilizarte o prepararte para afrontar algunos de estos miedos. Recuerda rodearte de positivismo, y seguro que tu embarazo será una bonita experiencia.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.