¬ŅSe puede tener un ictus estando embarazada?

¬ŅSe puede tener un ictus estando embarazada?

El ictus es un problema de salud importante, que provoca un gran n√ļmero de muertes y discapacidades cada a√Īo. Por ello, es posible que te preguntes por el fen√≥meno del ictus durante el embarazo. Un ictus es una p√©rdida aguda (repentina) de la funci√≥n del sistema nervioso central, debida a un problema en un vaso sangu√≠neo. Los accidentes cerebrovasculares se clasifican en hemorr√°gicos (un vaso sangu√≠neo se ha roto) o isqu√©micos, lo que significa que hay una escasez de suministro de sangre a los tejidos, debido a la obstrucci√≥n de los vasos sangu√≠neos. Los accidentes cerebrovasculares isqu√©micos se clasifican a su vez en accidentes cerebrovasculares tromb√≥ticos (debidos a un co√°gulo sangu√≠neo, o trombo, que obstruye el vaso en el mismo lugar donde se inici√≥ el trombo) y accidentes cerebrovasculares emb√≥licos (embolia cerebral).

Las mujeres embarazadas pueden sufrir distintos tipos de ictus. En los casos en que el ictus es emb√≥lico, el coraz√≥n es el origen de los √©mbolos que llegan al cerebro, ya sea por una intervenci√≥n quir√ļrgica del coraz√≥n, por problemas con una v√°lvula del lado izquierdo del coraz√≥n (v√°lvula a√≥rtica y v√°lvula mitral), por una infecci√≥n de la capa interna del coraz√≥n (endocarditis), por un aneurisma en la pared del coraz√≥n o por una fibrilaci√≥n auricular (temblor de las c√°maras superiores del coraz√≥n sin bombeo activo de la sangre hacia los ventr√≠culos). Este tipo de √©mbolos es m√°s probable que se formen cuando una persona se encuentra en un estado de hipercoagulabilidad, lo que significa que su sangre tiende a formar co√°gulos con m√°s facilidad de lo que deber√≠a. El embarazo es una condici√≥n que produce un estado de hipercoagulabilidad. La embolia cerebral es un peligro especial durante el periodo posparto, desde el parto hasta unas dos semanas despu√©s del mismo. Otras situaciones que favorecen la formaci√≥n de co√°gulos y √©mbolos son la estasis circulatoria (la sangre se ralentiza, y en parte se detiene, en los vasos sangu√≠neos) y los da√Īos en la pared interna de los vasos sangu√≠neos. En conjunto, la estasis circulatoria, el da√Īo a la pared de los vasos sangu√≠neos y la hipercoagulabilidad de la sangre se conocen como la tr√≠ada de Virchow, llamada as√≠ por el pat√≥logo prusiano del siglo XIX, Rudulf Virchow.

Hay un pu√Īado de estudios epidemiol√≥gicos que informan de tasas de ictus que afectan hasta a 34 mujeres embarazadas por cada 100.000 partos. Adem√°s, la incidencia de ictus durante el embarazo ha aumentado en los √ļltimos a√Īos, posiblemente porque las mujeres de m√°s edad est√°n teniendo hijos que antes. El riesgo de sufrir un ictus depende de una serie de factores de riesgo. Los √©mbolos que llegan al cerebro tambi√©n pueden formarse en aneurismas y otras anomal√≠as de los vasos sangu√≠neos (como las entidades denominadas malformaciones arteriovenosas) a lo largo de las rutas entre el coraz√≥n y el cerebro, adem√°s de que ciertas condiciones gen√©ticas, como la anemia de c√©lulas falciformes, conllevan un riesgo elevado de co√°gulos y √©mbolos. Adem√°s, en muchas personas, los √©mbolos generados en el lado derecho del coraz√≥n y en las venas (tromboembolismo venoso) pueden llegar al lado izquierdo del coraz√≥n a trav√©s de lo que se denomina foramen oval patente (FOP), una abertura entre las aur√≠culas derecha e izquierda del coraz√≥n. El foramen oval que est√° presente en todo el mundo durante la vida fetal y que se cierra poco despu√©s del nacimiento, pero posiblemente hasta un tercio de las personas tienen un FOP. Adem√°s, existe una complicaci√≥n grave del embarazo denominada embolia de l√≠quido amni√≥tico (AFE). Aunque la AFE no es s√≥lo una embolia, ya que produce una respuesta inmunitaria al material amni√≥tico en el torrente sangu√≠neo de la madre, puede provocar una embolia cerebral.

