Ratio: 5 / 5

Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado Inicio activado
 

Trucos para ayudar a dejar el chupete

El chupete o chupa les sirve a muchos niños para tranquilizarse, entretenerse o dormirse.

Cuando llega la época en la que empiezan a salir los dientes, los bebés usan el chupete o chupa para aliviar las molestias, ya que al chupar se liberan endorfinas, que ayudan a aliviar el dolor. El problema es que el uso prolongado del chupete acaba deformando los dientes, lo mismo que chuparse el dedo.

¿Cuándo es el mejor momento para retirar el chupete?

Si le quitas al bebé el chupete mientras le están saliendo los dientes, acabará metiéndose en la boca otras cosas, lo más habitual en que empiece a chuparse el dedo, una costumbre que a la larga será más complicada de quitar. A partir de que los dientes de leche vayan terminando de salir se debe intentar retirar el chupete lo antes posible. Lo ideal es quitarlo una vez salgan los colmillos (sobre los dos años dependiendo de cada niño) o si comienza a notar que los dientes se empiezan a deformar.

¿Qué hacer para ayudar al niño a dejar el chupete?

Aunque al principio resulte un poco difícil, ten en cuenta que sobre los dos años ya puedes darle a tu hijo una explicación e intentar razonar con él la conveniencia de una acción, en este caso que deje de usar el chupete. Así que debes evitar estar enfrentándote a él por esa causa.

Trucos que ayudarán al niño a dejar el chupete

Aprovecha cuando el niño esté durmiendo y suelte el chupete. Hazle un corte por la mitad a la tetina, de manera que quede partida y hueca y no haga vacío al chupar. Una vez el niño introduzca la chupa en la boca y la note rota, debes decirle que como ha crecido tanto y ya tiene dientes, mientras duerme la muerde y la rompe. Es evidente que tendrás que darle un nuevo chupete (si te lo pide) y repetir la misma acción, una vez se duerma y luego volver a decirle lo mismo. En caso de que el niño siga usando la chupa, aún estando partida, cuando se duerma corta un trozo y luego dile lo mismo, que al morderla la está rompiendo. Y sigue cortando cada vez un trocito, hasta que no quede tetina. Repite el proceso hasta que entienda y acepte que mientras duerme rompe el chupete con los dientes porque ya es grande y no lo necesita.

Otro método eficaz que puedes usar si te falla el anterior, es que le vayas diciendo durante el día que ya está grande para usar chupete y que cuando los niños crecen, a las chupas le salen bichos. También debes decírselo justo antes de dormir. Por supuesto a él le dará igual y querrá usarlo igualmente. Una vez se duerma coge el chupete y con lana negra y una aguja, atraviesa éste varías veces dejando un trocito por cada lado. Corta y vuelve a repetir la acción varias veces desde diferentes puntos. Y así te quedará como si tuviera bichos. Cuando se despierte, los verá. Si vuelve a pedirte otro nuevo, dáselo y repite el proceso cuando se vuelva a dormir. En ambos métodos siempre deja en un sitio que sea visible para él, los chupetes rotos o con bichos. Y será lo primero que le ofrecerás cuando te lo pida. En caso de que te pida uno nuevo, debes de dárselo y repetir la operación.

Es normal que durante este proceso y días posteriores notes al niño más nervioso o que le cuesta más dormirse. Recuerda que el chupete era lo que utilizaba para relajarse.

Son muchos los que en unos 6/7 días lo superan.

¿Qué Hacer para que el Niño deje de Chuparse el Dedo?