¿Puede un bebé sobrevivir a un embarazo heterotópico? ¿Qué causa el embarazo heterotópico?

Embarazo heterotópico - Embarazo en dos localizaciones distintas

Un embarazo heterotópico es un embarazo en dos localizaciones distintas, normalmente un embarazo está dentro del útero, y el otro embarazo se localiza normalmente como un embarazo ectópico, fuera del útero.

Un embarazo heterotópico es una complicación muy rara del embarazo que se produce en aproximadamente 1 de cada 30.000 embarazos, y unas 10 veces más en mujeres que se someten a la inducción de la ovulación o a otra terapia de medicina reproductiva como la fecundación in vitro.

En un embarazo heterotópico hay dos escenarios de embarazos separados simultáneamente:

  • Un embarazo es extrauterino (embarazo ectópico) y otro es un embarazo intrauterino.
  • Ambos embarazos son extrauterinos, ambos son embarazos ectópicos.

Un embarazo heterotópico también recibe el nombre de embarazo ectópico combinado, embarazo de localización múltiple o embarazo coincidente.

Síntomas embarazo heterotópico

Una mujer que experimenta un embarazo heterotópico puede tener o no síntomas. Esto es especialmente preocupante porque la mitad de estos embarazos sólo se diagnostican cuando se rompe la trompa de Falopio.

Si los síntomas están presentes, pueden incluir:

  • Sangrado vaginal anormal
  • Hinchazón
  • Mareos
  • Desmayos
  • Dolor abdominal de leve a intenso o calambres
  • Náuseas
  • Dolor en el costado
  • Vómitos

Si experimentas un dolor intenso, una hemorragia intensa, una sensación de desmayo o cualquier otro síntoma preocupante, acude a urgencias, ya que una rotura de trompa puede ser mortal si no se trata.

Diagnóstico embarazo heterotópico

A veces el diagnóstico puede ser difícil y el tratamiento depende de los síntomas y la localización de los embarazos.

En ocasiones, primero se trata un embarazo ectópico y luego se descubre que también hay un embarazo intrauterino u otro embarazo ectópico. En otras ocasiones, la paciente sufre un aborto del embarazo intrauterino, sólo para descubrir después que también hay un embarazo ectópico.

Sencillamente, a los médicos les resulta difícil diagnosticar un embarazo heterotópico en sus primeras fases. Las mujeres pueden tener hemorragias vaginales y calambres, pero estos son síntomas que pueden darse incluso en un embarazo normal.

Al mismo tiempo, es fácil pasar por alto un embarazo heterotópico durante una ecografía rutinaria, ya que el técnico puede limitarse a comprobar el desarrollo del feto en el útero y no pensar en mirar más allá. Si se sospecha que hay un embarazo heterotópico, normalmente no se puede confirmar o descartar mediante una ecografía hasta la cuarta o quinta semana.

Hasta entonces, la persona embarazada deberá ser vigilada estrechamente con análisis de sangre hasta que se pueda hacer un diagnóstico definitivo. Lo mismo debería ocurrir con las personas que se han sometido a un procedimiento de reproducción asistida si experimentan alguno de los síntomas mencionados anteriormente.

Tratamiento embarazo heterotópico

Cualquier feto situado fuera del útero no puede sobrevivir, y su presencia podría causar una hemorragia potencialmente mortal en la madre si se produce una ruptura espontánea del tejido. En consecuencia, estos embarazos deben interrumpirse.

La buena noticia es que a menudo es posible hacerlo sin interrumpir el embarazo intrauterino sano. Este proceso suele implicar una intervención quirúrgica, que puede requerir o no la extirpación de la trompa de Falopio afectada.

Aunque los embarazos heterotópicos conllevan un mayor riesgo de aborto (sobre todo si se trata de una rotura), alrededor del 67% de las mujeres pueden llevar el bebé intrauterino a término. Si has sufrido la pérdida de un feto debido a un embarazo heterotópico, es perfectamente normal que te sientas apenada por ese bebé aunque el otro esté bien. Permítete sentir y compartir esa pérdida con otras personas en las que confíes.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños