Embarazo no evolutivo, aborto, perdida de embarazo, muerte embrionaria, muerte fetal

Durante un embarazo, el embrión formado puede dejar de desarrollarse espontáneamente. Esto se llama embarazo no evolutivo. ¿Cómo puede desarrollarse la situación y cuáles son los medios de intervención? Respuestas aquí.

Embarazo no evolutivo: ¿Qué es?

Un embarazo no evolutivo corresponde a un embarazo que se ha detenido prematuramente durante su curso y que no da lugar al nacimiento de un bebé. Este acontecimiento se produce con mayor frecuencia en el primer trimestre y en aproximadamente el 70% de los casos está relacionado con una anomalía cromosómica del embrión.

Diferentes tipos de embarazos no evolutivos

Hay diferentes situaciones detrás de un embarazo no evolutivo:

  1. Huevo huero. Embarazo anembrionado: el saco embrionario está efectivamente presente pero no contiene un embrión.
  2. Muerte embrionaria: el embrión está presente pero su corazón ha dejado de latir. Se denomina muerte fetal cuando se produce después de 14 semanas de amenorrea.
  3. Embarazo molar: el embrión tiene un conjunto anormal de cromosomas y deja de desarrollarse rápidamente.
  4. Embarazo ectópico: el embrión se ha implantado fuera del útero, casi siempre en las trompas de Falopio. Esta situación representa una urgencia ginecológica porque puede provocar una hemorragia importante.

Diagnóstico de embarazo no progresivo

Para demostrar que un embarazo se ha interrumpido, el ginecólogo debe realizar una ecografía vaginal, que es más precisa que una ecografía abdominal. El diagnóstico se realiza si el examen muestra la presencia de:

  • Saco gestacional vacío de más de 25 mm.
  • Embrión con una longitud craneocaudal, es decir, la longitud desde la parte superior de la cabeza hasta la punta de las nalgas del embrión, de más de 7 mm sin actividad cardíaca.

Si no se alcanzan estos umbrales de tamaño, se realiza una nueva ecografía una semana después. Si la situación no ha cambiado, se confirma el diagnóstico de interrupción del embarazo.

Consecuencias de un embarazo no progresivo

Un embarazo no progresivo dará lugar a un aborto espontáneo: el cuerpo expulsará espontáneamente la placenta y el embrión. Este fenómeno no es raro: se produce en aproximadamente el 15% de los embarazos.

En la mujer, el aborto se manifiesta con:

  • Dolor abdominal.
  • Pérdida de sangre, con la presencia de coágulos.

Cuando se elimina todo el contenido uterino durante el aborto, se dice que éste es completo. Pero no siempre es así: a veces, parte del contenido uterino permanece, o el aborto se retrasa. En este caso, el tratamiento es esencial.

Tratamiento de los embarazos no progresivos

Cuando un embarazo no progresivo no ha dado lugar a un aborto completo, es necesario intervenir para eliminar los restos uterinos y prevenir así el riesgo de infección. Cuando esto ocurre al principio del embarazo, son posibles dos enfoques: uno basado en la administración de fármacos, el segundo quirúrgico.

Embarazo no progresivo: método farmacológico

El tratamiento se basa en la administración de un medicamento que imita la acción de las prostaglandinas. Provoca contracciones del útero y favorece la apertura del cuello uterino. Se prefiere la vía vaginal a la oral: es más eficaz y reduce los efectos secundarios digestivos.

A veces se administra otro fármaco por vía oral. Contrarresta la acción de una de las hormonas femeninas, la progesterona, y favorece la apertura del cuello uterino. Esta opción de medicación se reserva para los embarazos que no progresan de forma precoz.

Método quirúrgico en caso de embarazo no progresivo

El tratamiento quirúrgico se realiza de forma ambulatoria. Suele administrarse un medicamento a la paciente, por vía vaginal u oral, unas horas antes de la intervención quirúrgica para dilatar el cuello uterino.

Durante el procedimiento, el cirujano introducirá una cánula a través del cuello uterino para aspirar el contenido uterino. Este tratamiento limita el dolor y la hemorragia, pero requiere una anestesia general. El equipo médico elegirá la opción más adecuada en función del perfil del paciente.

También te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños