¿Cómo afrontar sola el embarazo? La soledad de la embarazada, me siento sola en el embarazo

Hay muchas razones por las que una nueva mamá puede pasar por el embarazo y el parto sin su pareja. Algunas madres saben desde el principio que van a recorrer este camino solas; a otras les cambian las circunstancias durante el embarazo y eso hace que su pareja esté ausente. Quizá el padre tenga que viajar con frecuencia por motivos de trabajo, haya fallecido, esté destinado en otro lugar o tal vez os separéis.

Si estás pasando por alguna de estas situaciones, debes saber que no tienes que pasar por esto sola. Es normal sentirse preocupada algunos días y confiada otros: el embarazo tiene altibajos. Pero puedes hacerlo. Espero que estos consejos te ayuden a sentirte más segura a lo largo de tu embarazo y durante el parto.

Qué hacer y qué evitar cuando se está embarazada sola

Atravesar el embarazo sola no es fácil para una mujer, ya que es un periodo realmente delicado. Este estado particular puede hacer aflorar todo tipo de sentimientos y comportamientos como la ansiedad y la hipersensibilidad. Que no tengas pareja no significa que no puedas disfrutar de esta hermosa aventura. Sigue estos  consejos y verás que esta espera de la llegada del bebé es el momento más bonito de tu vida.

Evita aislarte

Cuando eres una madre soltera, tiendes a aislarte. Aunque estés sola, no tiene por qué ser un motivo para que te alejes de todo. La clave es saber rodearse de gente. Las personas que te rodean desempeñan un papel importante, ya sean familiares, amigos o vecinos. Puedes encontrar ayuda en estas personas. La situación no es fácil ni siquiera para una mujer acompañada por el padre del bebé. Por eso, para las que están solas, estar con quienes les rodean es un paso esencial para abrirse al mundo exterior.

Aislarse no es una solución, no sería favorable ni para el bebé ni para la madre. Acercándote cada vez más a tu familia y amigos, participando en diversos eventos de tu ciudad o pueblo, puedes librarte de la soledad. Es confiando en el mundo exterior como podrás librar esta batalla. También puedes encontrar ayuda en los centros para familias monoparentales, donde puedes conocer a gente y obtener algún consejo.

Durante el embarazo:

  • Es bueno tener un grupo de amigos o familiares que puedan rotar y acompañarte a tus revisiones prenatales y asistir a las clases contigo (como las clases de preparación al parto, las clases de cuidados del recién nacido y las clases de lactancia).
  • También deberías tener a alguien de guardia que te lleve al hospital cuando estés de parto. Esa misma persona u otra diferente puede llevarte a casa. Después de tener un bebé, es mejor evitar conducir durante unos días. Necesitas curarte y recuperarte.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

En casa con el bebé:

También querrás contar con algunas de esas personas que te apoyan para que te ayuden una vez que vuelvas a casa del hospital. Tener un recién nacido es extremadamente agotador y exigente. La mayor parte del tiempo, estarás demasiado cansada para cocinar regularmente para ti, lavar la ropa, limpiar los platos, etc. Tener a alguien que te ayude es lo mejor que puedes hacer. Algunas mujeres también contratan a una doula posparto para que les ayude en esos difíciles primeros días y/o noches en los que las cosas se vuelven abrumadoras. Cuidar de un bebé es un trabajo de 24 horas al día, 7 días a la semana.

Toma las decisiones que sean mejores para ti, no para los demás

Bloquea el ruido. No tomes tus decisiones basándote en lo que los demás quieren para tu vida. En última instancia, necesitas un apoyo positivo durante este tiempo. Se trata de tu bebé y de tu embarazo, y tú puedes elegir cómo hacerlo todo. También puedes elegir distanciarte de quienes te empujan en una dirección que no quieres.

Aliviar el estrés

El estrés puede hacer que el embarazo sea aún más difícil tanto para ti como para tu hijo por nacer. Aliviar el estrés es muy beneficioso para una mujer embarazada. Las futuras madres que se sientan preocupadas o agotadas deben practicar técnicas de relajación como ejercicios de respiración y meditación para centrarse y calmar los nervios. Otras ideas de actividades relajantes son leer y hacer ejercicio.

Hazte con algunas amigas madres solteras

Es importante encontrar a otras mujeres que estén pasando por el mismo camino que tú. Las madres solteras podrán relacionarse con tu vida cotidiana; podrán compartir los altibajos de la crianza en solitario y podrán darte consejos y recomendaciones sobre lo que ha funcionado para ellas y sus bebés y lo que no.

¿Cómo se puede conocer a estas mujeres y hacer nuevas amistades? La mejor manera es salir a la calle. Apúntate a diferentes clases y grupos de encuentro. Los grupos de apoyo a la lactancia materna, las clases de preparación al parto, los distintos foros en línea, etc. También hay muchos grupos en las redes sociales para padres solteros que pueden ser útiles. Todas estas son formas estupendas de conocer a otras mujeres y hacer nuevos amigos.

Aprende a pedir ayuda y a aceptarla

Es difícil pedir ayuda... y aceptarla. Creemos que podemos hacerlo todo, pero eso no es realista. Cuando estás embarazada o cuando tienes un recién nacido, no deberías tener que hacerlo todo tú sola. No tienes que demostrar nada a nadie. Aprende a pedir ayuda, ya que es posible que tus seres queridos no te la ofrezcan. No es que no quieran ayudar. Es que no saben cómo hacerlo.

Haz que funcione en el trabajo

El embarazo es un proceso agotador. Hay momentos en los que puedes sentir náuseas, dolor y estar completamente agotada. Por eso, a veces puede resultar difícil seguir el ritmo de las exigencias del trabajo. Te recomiendo que hables con tu jefe y seas sincera con lo que estás pasando. Si lo estás pasando mal, explícale que tienes dificultades y sugiérele a tu empleador formas de ayudarte a mantener tu carga de trabajo normal. Tal vez puedas trabajar desde casa. Tal vez puedas entrar a una hora más temprana para salir antes o entrar más tarde y quedarte hasta más tarde (si las mañanas son las horas en las que no te sientes bien).

Encuentra lo que funcione mejor para ti y para tu trabajo. No tengas miedo de hablar con tu jefe y pedirle flexibilidad. La mayoría de los empresarios quieren que sigas haciendo tu trabajo lo mejor posible y están más que dispuestos a ser flexibles para ayudarte a sentirte mejor y a seguir haciendo tu trabajo. También, ser abierta con tus compañeros de trabajo es una gran idea porque algunos de ellos pueden ser capaces de ayudar.

Encontrar ayuda financiera

Hay ayudas y subvenciones gubernamentales para las madres solteras. Tanto si crees que necesitas el dinero como si no, es una buena idea que averigües qué hay disponible para ti si alguna vez necesitas una ayuda económica extra. Para más información, puedes pedir consejo a un asistente social sobre dónde informarte de las ayudas económicas disponibles.

Tener un compañero de parto

Todas las parturientas deberían tener un compañero de parto a su lado. Ya sea su pareja real, su madre, su hermana o una amiga, tener a alguien que se preocupe por ti en la sala de partos en tu momento más vulnerable, el día en que te conviertes en madre, es lo más beneficioso que puedes tener contigo. Pueden proporcionar un apoyo emocional que nadie más puede ofrecer.

Además, te recomiendo que comuniques tu situación al hospital o al centro de maternidad y a su personal (si te sientes cómoda) para que te den un apoyo adicional. También deberías decirles si hay alguien que no quieres que esté contigo en la habitación durante el parto.

Contratar a una doula

Las doulas son profesionales del parto formadas que ofrecen apoyo físico, emocional e informativo a las mujeres durante el embarazo, el parto y el nacimiento. Tu doula podrá guiarte a lo largo del embarazo, durante el parto y apoyarte durante el pujo y el parto. Abogan por ti y protegen tu experiencia de parto para que puedas tener el mejor resultado y experiencia posibles. Puede ayudarte dándote un masaje en la parte baja de la espalda, ayudarte con la respiración, ayudarte a cambiar de posición para que sea lo mejor para ti y para tu bebé, traerte trocitos de hielo o agua, y mucho más.

Sin una pareja, una doula es una necesidad. Son tu hoja de ruta para el parto y el nacimiento. Incluso con un compañero de parto allí, esa persona necesita ayuda para apoyarte también, una doula de parto puede hacer eso. Está ahí para apoyar plenamente a la madre y ayudarla a tener la mejor experiencia de parto y nacimiento posible.

Preparar la llegada del bebé

Como estás sola, todo recae sobre tus hombros. Habrá muchas cosas que gestionar, como el trabajo o las tareas domésticas. Pero ante esto, tendrás que preparar las cosas del bebé, hacer una lista de todo lo que vas a necesitar y hacer algunas compras con antelación para no agobiarte el gran día. Lo importante es mantener siempre la calma y ser positiva.

Sé positiva

Pasar por un embarazo y un parto sin pareja puede ser muy difícil, pero es importante recordar los aspectos positivos. He aquí algunas cosas que debes recordar:

  • Recibirás el doble de abrazos y besos.
  • Serás el mundo entero de tu bebé y su persona número uno.
  • No hay que hacer concesiones en cuanto a los nombres del bebé: el nombre que te guste y elijas será el que reciba. Nombres de Niños Nombres de Niñas
  • Podrás elegir cómo criar a tu hijo y no tendrás que hacer concesiones en cuanto a los estilos de crianza.
  • Enseñarás a tu bebé a ser fuerte e independiente.

