saber vph

Esto es lo que necesitas saber sobre las vacunas, pruebas y más del VPH.

El virus del papiloma humano o VPH es en realidad un grupo de más de 100 virus. Estos gérmenes son increíblemente comunes y pueden causar desde las verrugas en las manos y los pies hasta el cáncer de cuello uterino y las verrugas genitales transmitidas a través de las relaciones. Algunos tipos no tienen ningún síntoma. (De hecho, los tipos más peligrosos a menudo son asintomáticos, al menos al principio).

La buena noticia es que la mayoría de las veces, el sistema inmunitario eliminará estos virus sin ayuda ni tratamiento. Sin embargo, cuanto más sepas sobre la prevención y la prueba del VPH, mayores serán tus posibilidades de evitar las consecuencias potencialmente mortales de ciertas cepas del VPH.

La mayoría de las personas contrae el VPH

Si eres activa en cuanto a relaciones, hay muchas posibilidades de que te infectes con el VPH en algún momento de tu vida. Se estima que el 80% de las mujeres se infectarán antes de los 50 años. Aproximadamente dos tercios de las adolescentes tienen el VPH. La mayoría de las veces, estas infecciones desaparecerán por sí solas y no habrá efectos nocivos a largo plazo. En otros casos, el VPH puede persistir en el cuerpo y causar cambios celulares que pueden provocar cáncer de cuello uterino u otros problemas.

Hay más de un tipo de VPH

Y los nuevos todavía están siendo descubiertos. Hasta el momento, los científicos han identificado más de 170 tipos de VPH. Afortunadamente, no todos estos causan problemas. Alrededor de 40 se contagian fácilmente a través de relaciones íntimas. Al menos 12 se han relacionado con el cáncer y, de estos, dos (tipos de VPH 16 y 18) causan la mayoría de los cánceres relacionados con el VPH.

Los niños y los hombres también padecen VPH

El VPH se asocia con mayor frecuencia al cáncer en las mujeres, ya que se encuentra en el 99% de los cánceres de cuello uterino. Obviamente, los hombres no contraen este tipo de cáncer, pero pueden infectarse con el VPH. Según estudios, casi todos los hombres activos contraerán el VPH en algún momento y se contagiarán de la misma manera que las mujeres: a través del contacto íntimo. Una vez más, estas infecciones desaparecen la mayor parte del tiempo, eliminadas por el sistema inmunológico del cuerpo. Pero si persiste el VPH, puede causar cáncer de garganta, cáncer de pene y cáncer de ano en los hombres.

El VPH puede causar ronquera

Aunque las verrugas en el área genital son mucho más comunes, el VPH también puede causar verrugas en la garganta, una rara afección llamada papilomatosis respiratoria recurrente (PRR). A veces, estos crecimientos afectan la voz, causando ronquera, el síntoma más común de RRP. También pueden causar tos crónica y problemas respiratorios. La extirpación quirúrgica es el tratamiento más común, aunque las verrugas a menudo vuelven, lo que lleva a la cirugía repetida.

El VPH puede causar cáncer de garganta

Los crecimientos asociados con RRP son benignos, pero el VPH también puede causar cáncer de garganta. De hecho, el VPH es la razón detrás de un aumento reciente en el número de cánceres de garganta. Para 2020, los expertos estiman que el VPH puede causar más cánceres de garganta que el cáncer de cuello uterino. Los síntomas pueden incluir dolor de garganta que no desaparecerá, ronquera y dolor al tragar.

El VPH puede transmitirse durante las relaciones de forma oral

Los cánceres de boca y garganta son relativamente raros, pero el VPH se está reconociendo cada vez más como un factor de riesgo, posiblemente transmitido vía oral. El riesgo es relativamente bajo: hasta el 80% de las personas activas de 14 a 44 años han tenido relaciones de este tipo, pero este cáncer representa solo el 3% de todos los casos. Se cree que fumar y el alcohol son las principales causas del cáncer de garganta. Sin embargo, cada vez se diagnostican más cánceres en garganta y boca causados por el VPH.

Cepillarse los dientes podría proteger contra el VPH

Un estudio reciente de 3.500 personas encontró que aquellos que dijeron que tenían una salud oral deficiente tenían una prevalencia 56% mayor de infección por VPH en comparación con aquellos que pensaban que sus dientes y encías estaban en buena forma. Los científicos todavía tienen que descubrir la relación entre el VPH y la salud oral, pero si necesitas otra razón para lavarte los dientes regularmente y visitar al dentista, ya tienes una.

Vacuna para el VPH

Protege contra los tipos de VPH 6 y 11 (que causan verrugas genitales) y los tipos 16 y 18 (que causan aproximadamente el 70% de todos los cánceres de cuello uterino).

Las directrices recomiendan que las niñas reciban la vacuna contra el VPH cuando tienen 11 o 12 años, pero puede administrarse a partir de los nueve años. La idea es inmunizar a las chicas antes de que comiencen a tner relaciones y ofrecerles la mejor protección contra el VPH. La vacuna también se recomienda para niñas de 13 a 26 años que nunca se vacunaron o que no recibieron las tres dosis. En España el calendario de vacunación recomienda la vacuna a los 12 años tanto para chicas como para chicos, ya que la carga de la enfermedad en el hombre también es importante. Recomiendan la versión más reciente, "Gardasil 9" que protege contra los tipos 6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52 y 58 y contiene 5 serotipos más que la antigua. Actualmente esta vacuna solo está subvencionada en las niñas.

Los niños también pueden vacunarse de VPH

Una de las vacunas contra el VPH, Gardasil, también está aprobada para niños de 11 y 12 años. Esto puede protegerlos del desarrollo de cánceres más adelante en la vida. Aunque es menos común que otros tipos, alrededor de 9,000 cánceres relacionados con el VPH ocurren en hombres cada año, incluidos los cánceres de boca, garganta, pene y ano. Administrar la vacuna a los niños también puede proteger a las niñas indirectamente al reducir la transmisión del VPH.

Vacunas contra el VPH no recomendadas para mayores de 26 años

La mayoría de las mujeres mayores de 26 años probablemente ya hayan estado expuestas al VPH, en cuyo caso la vacuna es inútil. La buena noticia es que el cribado rutinario del cáncer de cuello uterino, la prueba de Papanicolaou, se ha utilizado durante décadas para detectar el cáncer de cuello uterino en etapas tempranas y tratables. La prueba de Papanicolaou, que busca cambios anormales en el cuello uterino que pueden ser causados por el VPH, se recomienda para todas las mujeres de 21 a 65 años. Las mujeres mayores de 30 también pueden hacerse una prueba de VPH, que busca el virus en sí.

Necesitas una prueba de Papanicolau, incluso si estás vacunada

Las mujeres deben hacerse una citología cada tres años a partir de los 21 años, ya sea que hayan tenido o no una vacuna contra el VPH. Las vacunas protegen contra algunos virus que causan cáncer cervical, específicamente HPV 16 y 18, pero no todos. Los tipos de VPH 16 y 18 causan aproximadamente el 75% de todos los cánceres de cuello uterino. Las mujeres de 30 a 65 años deben hacerse la prueba de Papanicolaou y el VPH cada cinco años o una prueba de Papanicolaou cada tres años.

Las mujeres pueden ser más propensas a transmitir el VPH

Si bien muchas personas suponen que los hombres son más propensos a transmitir el VPH a las mujeres, estudios sugieren que no es así. Los investigadores informaron en el Journal of Infectious Diseases que el riesgo de una nueva infección era un 60% más alto en la pareja masculina en comparación con la pareja femenina. Ese es otro argumento para vacunar a los hombres (aunque el estudio fue financiado en parte por un fabricante de vacunas).

También te puede interesar leer:

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!