Negación del embarazo o maternidad invisible

¿Qué significa la negación del embarazo para las mujeres? ¿Cuáles son las consecuencias?

Negación del embarazo: Un trastorno no tan raro

La negación del embarazo se produce cuando una mujer embarazada no es capaz de asimilar o aceptar su estado hasta el final del embarazo. A veces, la negación puede continuar hasta el momento del parto. No se trata de un embarazo oculto, sino de un embarazo ignorado. Los escasos estudios sobre el tema informan de uno a tres casos por cada mil nacimientos.

Negación del embarazo: Manifestaciones increíbles

El aspecto más inquietante de la negación del embarazo es la propia invisibilidad del mismo. Es como si el cuerpo fuera cómplice del poderosísimo mecanismo psicológico puesto en marcha por el inconsciente de la madre. Las mujeres ganan muy poco peso, su vientre apenas se redondea, no perciben los movimientos del bebé o los interpretan de forma diferente. Algunas de ellas toman la píldora y siguen teniendo sangrados regulares que equiparan a la menstruación. Muy a menudo, quienes las rodean, especialmente el cónyuge, no ven nada, lo que refuerza la negación de la mujer. Cuando se revela el embarazo, es muy impresionante ver que el vientre de la madre se vuelve prominente en pocos días.

Negación del embarazo: mujeres de toda condición

No existe un perfil típico. Hay adolescentes, pero también mujeres de 30 y 40 años, y madres que ya tienen uno o más hijos. Los criterios sociales tampoco son muy concluyentes: no hay antecedentes, ni profesión que se escape a la negación.

Cabe destacar que cuando todo acaba bien y dan a luz en el hospital, la mayoría de estas mujeres se convierten en auténticas madres y consiguen establecer un vínculo no patológico con su hijo.

Embarazo invisible: Una gran variedad de causas

Hay casi tantas causas como casos. Algunas negaciones se producen porque el embarazo se vive como un peligro o una vergüenza. O por ejemplo, en el caso de una madre hiperfértil que ya no puede hacer frente a un nuevo embarazo. Las mujeres que no están muy atentas a su cuerpo y que están muy ocupadas en el trabajo también pueden negar un embarazo. La negación del embarazo no es infrecuente cuando una mujer a tenido un parto reciente, ya que no cree que sea fértil, no ha perdido todo el peso del embarazo y no se da cuenta de que vuelve a estar embarazada.

Embarazos no asistidos: un problema de salud pública

Por lo tanto, estos embarazos no atendidos son de muy alto riesgo. La madre no adapta su comportamiento a su estado y no tiene motivos para no tener un comportamiento de riesgo. Las jóvenes que se enteran de que están embarazadas en una fase avanzada suelen preocuparse por las consecuencias de las fiestas de borrachera que han tenido lugar en los últimos nueve meses. La mayoría de las veces, los bebés nacen bastante sanos y la familia suele asombrarse al descubrir un recién nacido completamente formado que pesa más de 3 kg. Sin embargo, algunas mujeres dan a luz solas en casa, a menudo en el inodoro, y el resultado puede ser fatal tanto para la mujer como para el bebé. Afortunadamente, estos casos son sólo una minoría.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños