Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

frecuencia-tomas

Durante el primer mes, tu recién nacido debería alimentarse entre ocho y 12 veces al día. Si tienes la sensación de estar amamantando a tu bebé con más frecuencia que otras madres de bebés de la misma edad que han optado por la lactancia artificial, es posible que así sea. ¿Por qué? Porque la leche materna se digiere con más facilidad que las leches infantiles, lo que significa que avanza más rápidamente por el sistema digestivo y, consecuentemente, el bebé tarda menos en tener hambre.

Además, el hecho de amamantar al bebé frecuentemente favorece la producción de leche durante las primeras semanas. Cuando tienen uno o dos meses de vida, la mayoría de bebés hacen entre siete y nueve tomas diarias.

Hasta que tu producción de leche se regularice, deberías amamantar a tu bebé “a demanda” (cuando el pequeño tenga hambre), probablemente cada hora y media a tres horas. Conforme los recién nacidos van creciendo, necesitan mamar con menos frecuencia y es posible que desarrollen una pauta de lactancia más predecible. Algunos maman cada hora y media, mientras que otros pueden aguantar dos o tres horas entre tomas. Los recién nacidos no deben pasar más de cuatro horas sin alimentarse, incluso por la noche.