Una embolia puede producir una discapacidad temporal o permanente e incluso puede ser mortal. Las discapacidades que suelen producirse en los accidentes cerebrovasculares incluyen problemas de habla o de comprensión del habla, parálisis de determinadas partes del cuerpo, como la cara, los brazos o las piernas. Normalmente, un lado del cuerpo o de la cara se ve afectado.

ūü§įūüŹĽūüĎ∂ūüŹĽūüéĀ Crea tu lista de nacimiento y actual√≠zala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas ‚áď‚áď‚áďlista de nacimiento bebe 

En los casos de ictus, se administran medicamentos para restablecer el flujo sanguíneo en la zona afectada del cerebro y evitar que se formen más émbolos y lleguen al cerebro. El reconocimiento rápido del ictus es extremadamente importante y es un factor fundamental para determinar el tratamiento. El tratamiento de referencia consiste en fármacos de una categoría denominada agentes fibrinolíticos (o trombolíticos), que se administran para romper el coágulo. En concreto, se administra un agente rompe-coágulos llamado activador tisular del plasminógeno (tPA), pero sólo es eficaz si se recibe en las 4,5 horas siguientes al inicio del ictus. El fármaco puede administrarse por vía intravenosa o endovascular, es decir, a través de un instrumento en un catéter que se introduce en una vena. Aunque el tPA se considera un riesgo para el feto, se ha administrado con éxito en el embarazo y el riesgo debe sopesarse frente a los riesgos y beneficios de administrar el fármaco y el riesgo de no administrarlo.

En los casos de ictus hemorr√°gico, hay casos en los que es necesario intervenir quir√ļrgicamente para aliviar la presi√≥n que se acumula en el cerebro como consecuencia de la hemorragia, y a veces tambi√©n para reparar los vasos sangu√≠neos. En los casos de ictus isqu√©mico y embolia, este objetivo se consigue mediante el uso de medicamentos anticoagulantes, como la warfarina (y los nuevos f√°rmacos que tienen funciones similares) o la heparina y la terapia antiplaquetaria, como la aspirina. El peligro de la warfarina es un gran problema en el embarazo, pero es una cuesti√≥n compleja, porque la warfarina es peligrosa para el beb√© s√≥lo en determinados momentos del embarazo y a menudo es el f√°rmaco de elecci√≥n cuando la madre tiene un problema de coagulaci√≥n muy grave. A veces es mejor evitar la warfarina durante todo el embarazo y administrar a la madre heparina de bajo peso molecular o heparina ultrafraccionada. Otras veces, los m√©dicos prefieren evitar la heparina durante el primer trimestre, reanudar la warfarina en el segundo trimestre y volver a la heparina en las √ļltimas semanas del embarazo. La aspirina, que tambi√©n reduce la coagulaci√≥n pero al inhibir las c√©lulas coagulantes llamadas plaquetas, es √ļtil en ciertos casos, y es segura durante la mayor parte del embarazo.

Aunque los medicamentos anticoagulantes, como el tPA, son eficaces si se administran en las 4,5 horas siguientes a la aparici√≥n de los s√≠ntomas del ictus isqu√©mico, los investigadores est√°n estudiando si la administraci√≥n endovascular de los f√°rmacos puede mejorar su eficacia y c√≥mo hacerlo. Un procedimiento conocido como trombectom√≠a mec√°nica, en el que se utilizan t√©cnicas endovasculares para eliminar el co√°gulo del vaso sangu√≠neo, puede ser eficaz hasta 24 horas despu√©s del inicio de los s√≠ntomas del ictus. Adem√°s, algunos centros de ictus tienen la capacidad de enfriar el cuerpo, y especialmente el cerebro, cada vez m√°s r√°pidamente. Conocido como hipotermia terap√©utica, este procedimiento est√° demostrando su eficacia para mejorar la recuperaci√≥n del ictus, pero generalmente s√≥lo lo realizan grupos de m√©dicos especializados que lo est√°n investigando (es probable que esto cambie en los pr√≥ximos a√Īos). Al igual que los dem√°s tratamientos, la hipotermia debe iniciarse muy pronto.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.