Celebra este momento y a tu bebé

Este sigue siendo un momento increíble en tu vida, y hay que celebrarlo. Si quieres levantar el ánimo, aquí tienes algunas ideas:

  • Celebra un baby shower
  • Celebra una fiesta de despedida de soltera
  • Recibe un masaje prenatal
  • Hazte fotos de maternidad
  • Hazte un molde de barriga para recordar tu barriga. Puedes comprarlo â‡“

Sobre todo, intenta centrarte en toda la felicidad y el amor que te aportará tu bebé. Es importante que recuerdes todo lo que puedes darle a tu hijo y no pienses en las cosas que crees que le faltan. Un bebé no necesita a tu pareja ausente; si tú le acoges y tu "tribu" le apoya, eso es todo lo que necesita.

Otros consejos para un embarazo saludable

Beber agua regularmente

Mantén tu salud y la de tu bebé bebiendo agua. Todo ser humano necesita beber al menos 1,5 litros al día. Por eso, cuando se está embarazada hay que beber aún más para mantener el cuerpo hidratado. Es una tarea difícil, sobre todo durante los tres primeros meses, pero hay que hacerlo. Puedes beber aguas aromáticas caseras o infusiones para calmar tu cuerpo. Existen infusiones totalmente naturales que pueden aliviar los malestares del embarazo.

Evitar ciertos productos

Toda futura madre debe tener cuidado con su dieta. Algunos alimentos deben evitarse durante el embarazo porque pueden afectar al feto y a la madre. El alcohol debe evitarse porque es perjudicial para el sistema nervioso del feto. El tabaco, la cafeína y la teína no son buenos para las mujeres embarazadas. Estas sustancias aumentan el riesgo de problemas obstétricos. También debes evitar el uso de aceites esenciales durante el embarazo, ya que es peligroso para ti y para tu bebé.

Adoptar un estilo de vida saludable

Para una mujer embarazada, es importante tener un buen estilo de vida. Por ejemplo, lávate siempre las manos con jabón después de ir al baño, después de cada actividad y después de tocar un animal. Limpia las frutas y verduras antes de comerlas, pásalas por agua con vinagre, para eliminar todas las bacterias.

Optar por comidas equilibradas

A veces, cuando estás sola, quieres comer de todo, pero no te dejes llevar, ya que puedes acabar con kilos de más. En caso de que no puedas dejar de comer durante todo el día, divide tus comidas en cinco comidas al día. De este modo, evitarás picar. Para combatir el estreñimiento, elige alimentos ricos en fibra.

Ser físicamente activa

Estar embarazada no significa estar enferma. Así que no dudes en hacer actividad física durante el embarazo. Esto te ayudará a reducir el riesgo de diabetes gestacional en un 50% y de preeclampsia en un 40%. Vivir el embarazo sola no se te hará cuesta arriba, ya que aliviará tu cuerpo y tu mente. Practica deportes suaves como la natación o el senderismo.

Rechazo, tristeza

A veces, como reacción, la mujer embarazada abandonada rechaza a su bebé, como un gesto inconsciente, significando así indirectamente que lo considera responsable de la partida del padre. No debes dejarte llevar por este comportamiento porque, por un lado, el bebé no tiene nada que ver y, por otro, se corre el riesgo de llevar a la madre a un estado de depresión que puede agravarse a lo largo de los 9 meses de gestación. No esperes, en este caso, a reaccionar, planteando el tema a tu médico o ginecólogo obstetra, que podrá derivarte a un profesional de la psicología si lo considera necesario.

Puedes hacerlo

Estar embarazada sin pareja puede hacer que cualquier mujer se sienta asustada y preocupada, pero lo que toda mujer debe entender es que todas las futuras mamás sienten miedo en algún momento de su embarazo. Tu vida está a punto de cambiar para siempre. Estás a punto de ser madre y nada volverá a ser igual. Eso es algo que asusta a cualquiera.

Es normal que te sientas preocupada. Sin embargo, es importante ser positiva y pensar en lo bueno. Estás a punto de traer una vida al mundo. Este pequeño humano es una parte de ti... para siempre. Serás una madre maravillosa, y serás un modelo increíble para tu hijo. Que no tengas pareja no significa que seas menos madre o que no puedas ofrecerle una vida feliz y plena. Tú puedes, mamá. Cree en ti misma y piensa que puedes hacerlo con la ayuda de tu gente.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños