¿Cómo es el dolor de los senos en el embarazo?    ¿Cuándo empieza el dolor de pechos en el embarazo?

El embarazo puede ser manifestado por el dolor y la tensión en los senos. Sin embargo, no se trata de un signo específico, y el hecho de que te duelan los pechos puede tener muchas causas. Aunque las molestias son temporales, conocer las causas te permite actuar para limitar las molestias y preocupaciones que inevitablemente experimentas cuando te duelen las mamas.

La interrupción de la menstruación no siempre es la primera señal de que estás embarazada. A menudo, la futura madre no sabe que está embarazada y, ante el dolor de mamas, piensa que sólo se trata del síndrome premenstrual. Este dolor mamario puede ir desde una sensación de tirón hasta una sensibilidad que hace que un simple roce sea una auténtica tortura.

¿Por qué duelen los pechos durante el embarazo?

Los cambios que provoca el embarazo repercuten en todos los órganos que intervienen en el desarrollo y la supervivencia del bebé. Los senos son órganos que desempeñan un papel importante en la nutrición del niño. Gracias a las hormonas de la lactancia, las glándulas mamarias fabricarán y producirán leche para alimentar al bebé. Los senos también son órganos sensibles a los cambios hormonales.

El dolor de pecho durante el embarazo se debe a la implantación del embrión en el útero. Esto va acompañado de un aumento de la producción de hormonas como el estrógeno y la progesterona. Como resultado de estas hormonas, la capa de grasa que cubre la glándula mamaria se vuelve más gruesa. Al mismo tiempo, las glándulas mamarias también aumentan de tamaño, provocando opresión.

El dolor de pecho durante el embarazo suele ser temporal y rara vez va más allá del primer trimestre. Tras este periodo, los niveles hormonales tienden a estabilizarse. El dolor disminuirá gradualmente durante el segundo trimestre.

¿Cómo se describe el dolor de pecho durante el embarazo?

Es difícil describir el dolor en el pecho durante el embarazo, sobre todo porque difiere de una persona a otra. Para algunas, es sólo una pesadez, mientras que para otras es un tirón o un cosquilleo. Tanto si sientes una simple molestia como una pesadez insoportable, hay varias formas de caracterizar el dolor de pecho y explicárselo a tu médico. Él te aconsejará con más precisión sobre lo que debes hacer.

El pecho es una estructura que no se limita a los senos. Los senos están formados por las glándulas mamarias y la capa de grasa y piel que las rodea. Detrás de ellas hay una estructura ósea y muscular que comprende las costillas y los músculos pectorales e intercostales. Cuando se tiene dolor de pecho, todos estos componentes pueden estar implicados, además del corazón y los pulmones.

El dolor de pecho durante el embarazo puede afectar a los pezones, al interior de la glándula o a la piel. Puede ser un dolor agudo o crónico. Para que tu médico pueda evaluar tu dolor, califícalo en una escala del 1 al 10, siendo el 10 el pico insoportable. En los primeros meses de tu embarazo, el dolor de pecho puede tener una calificación de 5. En el segundo trimestre, puede calificarse de 3 y luego de 2.

¿Qué se puede hacer para reducir el dolor del pecho durante el embarazo?

Para reducir el dolor de las mamas durante el embarazo, adquiere un buen sujetador. Elige un algodón suave. Los sujetadores deportivos proporcionan más sujeción y son más adecuados para dormir.

Para prevenir la aparición de las estrías que acompañan a la rápida distensión de la piel de los senos, utiliza cremas o aceite de almendras dulces para masajear suavemente los senos. Tendrán el efecto añadido de aliviar tu dolor. Basta con hacer varios círculos suaves con los dedos y luego con las palmas de las manos.

Por último, alternar pulverizaciones de agua fría y caliente puede aliviar la tirantez de los pechos durante el embarazo, al tiempo que se mantiene la elasticidad de la piel.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños