¿Puedo oler alcohol si estoy embarazada?

Ahora que el alcohol es una necesidad durante la pandemia, las madres se preocupan por inhalarlo ocasionalmente. Pero no hay razón para ello, según los expertos. Utilizarlo en la piel tampoco supondrá ningún peligro para el feto en desarrollo.

Lo que sí deben evitar las mamás es olerlo intencionadamente durante un periodo prolongado. Una exposición severa y prolongada al alcohol para fricciones puede afectar al desarrollo del bebé en crecimiento.

¿Es malo oler el alcohol durante el embarazo?

El uso de alcohol para fricciones está permitido, pero debe hacerse con moderación. Su inhalación intensa puede dañar no sólo al bebé, sino también a la futura madre.

El deseo de oler alcohol para fricción se considera normal y puede atribuirse a la falta de hierro, especialmente en las mujeres embarazadas. Si tienes este fuerte deseo, te preguntarás si oler alcohol es perjudicial para tu bebé.

En general, la inhalación ocasional de alcohol para fricciones es inofensiva, pero no se recomienda si la exposición es prolongada, especialmente para las mujeres embarazadas.

La exposición frecuente a disolventes, incluido el alcohol, puede ser perjudicial para las mujeres embarazadas y sus bebés. Puede provocar abortos, un crecimiento lento en el útero, partos prematuros y defectos de nacimiento.

¿Qué efectos tiene la inhalación de alcohol?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe 

Si estás embarazada, habrá casos en los que te apetecerá sentir olores y sabores extraños, y esto incluye el olor del alcohol para fricciones. Oler alcohol ocasionalmente es seguro, pero no se recomienda una exposición prolongada debido a los efectos adversos que tendrá en ti.

Si se inhalan grandes cantidades de alcohol para fricciones, puede causar náuseas, vómitos, irritación de la garganta e incluso dificultad para respirar.

¿Qué es el alcohol de fricción?

El alcohol para fricciones es un antiséptico para la desinfección de superficies. Es muy popular en entornos sanitarios o en la limpieza del hogar. Hay tres clasificaciones de alcohol para fricciones: alcohol isopropílico, metílico y etílico. El más común entre ellos es el isopropílico.

La gente los utiliza sobre todo para desinfectar cosas y desinfectar las manos. Y como son un arma esencial contra la propagación del virus, las madres embarazadas se preocupan por su efecto en el feto.

Algunas mamás también desconfían de su uso en la piel porque los tópicos que se utilizan se absorben en el torrente sanguíneo. Todo lo que entra en el sistema de la madre también pasa al cordón umbilical.

Por ello, muchas mamás se preocupan por el vapor de alcohol que se impregna en su piel. La buena noticia es que una cantidad insignificante es tolerable y es poco probable que afecte al desarrollo del feto.

Efectos adversos del alcohol para fricciones

Embarazada o no, la inhalación intensa de alcohol para fricciones puede provocar efectos nocivos en el organismo. Según el Servicio de Toxicología, incluso su inhalación es tóxica. Por eso es aconsejable utilizarlo en un área bien ventilada.

El posible efecto secundario de la inhalación y la alta exposición al alcohol para fricciones incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Irritación de nariz y garganta
  • Confusión y pérdida de coordinación
  • Respiración lenta

¿Por qué algunas mujeres embarazadas son adictas al olor del alcohol isopropílico?

En los cuidados postoperatorios se utiliza a veces el alcohol isopropílico para aliviar las náuseas y los vómitos de los pacientes. Se considera eficaz para calmar los sentidos después de la cirugía. Pero no siempre lo recomiendan como alivio de las náuseas en las mujeres embarazadas. Lo mejor es evitarlo.

No pasa nada por oler un poco de alcohol en un momento determinado. Pero asegúrate de no hacerlo a diario y durante mucho tiempo. La inhalación prolongada de una gran cantidad de alcohol puede dañar al feto.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños