Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

No es un síntoma de soledad, sino, más bien, de una creatividad y fantasía muy desarrolladas que son características propias de la inteligencia. Por lo tanto no debe asustar a los padres que pueden llegar a pensar, que si su hijo habla con algo creado por su fantasía, es debido a que no tienen posibilidades de relacionarse con otros niños.

Amigo imaginario

Ya sea un niño, una niña, un personaje tomado de los cuentos o de los dibujos animados, el amigo imaginario debe tratarse con la máxima indiferencia. Es aconsejable no alimentar esta fantasía, pero tampoco burlarse ni dramatizar. Puede ser útil escuchar los diálogos entre el niño y su amigo, en estas conversaciones, se pueden descubrir sus miedos, deseos y curiosidades, que, de otro modo, no expresaría.

Sólo en el caso de que, después de los once Años, el niño siguiera con su fantasía, rechazando al mismo tiempo la compañía de otros niños o manifestando problemas de socialización, podría ser aconsejable hablar con el pediatra.

Amigo imaginario o ¿problema emocional?