¿Cómo afecta el gluten en el embarazo?

Si tienes una sensibilidad al gluten durante el embarazo, los problemas son diferentes, porque no sólo el consumo de gluten te causará problemas a ti, sino que también es posible que tu bebé tenga que sufrir las consecuencias.

¿Qué es el gluten?

El gluten no es más que una sustancia que se forma cuando se combinan dos proteínas específicas. Esto suele ocurrir en varios granos que pertenecen a la familia de los cereales, el más popular es el trigo. Es la presencia del gluten, junto con otra serie de compuestos a base de proteínas, lo que permite que una masa elaborada a partir de un grano sea elástica y se pueda moldear en diversas formas.

¿Qué es la intolerancia al gluten?

Para ciertas personas, su organismo no puede sintetizar la presencia de gluten en los alimentos. Esto da lugar a numerosos problemas al consumirlos, todos ellos derivados del intestino y que afectan al sistema digestivo en las fases iniciales. Esto empieza a manifestarse en condiciones en las que el sistema inmunitario del intestino empieza a atacar los tejidos sanos del propio intestino, debido a la presencia de gluten en sus conductos. Esto también se denomina enfermedad celíaca y puede ser bastante perjudicial.

Signos y síntomas de la intolerancia al gluten

Los signos y síntomas de la intolerancia al gluten no se limitan simplemente al interior del cuerpo, sino que pueden observarse de diversas formas en varias zonas del cuerpo.

Problemas de la piel

Una de las principales reacciones que experimenta el organismo ante el consumo de gluten es tratarlo como un elemento extraño y perjudicial que debe ser eliminado. La reacción natural del cuerpo es, por tanto, activar el sistema inmunitario para combatir su presencia. Esto también puede dar lugar a la formación de una sustancia llamada inmunoglobulina A, o IgA. Esta empieza a encontrar su camino hacia las capas superiores de la piel y acaba creando paquetes de depósitos en esa zona. El resultado de esto es la formación de varias ampollas en la superficie de la piel que están llenas de agua y pueden parecerse a los granos también.

Cansancio

La presencia del gluten en el cuerpo hace saltar las alarmas internas, y el organismo hace uso de toda la energía y recursos que tiene para protegerse de la infección externa y hacer todo lo posible para mantener intactos los demás procesos. Esto tiende a consumir muchas fuerzas del interior, haciendo que la persona se sienta cansada o aletargada sin razón.

Dolores de cabeza intensos

En las mujeres embarazadas, los dolores de cabeza parecidos a la migraña pueden deberse a diversas razones, pero no se puede descartar que la alergia al gluten sea un factor. Varios estudios han indicado la presencia de fuertes dolores de cabeza en mujeres que han tenido sensibilidad al gluten, así como en otras pocas que padecen la enfermedad celíaca. Independientemente de la razón de la sensibilidad, la investigación también ha demostrado una notable mejora en los dolores de cabeza de las mujeres embarazadas una vez que optaron por una dieta libre de gluten.

Pérdida de peso

Un resultado peligroso de la intolerancia al gluten podría ser una pérdida de peso repentina e imprevista, incluso cuando la dieta y los patrones de alimentación se han mantenido sin cambios. Esta pérdida de peso podría resultar bastante perjudicial para el bebé.

Problemas dentales

Varios estudios han relacionado la formación de úlceras en la boca con la sensibilidad experimentada hacia el gluten. Estos problemas dentales van desde la susceptibilidad a la formación de caries y dientes cariados, hasta las llagas recurrentes en la boca.

Enfermedades autoinmunes

Existen numerosas enfermedades que parecen desencadenar el sistema inmunitario de un organismo que comienza a atacar al propio cuerpo. La sensibilidad al gluten ha sido calificada como una razón principal en este sentido, donde el consumo de productos a base de gluten ha llevado a una reacción autoinmune en la persona.

Dolor en las articulaciones

Muchos fisioterapeutas y especialistas en huesos han descubierto conexiones entre el dolor en las articulaciones, las afecciones parecidas a la artritis y la sensibilidad al gluten en la misma persona. La intolerancia al gluten provoca muchas articulaciones inflamadas y su dolor.

Pensamiento confuso

La presencia del gluten hace que el cuerpo genere una sustancia como la IgG o inmunoglobulina G. Estas actúan como anticuerpos en primer lugar, pero también suelen afectar a la salud mental de la persona. Así, muchas personas con intolerancia al gluten se quejan de sentirse confundidos o simplemente de no poder pensar correctamente.

Depresión

Este impacto en la salud mental y el bienestar de una persona puede dar lugar a un desequilibrio de los estados de ánimo, dando lugar a ansiedad o incluso a síntomas de depresión en una persona con intolerancia al gluten.

Complicaciones de tener intolerancia al gluten durante el embarazo

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

Las complicaciones de consumir gluten teniendo una sensibilidad al mismo durante el embarazo pueden ser graves, así como debilitantes en el peor de los casos.

  1. El niño corre un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud mental como la esquizofrenia.
  2. Se puede desencadenar un parto prematuro que lleve a dar a luz a un mortinato o a un niño anémico con un peso muy bajo.
  3. La presencia de la enfermedad celíaca puede dificultar la absorción de nutrientes de los alimentos, afectando al crecimiento del bebé.
  4. Las molestias en el tracto gastrointestinal pueden hacerse crónicas debido al consumo continuado.
  5. El revestimiento del intestino delgado podría resultar completamente dañado, lo que daría lugar a complicaciones en el embarazo.
  6. El desencadenamiento constante de problemas con el gluten podría incluso provocar un aborto espontáneo del feto.

Dieta sin gluten durante el embarazo

Productos lácteos

Consumir productos lácteos reduce las posibilidades de que el gluten entre en tu cuerpo y te proporciona el calcio y las proteínas que necesitas para el crecimiento del bebé.

Carne y otros alimentos no vegetarianos

El pollo, los huevos, la carne, el pescado y muchos otros productos no contienen gluten y aportan numerosos minerales y elementos como el zinc y el hierro que benefician tanto a la madre como al niño.

Verduras y frutas

Opta por las verduras de hoja verde, ya que son una rica fuente de hierro y vitamina A. Acudir a una amplia variedad de frutas también aporta a tu cuerpo las vitaminas necesarias.

Semillas y frutos secos

Las nueces, las almendras y muchas otras semillas no contienen gluten, pero contienen ácidos omega-3 que benefician el crecimiento del bebé. La presencia de fibra ayuda también a aliviar el estreñimiento.

Cereales integrales

Los cereales integrales sin gluten y opciones como el arroz y el maíz, entre otros, te garantizan la fuerza necesaria para seguir adelante con tu embarazo.

Consejos para un embarazo saludable

Una mujer con sensibilidad al gluten puede llevar un embarazo saludable sin preocupaciones teniendo en cuenta algunos consejos:

  • Evitar por completo el tabaco y el alcohol.
  • Mantener la paz mental y reducir el estrés.
  • Alejarse de las salsas y los aderezos.
  • Mantenerse hidratada y beber agua para facilitar el movimiento intestinal.
  • Opta por alimentos naturales que puedan equilibrar los nutrientes que se obtienen del gluten.
  • Elige alternativas sin gluten para satisfacer tus antojos durante el embarazo.
  • El ácido fólico y otros suplementos deben tomarse sólo por recomendación del médico.
  • Sé extremadamente vigilante y estricta a la hora de mantenerte alejada de los productos alimenticios con gluten.

El resultado de una reacción al gluten es lo suficientemente alarmante para una persona, y se agrava aún más por sus efectos en el bebé. Lo primero que debes hacer es trazar un plan de alimentación sin gluten durante el embarazo. Cumplirlo puede ayudarte a evitar la mayoría de los problemas a los que podrías enfrentarte durante tu embarazo.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños