Qué hacer cuando la leche sale de la nariz del bebé

¬ŅPor qu√© sale leche de la nariz del beb√© y qu√© hacer?

Cuando se ve que la leche sale de la nariz del bebé, la mayoría de los padres primerizos acaban entrando en pánico. Pero no hay que preocuparse, ya que es perfectamente normal en la mayoría de los casos.

Suele ocurrir porque el bebé se distrae o es demasiado goloso y se sobrealimenta.

Si se sobrealimenta, la leche vuelve a subir por su garganta y sale por una de las dos vías. A veces esa vía acaba siendo la nariz.

Es el equivalente a regurgitar, aunque sólo ocurre durante los primeros 12-18 meses de vida del bebé.

Durante ese tiempo, el sistema digestivo del ni√Īo a√ļn se est√° desarrollando y no est√° tan avanzado como el nuestro, por lo que no puede hacer frente a grandes cantidades de comida.

Por ello, tu hijo suele acabar en esta situación durante la lactancia o el biberón por diversas razones, pero ninguna de ellas es tan peligrosa, y sólo algunas condiciones poco frecuentes pueden ser motivo de alarma.

Entonces, ¬ŅCu√°les son y c√≥mo puedes ayudar a minimizar las posibilidades de que la nariz de tu beb√© se convierta en una fuente de leche materna o de f√≥rmula?

Sigue leyendo para descubrirlo.

¬ŅQu√© significa que la leche salga de la nariz del beb√©?

Este fenómeno no es más que otra forma de regurgitación, una variante infantil del reflujo que se produce por diversos motivos.

Tu hijo se distrae

Una de las razones m√°s comunes suele ser que el ni√Īo se distrae con otra cosa en su entorno, ya sea la televisi√≥n, que no le prestes atenci√≥n, y/o que mantengas una conversaci√≥n al margen, etc.

Esto lleva a que la ya limitada capacidad de atenci√≥n del ni√Īo se desborde, por lo que se olvida casi por completo de lo que estaba tratando de hacer antes, que era regular el equilibrio de la succi√≥n y la degluci√≥n.

A menudo, esto les lleva a adelantarse y a tragar un poco m√°s de la cuenta, lo que hace que se produzcan regurgitaciones debido a que se atragantan con el exceso de contenido que su peque√Īo es√≥fago no puede soportar.

Nuestros peque√Īos pueden ser muy golosos, especialmente cuando est√°n distra√≠dos, as√≠ que aseg√ļrate de prestar atenci√≥n a tu beb√© para minimizar las posibilidades de que se sobrealimente.

Problemas relacionados con el pecho

A veces la causa puede ser algo que no puedes controlar pero que puedes tratar, como la congestión mamaria o un desequilibrio entre la leche final y la inicial.

Como ves, se trata de un proceso muy similar al de las regurgitaciones normales, pero cuando tu hijo es todavía un recién nacido, que el contenido de su estómago salga por la boca o por la nariz es más o menos un cara o cruz.

Tragar aire

El otro motivo habitual es que tu peque√Īo trague mucho aire mientras le das el pecho.

Esto puede deberse a que el ni√Īo tiene mucha hambre, lo que har√° que empiece a comer con avidez y no regule su respiraci√≥n con la alimentaci√≥n, lo que a su vez le lleva a tragar aire.

Un enganche incorrecto

Un mal agarre tambi√©n puede ser la causa potencial de esto. Si los labios de tu hijo est√°n sueltos y no succionan alrededor del pez√≥n, aseg√ļrate de corregir su posici√≥n para evitar que se formen burbujas de aire. ‚áí ¬ŅC√≥mo puedo saber que el beb√© se ha agarrado bien al pecho?

¬ŅPor qu√© es tan malo tragar aire? Pues porque queda atrapado entre las tragaderas y no se queda en esa peque√Īa burbuja para siempre.

Una vez que se rompe, lo más probable es que se produzca un eructo que irá seguido de un poco de regurgitación por la nariz o la boca del bebé.

Una v√°lvula estomacal poco desarrollada

El siguiente culpable puede ser una válvula estomacal poco desarrollada en la parte inferior del esófago, un esfínter que se tensa para cerrar el estómago del esófago y empezar a digerir la comida.

Sin embargo, como a√ļn no se ha desarrollado del todo, es probable que esto sea una de las principales causas de un tipo muy espec√≠fico de regurgitaci√≥n en los beb√©s, llamado reflujo infantil o reflujo √°cido, o en casos m√°s graves, ERGE (enfermedad por reflujo gastroesof√°gico).

Este problema en particular puede ser muy molesto para los ni√Īos, porque adem√°s de escupir, el beb√© env√≠a parte de ese √°cido estomacal hacia el es√≥fago, lo que lo irritar√° gravemente, provocando un ni√Īo muy molesto e inquieto.

La mayor√≠a de estos problemas deber√≠an remitir cuando el ni√Īo cumpla su primer a√Īo o hasta los 18 meses de edad, pero si no es as√≠, es posible que tengas que solicitar atenci√≥n m√©dica adecuada, pero este hecho es muy raro que pase.

Tener un paladar hendido

Otra posible causa poco frecuente podría ser que su hijo tuviera el paladar hendido. Eso sí, se trata de un caso extremadamente raro, pero muy posible.

Tener el paladar hendido significa que tiene un agujero en el paladar, lo que provocará una probabilidad mucho mayor de que la leche materna salga por la nariz del bebé después de la toma.

Esto se debe a la diferencia en la estructura facial y es probable que provoque la obstrucción de los conductos nasales con mucosidad.

Estornudos o tos

La √ļltima raz√≥n por la que la regurgitaci√≥n del beb√© sale por la nariz puede ser un efecto secundario de la tos o los estornudos.

Esto est√° relacionado con el subdesarrollo del esf√≠nter esof√°gico inferior, especialmente en su estado debilitado, donde casi cualquier contracci√≥n brusca de los m√ļsculos del ni√Īo puede hacer que se afloje.

Esto significa que unos pocos estornudos aquí y allá pueden ser suficientes para que la saliva o incluso el vómito suban por el esófago y atraviesen la nariz o la boca del bebé como un proyectil.

Sin embargo, nada de esto es motivo de preocupaci√≥n, ya que incluso a los ni√Īos sanos les puede ocurrir esto varias veces a lo largo del d√≠a.

Todo esto se puede remediar muy fácilmente simplemente haciendo eructar a tu hijo después de cada comida o cuando se sienta incómodo.

Le ayudará a eliminar pronto esas burbujas de gas y a regular en cierta medida el exceso de líquido en su organismo.

Por eso, hacer eructar a tu hijo es una lección importante que deben aprender los padres primerizos, ya que les ayudará a ahorrar mucho tiempo y paciencia a la hora de criar a su hijo.

¬ŅC√≥mo reducir la salida de leche de la nariz del beb√©?

Las regurgitaciones son inevitables en los ni√Īos, por mucho cuidado que se tenga. No puedes evitarlo, pero puedes ayudar a minimizarlo con m√©todos muy sencillos.

  • No sobrealimentar a tu hijo.
  • Regula la tetina de silicona del biber√≥n.
  • Minimizar las distracciones durante las tomas.
  • Aseg√ļrate de hacerle eructar despu√©s de cada toma.
  • Alimenta a tu hijo en posici√≥n vertical.
  • Evita la ropa/pa√Īales ajustados alrededor del abdomen.
  • Evita el ejercicio durante al menos una hora despu√©s de comer.
  • Comprobar si la marca de f√≥rmula es la culpable.

Aseg√ļrate de que las tomas siempre se produzcan en intervalos lo m√°s iguales posible, y que se produzcan a la misma hora, de esta manera tu hijo no tendr√° demasiada hambre o avidez porque su comida no se retrasar√°. Adem√°s, dale siempre dosis iguales.

Si tu hijo se siente saciado antes, no insistas en darle m√°s, eso es una receta para el desastre.

Si tu hijo toma el biber√≥n, lo mismo, pero hay un detalle adicional que te ser√° de gran ayuda, y es que te asegures de que el agujero de la tetina de silicona no es demasiado grande, esto evitar√° que un posible chorro de leche entre en la boca de tu peque√Īo. Incluso puedes adquirir una tetina de flujo lento si lo necesitas.

Para evitar que tu hijo se distraiga de la alimentaci√≥n, aseg√ļrate de darle de comer en una habitaci√≥n tranquila, preferiblemente con poca luz.

Adem√°s, si tienes un humidificador o un aparato de ruido blanco en la habitaci√≥n, podr√°s calmar al ni√Īo y mantenerlo concentrado en la alimentaci√≥n.

Otra cosa que puedes probar es que eructe despu√©s de cada toma. Esto ayuda a asentar la comida en el est√≥mago mucho m√°s f√°cilmente y ayuda a eliminar cualquier exceso de gas que tu peque√Īo pueda haber tragado durante la alimentaci√≥n.

Una vez hecho esto, colócalo en posición vertical. Mantener al bebé en posición vertical durante unos 15-30 minutos después de cada toma ayuda a mantener la comida y permite que se asiente mejor que si está tumbado sobre la espalda.

Por √ļltimo, si alimentas a tu hijo con leche de f√≥rmula y este problema sigue apareciendo, puede que merezca la pena inspeccionar la propia leche de f√≥rmula en busca de alg√ļn ingrediente que pueda causar irritaci√≥n en el est√≥mago de tu hijo.

Si sospechas que algo no va bien, ponte en contacto con tu médico de cabecera y concierta una cita para que pueda llegar con seguridad a la raíz del problema.

Cuándo preocuparse y acudir al médico

  • Restos de sangre en la regurgitaci√≥n.
  • La regurgitaci√≥n tiene una textura similar a la de los mocos, a menudo de color verde o amarillo (se√Īal de una infecci√≥n estomacal).
  • El beb√© est√° m√°s inquieto o tiene m√°s c√≥licos de lo habitual.
  • Tu hijo est√° perdiendo peso.
  • Tu beb√© parece tener dificultades para respirar o su cara empieza a cambiar de color
  • Su caca ha cambiado de textura, color o tiene restos de sangre/mucosidad.
  • La mayor√≠a de estas situaciones son causas inmediatas de alarma, y las m√°s comunes son las obstrucciones intestinales o las infecciones estomacales provocadas por un virus o por algo malo que haya comido.

Tambi√©n te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.