¿Es grave la hidronefrosis fetal? ¿Qué causa la hidronefrosis en un feto?

¿Qué es la hidronefrosis?

La hidronefrosis es la dilatación del riñón, concretamente de la pelvis renal (lugar donde se almacena la orina tras su producción). Puede ser el resultado de una anomalía anatómica en las vías urinarias o puede ser una variante de la normalidad. La hidronefrosis secundaria a una obstrucción suele producirse a nivel del riñón (obstrucción de la unión uretero-pélvica o UPJ) o de la vejiga (obstrucción de la unión uretero-vesical o megauréter). En raras ocasiones, la hidronefrosis está causada por una obstrucción de la uretra por debajo de la vejiga debido a una afección denominada válvulas uretrales posteriores.

¿Cómo se diagnostica la hidronefrosis?

La hidronefrosis suele diagnosticarse de dos maneras.

  1. Una ecografía prenatal (ecografía durante el embarazo) puede revelar un feto con riñones dilatados. Esto ocurre en 1 de cada 100 embarazos.
  2. Una ecografía realizada como evaluación rutinaria de otro problema médico, como una infección del tracto urinario o incontinencia, también puede revelar hidronefrosis. Una vez que se detecta la hidronefrosis, ya sea durante el embarazo o posteriormente, suelen ser necesarias pruebas adicionales para averiguar la importancia de la hidronefrosis. Estas pruebas son importantes porque los niños con hidronefrosis pueden tener una anomalía anatómica o una obstrucción del tracto urinario. El diagnóstico y el tratamiento tempranos de una posible anomalía urológica pueden evitar las infecciones del tracto urinario y los daños o cicatrices permanentes en los riñones.

¿Qué otra prueba debería hacerse?

VCUG (cistouretrograma miccional): Este estudio proporciona información importante sobre la forma y el tamaño de la vejiga, el cuello de la vejiga (o abertura) y los conductos que drenan la orina desde los riñones hasta la vejiga, llamados uréteres. Permite diagnosticar el reflujo (el reflujo anormal de orina desde la vejiga hacia el uréter y hasta el riñón). También da información anatómica adicional sobre la uretra (conducto urinario que lleva la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo) para comprobar que no hay ninguna obstrucción (válvulas uretrales posteriores).

Gammagrafía renal: Esta prueba puede realizarse en función de los antecedentes de infección(es) del tracto urinario, el resultado de la VCUG, y/o la gravedad de la hidronefrosis. Se utiliza para demostrar mejor la función real y/o el drenaje de los riñones. Una gammagrafía renal también puede mostrar si hay daños en los riñones y/o cicatrices que puedan ser consecuencia de una infección previa del tracto urinario o de una hidronefrosis de larga duración. Se suelen realizar dos tipos de gammagrafías renales en función del diagnóstico.

  • Renograma con Lasix o renograma con diuréticos MAG-III para comprobar si hay una obstrucción significativa en el tracto urinario, O
  • Gammagrafía renal con DMSA para comprobar si hay cicatrices o daños en el tejido renal (más común en pacientes con reflujo vesico-ureteral).

¿Cuándo deben realizarse estas pruebas si la ecografía prenatal muestra hidronefrosis?

La decisión de realizar estas pruebas depende de varios factores, como la gravedad de la hidronefrosis. Si la hidronefrosis es leve y sólo en un lado, se puede repetir la ecografía renal en el primer o segundo mes de vida y es posible que no sea necesario realizar una VCUG o una gammagrafía renal. Si la hidronefrosis es grave y/o en ambos lados, se suele realizar una ecografía renal después de las primeras 24-48 horas de vida pero dentro de la primera semana de vida. Es normal que un recién nacido esté deshidratado y produzca menos orina el primer día de vida, por lo que puede parecer falsamente que la hidronefrosis ha desaparecido si se realiza demasiado pronto. En caso de hidronefrosis grave, se realizará un VCUG en las siguientes semanas de vida. Si es necesario, se realizará una gammagrafía renal.

Ciertas condiciones observadas en la ecografía pueden justificar un estudio más rápido y se comunicará si es necesario (por ejemplo, en caso de hidronefrosis grave en ambos riñones o de vejiga dilatada).

¿Cómo se clasifica la hidronefrosis y por qué es importante?

La hidronefrosis se clasifica en una escala de cero a cuatro, siendo cero la ausencia de hidronefrosis y cuatro la gravedad. El grado de hidronefrosis se utiliza para ayudar en la toma de decisiones con respecto al tratamiento de la causa subyacente de la hidronefrosis y el pronóstico final de los pacientes. Los grados más graves de hidronefrosis se asocian a un seguimiento más estrecho por parte de la urología pediátrica. Por ejemplo, las hidronefrosis de grado III y IV (no debidas a reflujo vesicoureteral) suelen requerir una exploración renal.

¿Por qué se produce la hidronefrosis?

Existen numerosas razones por las que se produce la hidronefrosis. Mira la lista de posibles diagnósticos a continuación:

  • Reflujo vesicoureteral
  • Hidronefrosis no obstructiva
  • Obstrucción de la unión ureteropélvica (UPJ)
  • Ureterocele
  • Válvulas uretrales posteriores
  • Obstrucción de la unión ureterovesical (UVJ)
  • Megauréter
  • Riñón displásico multiquístico
  • Uréter ectópico
  • Vejiga neurogénica/nonucleógena

Esta lista es bastante extensa, pero lo más frecuente es que la causa de la hidronefrosis provenga de uno de los tres primeros diagnósticos.

Las pruebas radiográficas especiales mencionadas anteriormente ayudarán a encontrar la causa de la hidronefrosis.

¿Necesitará el bebé alguna medicación para ayudar a tratar la hidronefrosis?

La decisión de tratar a los niños con hidronefrosis con antibióticos profilácticos depende de varios factores, pero principalmente de la gravedad de la hidronefrosis. Si se utilizan antibióticos profilácticos, el niño recibirá antibióticos en una dosis baja y a diario. Los tipos de antibióticos son muy específicos para el tracto urinario y tienen muy pocos efectos secundarios, o ninguno. El tipo específico de antibióticos dependerá de la edad, el peso y las alergias de tu hijo. El objetivo de los antibióticos es prevenir las infecciones renales que pueden producirse como consecuencia de la hidronefrosis. Muchas veces, una vez realizadas las pruebas radiográficas especiales, se podrá estimar el tiempo total de tratamiento antibiótico.

¿La hidronefrosis desaparecerá o el niño tendrá que ser operado?

Normalmente, la hidronefrosis no obstructiva (es decir, la hidronefrosis secundaria a una dilatación en la unión ureterovesical, el lugar donde el uréter se une a la vejiga) y la hidronefrosis de grado 1 a 3 secundaria a la hidronefrosis de tipo unión uretero-pélvica no necesitan intervención quirúrgica y se resuelven con el tiempo. El tiempo de resolución depende de la gravedad de la hidronefrosis y es diferente para cada niño. Los niños a los que se les diagnostica una dilatación por anomalías de la unión ureterovesical denominadas megauréteres rara vez necesitan una reparación quirúrgica. Los pacientes con hidronefrosis de grado IV (grave) son los que tienen más probabilidades de requerir una intervención quirúrgica para prevenir el daño renal y las infecciones recurrentes.

La gran mayoría de los niños con hidronefrosis crecen sanos y llevan una vida normal, incluso si necesitan una intervención quirúrgica para corregir una anomalía.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños