¬ŅEl embarazo provoca una bajada de electrolitos? ¬ŅCu√°les son los s√≠ntomas de un desequilibrio electrol√≠tico?

Electrolitos y embarazo

Durante el embarazo, el flujo de sangre a los ri√Īones de la mujer aumenta, lo que a su vez hace que los ri√Īones produzcan m√°s orina. Esto comienza justo despu√©s de la concepci√≥n. El aumento de la producci√≥n de orina contin√ļa durante todo el embarazo, pero alcanza su punto m√°ximo entre las nueve y las 16 semanas.

Las mujeres embarazadas experimentan cambios dr√°sticos en los niveles hormonales, algunos de los cuales influyen en el volumen y la frecuencia de la producci√≥n de l√≠quidos, incluida la orina. A medida que el √ļtero crece, tambi√©n ejerce presi√≥n sobre la vejiga, lo que provoca un aumento de la micci√≥n en el tercer trimestre.

Los electrolitos son importantes en cualquier momento de la vida, pero tienen algunas funciones específicas en el embarazo. Durante el embarazo, toda la nutrición se realiza a través de la placenta, que es rica en sodio y baja en potasio. Los electrolitos del líquido amniótico están estrechamente regulados y, en el tercer trimestre, el potasio se acumula en los tejidos del feto, mientras que el sodio se suministra en el líquido amniótico. Este equilibrio de electrolitos, y cómo se desplazan, es vital para un desarrollo saludable.

El sodio también es importante por su papel en la transferencia de agua entre las células y su equilibrio con el potasio. Cuando el sodio es alto, el potasio es bajo, y viceversa. Dado que se cree que el sodio es un factor de desarrollo de la preeclampsia, una importante complicación del embarazo, es crucial mantener el equilibrio electrolítico ideal.

Signos de desequilibrio electrolítico durante el embarazo

Los electrolitos son necesarios para muchas funciones, incluida la regulación de los líquidos en el organismo. Estos son algunos signos de que necesitas electrolitos:

  • Sed constante. La sed que se produce despu√©s de beber mucho l√≠quido puede indicar que los electrolitos est√°n agotados. Beber m√°s agua har√° que el desequilibrio sea m√°s pronunciado.
  • Edema. La hinchaz√≥n es una parte normal del embarazo, especialmente en el tercer trimestre. Sin embargo, la hinchaz√≥n se produce cuando el l√≠quido no se transfiere correctamente entre las c√©lulas, que es una de las funciones de los electrolitos en el cuerpo.
  • Estre√Īimiento. El estre√Īimiento es una condici√≥n inc√≥moda durante el embarazo. Si est√°s bebiendo suficiente agua y comiendo suficiente fibra pero sigues experimentando estre√Īimiento, es posible que tus electrolitos est√©n desequilibrados y est√©n impidiendo el correcto equilibrio del agua en el cuerpo.
  • N√°useas matutinas. Aunque las deficiencias de electrolitos no causan las n√°useas matutinas, la falta de ciertos minerales no ayuda. Los niveles bajos de nutrientes como el magnesio y la vitamina B6 est√°n posiblemente relacionados con molestias m√°s graves durante el embarazo, por lo que mantener los niveles adecuados de estos nutrientes puede reducir la gravedad de los s√≠ntomas de las n√°useas matutinas.
  • Dolores de cabeza. Los dolores de cabeza tienen un mont√≥n de causas y son una ocurrencia com√ļn durante el embarazo, pero los dolores de cabeza tambi√©n pueden ocurrir por los electrolitos bajos y la deshidrataci√≥n. Si experimentas dolores de cabeza cr√≥nicos o severos, es el momento de considerar tus niveles de hidrataci√≥n y complementar con electrolitos.

¬ŅSe pueden tomar electrolitos estando embarazada?

El equilibrio perfecto de electrolitos hidrata el cuerpo m√°s r√°pidamente que el agua sola. Consulta a tu m√©dico sobre la dosis que debes tomar. Las mujeres embarazadas pueden optar por una soluci√≥n de rehidrataci√≥n oral, ya que es absolutamente segura, de acci√≥n r√°pida y barata. No causa ning√ļn efecto adverso en el feto.

¬ŅQu√© son los electrolitos y cu√°l es su funci√≥n?

Los electrolitos son iones que est√°n disueltos en los fluidos corporales. Los iones son √°tomos y mol√©culas que llevan una carga el√©ctrica neta positiva o negativa. Por lo tanto, permiten que los fluidos corporales y los tejidos conduzcan la electricidad. En medicina cl√≠nica, cuando los m√©dicos piden un panel de electrolitos, o "lytes", el laboratorio les da los valores de las concentraciones de cuatro electrolitos: sodio (Na+), potasio (K+), cloruro (Cl-) y bicarbonato (HCO3-) en el suero (la parte l√≠quida de una muestra de sangre que ha coagulado). Normalmente, los cuatro "lytes" se proporcionan como parte de un panel metab√≥lico b√°sico (BMP), tambi√©n conocido como "chem-7", que tambi√©n incluye las concentraciones de glucosa (az√ļcar en sangre), nitr√≥geno ureico en sangre (BUN) y creatinina. Otro electrolito, el calcio (Ca2+), puede a√Īadirse al BMP ("chem-8") y se incluye autom√°ticamente en un panel m√°s amplio denominado panel completo (CMP) o "chem-14". Entre los electrolitos cl√≠nicamente importantes tambi√©n se encuentran el magnesio (Mg2+) y el fosfato (PO43-).

El término desequilibrio electrolítico se refiere a cualquier condición en la que la concentración de uno o más electrolitos es demasiado alta o demasiado baja, en uno o más de los compartimentos de fluidos corporales. Los principales compartimentos son el intracelular (el líquido dentro de las células del cuerpo), el intersticial (el líquido entre las células del cuerpo) y el intravascular (la sangre). Las concentraciones de cada electrolito son normalmente muy diferentes entre estos tres compartimentos, especialmente entre el fluido intracelular, que constituye el 60 por ciento del fluido corporal, y el fluido extracelular (el intravascular más el intersticial) y gran parte de la función de las células corporales depende de esas diferencias. En consecuencia, si las concentraciones de electrolitos se desajustan, se produce un impacto importante en la fisiología, siendo ciertas funciones y órganos especialmente sensibles a los cambios en el equilibrio de determinados electrolitos.

Los desequilibrios electrol√≠ticos relacionados con el embarazo son especialmente frecuentes en los casos de hiper√©mesis grav√≠dica. Esta afecci√≥n se caracteriza por n√°useas y v√≥mitos intensos, con p√©rdida de peso y problemas hep√°ticos, y se produce en el 0,3-3 por ciento de los embarazos, aunque su incidencia se eleva hasta el 10 por ciento en algunas poblaciones de mujeres asi√°ticas y de Oriente Medio. La incidencia tambi√©n es alta entre las mujeres j√≥venes no cauc√°sicas durante sus primeros embarazos. Adem√°s, existen condiciones particulares que suponen un riesgo elevado de desequilibrios electrol√≠ticos, tanto si se est√° embarazada como si no. Por ejemplo, si se te ha extirpado la gl√°ndula tiroides (tiroidectom√≠a total), existe una peque√Īa posibilidad de que se hayan extirpado o da√Īado unas peque√Īas gl√°ndulas llamadas paratiroides en el proceso de extirpaci√≥n de la tiroides. Esto conduce a niveles bajos de calcio en la sangre, llamados hipocalcemia. Varios medicamentos tambi√©n pueden causar desequilibrios electrol√≠ticos.

ūü§įūüŹĽūüĎ∂ūüŹĽūüéĀ Crea tu lista de nacimiento y actual√≠zala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas ‚áď‚áď‚áď

lista de nacimiento bebe 

Las concentraciones anormales de electrolitos cl√≠nicamente importantes, como el potasio, el sodio, el magnesio o el calcio, pueden provocar una serie de s√≠ntomas y signos, como espasmos musculares, calambres y espasmos, fatiga, convulsiones, entumecimiento y sensaci√≥n de pinchazos, cambios en la tensi√≥n arterial, frecuencia y urgencia urinaria, n√°useas, v√≥mitos, sequedad de boca, confusi√≥n, irritabilidad, estre√Īimiento y anomal√≠as en el ritmo card√≠aco (que pueden percibirse como palpitaciones). Algunas alteraciones electrol√≠ticas pueden causar problemas espec√≠ficos del embarazo. Un ejemplo es la hipopotasemia (bajo nivel de potasio), que provoca entumecimiento y debilidad o par√°lisis total. Los efectos de los desequilibrios de los distintos electrolitos se solapan en gran medida. Si son lo suficientemente graves, estas alteraciones pueden provocar el coma y la muerte. Algunos desequilibrios electrol√≠ticos pueden poner en peligro la vida del feto al poner en peligro la vida de la madre. Un ejemplo es la hipocalemia en un nivel grave (potasio s√©rico por debajo de 2,5 mmol/L).

La presencia de una alteraci√≥n electrol√≠tica suele estar relacionada con alteraciones de otro electrolito. Por ejemplo, la hipopotasemia (bajo nivel de potasio) suele producirse como consecuencia de la hipomagnesemia (bajo nivel de magnesio). Los niveles bajos de potasio tambi√©n pueden producirse como causa o resultado de una alteraci√≥n √°cido-base denominada alcalosis metab√≥lica, que presenta un nivel elevado de bicarbonato y puede presentar anomal√≠as en el nivel de cloruro. Las causas y los efectos de los desequilibrios electrol√≠ticos dependen de si un electrolito tiene normalmente una concentraci√≥n alta dentro de las c√©lulas y una concentraci√≥n baja fuera de ellas, o viceversa. En el caso del sodio, la concentraci√≥n es alta en la sangre, por lo que peque√Īos cambios en la concentraci√≥n sangu√≠nea de sodio no tienen efectos importantes. La p√©rdida de grandes cantidades de agua corporal (deshidrataci√≥n) es la principal causa de niveles elevados de sodio en la sangre (hipernatremia). Lo contrario, la hiponatremia (niveles de sodio en sangre inferiores a los normales) se produce cuando la sangre se diluye debido a la retenci√≥n de demasiada agua. Por el contrario, el potasio est√° muy concentrado en el interior de las c√©lulas y tiene una baja concentraci√≥n en la sangre. Esto significa que cambios muy peque√Īos en la concentraci√≥n de potasio en la sangre provocan cambios profundos en el funcionamiento del organismo. Tambi√©n significa que los cambios en el potasio pueden desarrollarse a partir de una variedad de procesos.

Durante el embarazo, los desequilibrios de potasio son especialmente preocupantes, porque los niveles de potasio pueden cambiar en respuesta a los v√≥mitos y la diarrea, que son habituales durante el embarazo. Estas variaciones en la concentraci√≥n de potasio afectan al ritmo del coraz√≥n. Tambi√©n es importante entender el magnesio en relaci√≥n con el embarazo, porque este electrolito ayuda a calmar los m√ļsculos y los nervios. Por esta raz√≥n, el magnesio se administra, en forma de sulfato de magnesio, para detener y prevenir las convulsiones que se producen en el marco de una complicaci√≥n grave del embarazo llamada eclampsia.

Los m√©dicos diagnostican los desequilibrios electrol√≠ticos con an√°lisis de sangre, como el panel metab√≥lico b√°sico, con o sin calcio, o el panel metab√≥lico completo. Si los m√©dicos tambi√©n necesitan examinar el equilibrio √°cido-base, es posible que sea necesario suministrar sangre de una arteria para realizar una prueba denominada gasometr√≠a arterial (ABG). Las pruebas de la actividad el√©ctrica de su coraz√≥n con electrocardiograf√≠a (ECG) tambi√©n pueden ser √ļtiles, ya que el ECG puede revelar ciertas caracter√≠sticas asociadas a determinados desequilibrios electrol√≠ticos, como la hipopotasemia (bajo nivel de potasio) y la hiperpotasemia (alto nivel de potasio).

El tratamiento depende en gran medida del tipo de desequilibrio electrol√≠tico y de su causa subyacente. Cuando la concentraci√≥n de un electrolito en particular es s√≥lo modestamente baja, la mujer puede recibir suplementos del electrolito para tomar por v√≠a oral. Estos suplementos no son perjudiciales ni para el feto ni para el lactante. Muchos desequilibrios electrol√≠ticos leves pueden corregirse con una terapia de rehidrataci√≥n oral en la que se toman l√≠quidos con electrolitos por v√≠a oral. Los niveles m√°s bajos pueden requerir la administraci√≥n intravenosa del electrolito. En otros casos, el tratamiento puede consistir en cambiar una medicaci√≥n, como sustituir un tipo de diur√©tico (un f√°rmaco que ayuda a eliminar agua por los ri√Īones) por otro tipo de diur√©tico que permite a los ri√Īones retener el potasio, en lugar de excretarlo. Normalmente, la gesti√≥n del equilibrio electrol√≠tico va acompa√Īada de la gesti√≥n de los fluidos de la mujer mediante la administraci√≥n intravenosa de fluidos con determinadas concentraciones de sodio y glucosa.

Cómo mantener los electrolitos equilibrados

  • Llevar una dieta equilibrada y saludable con alimentos poco procesados.
  • Evitar tomar diur√©ticos durante per√≠odos prolongados.
  • Moderar el consumo de sal: el sodio es un electrolito, pero comer demasiado puede alterar el equilibrio de sodio y potasio en el organismo.
  • Evitar el ejercicio extenuante durante los d√≠as calurosos y h√ļmedos, que favorecen la sudoraci√≥n excesiva y la p√©rdida de l√≠quidos y electrolitos.
  • Reponer los electrolitos con agua y un suplemento de electrolitos que le proporcione la hidrataci√≥n combinada que necesita.

Si te preocupa tu equilibrio de electrolitos y las necesidades de nutrientes para ti y tu bebé, habla con tu médico sobre tu dieta y las opciones de suplementos.

ūüĒÖ Tambi√©n te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Gu√≠a sobre el embarazo      ingl√©s para ni√Īos