adolescencia riesgos

¿Cuáles son las razones que llevan a una adolescente a tener un hijo? ¿Cómo podemos acompañarla durante su embarazo y, sobre todo, en su vida de joven madre? Aunque algunas adolescentes planifican y desean su embarazo, para muchas no es así. Incluso, detrás de un embarazo inesperado, o al menos tras unas relaciones sin protección, puede haber un deseo inconsciente de embarazo. Esto puede ocurrir por la falta de información o el mal uso de los anticonceptivos, el desconocimiento del funcionamiento de su cuerpo o el deseo de saltarse los pasos.

¿Cómo reaccionan los padres de la adolescente ante un embarazo?

Para algunos padres, recibir el estatus de "abuelos" con apenas cuarenta años puede provocar reacciones extrañas (ira, miedo, shock, decepción, etc.). En la medida de lo posible, el papel de los padres es sobre todo el de apoyar a la niña, pero también el de informarla sobre las complejidades de ser madre a una edad muy temprana. Sólo la prevención y la concienciación sobre la anticoncepción pueden evitar estos embarazos precoces, que en la gran mayoría de los casos son muy difíciles de gestionar tanto para la adolescente como para su familia. Tener un hijo es ciertamente una elección que cambia la vida y que conlleva grandes complicaciones, pero también puede ser un acontecimiento satisfactorio. Sea cual sea la decisión, lo mejor es buscar asesoramiento profesional. La joven, sola o acompañada por sus padres, puede acudir a un centro de información y planificación familiar en el que haya trabajadores sociales, psicólogos y ginecólogos que le den apoyo psicológico y respuestas objetivas. Además, llevados por la alegría y la emoción de (re)dar a luz, algunos padres se proyectan en el embarazo de su hija. Pero cuidado, la adolescente tendrá que responsabilizarse de su acto, le corresponderá hacerse cargo del niño que necesita la presencia de su madre. Nunca es saludable que el niño sea criado o cuidado en exceso por los abuelos, aunque evidentemente pueden encontrar juntos compromisos para cuidar del niño de vez en cuando.

Mi hijo ha dejado embarazada a una chica, ¿qué puedo hacer?

Al igual que la chica embarazada tendrá que asumir el papel de madre con madurez, la paternidad implica asumir las responsabilidades y obligaciones de la edad adulta. No dudes en decirle que ese hijo es fruto de la unión de dos personas y que él es tan responsable como la chica. Aunque sean los dos adolescentes los que decidan sobre su futuro, puedes reunirte con los padres de la chica y discutir juntos las posibilidades de futuro de la pareja. También en este caso, es aconsejable encarecidamente que recurras a profesionales que tengan más objetividad y retrospectiva.

Estudios y maternidad / paternidad, ¿son compatibles?

¡Es difícil reintegrarse en el currículo escolar cuando tienes que cuidar a un niño! Sí, ser madre a una edad muy temprana implica tiempo, responsabilidad, dinero y puede ser un obstáculo para la escolarización. Aunque conciliar su vida de madre y su vida de estudiante es sin embargo posible si la adolescente está bien rodeada y es lo suficientemente madura como para gestionar y organizar su tiempo. De hecho, algunas jóvenes consiguen encontrar un equilibrio entre su vida de adolescentes y su papel de madre, interrumpiendo únicamente sus estudios durante el permiso de maternidad y consiguiendo recuperar las semanas perdidas sin demasiada dificultad. Por otro lado, otras madres jóvenes abandonan sus estudios y encuentran un trabajo para poder mantener a su hijo. También en este caso, el diálogo entre los padres y los adolescentes es esencial para ayudar a estos últimos a hacer una elección profesional adecuada. Hay que tener en cuenta que algunos centros educativos son bastante indulgentes con las ausencias de las jóvenes madres y pueden ofrecerles un horario flexible. 

Prevención, complicaciones y riesgos de la gestación durante la adolescencia.

La gestación durante la adolescencia (14-19 años) conlleva muchos más riesgos y complicaciones que un embarazo en la edad adulta, tanto para la madre, como para el bebé.

Factores principales que favorecen el embarazo durante la adolescencia

  • Las relaciones comienzan a edades muy tempranas. Muchos jóvenes se inician sin apenas tener conocimiento creyendo que se las saben todas, por lo que ven en la tele o internet. Muchas familias y centros educativos no hablan sobre educación sexual y cuando lo hacen ya los hijos llevan tiempo manteniendo relaciones, muchos de ellos sin ningún tipo de control para evitar enfermedades o embarazos. Así, que éste sería unos de los factores, la falta de comunicación con los adultos y de información sobre la sexualidad de manera eficaz y responsable.
  • Nivel social y económico bajo.
  • Nivel cultural bajo.
  • Abusos se*uales.
  • Costumbres raciales o sociales.

Riesgos y complicaciones en los embarazos adolescentes

  • Hipertensión.
  • Retraso en el crecimiento del feto.
  • Infecciones de transmisión se*ual, por seguir manteniendo relaciones sin protección o causadas muchas veces por abusos.
  • Parto prematuro.
  • Complicaciones durante el parto.
  • Mortalidad de la madre. Es la segunda causa de muerte en el mundo en mujeres con estas edades.
  • Mortalidad infantil. Muy superior en los bebés de madres adolescentes.

Prevención del embarazo en la adolescencia

Los embarazos en edades tan tempranas se deben evitar. Está demostrado que los consejos y las campañas de concienciación para que los adolescentes no inicien sus relaciones se*uales siendo apenas unos niños, son poco eficaces en la sociedad en que vivimos, por un oído les entra y por otro les sale, y al final harán lo que ellos quieran. Por eso lo más importante es hablar con nuestros hijos, darles toda la información que necesiten de manera correcta y enseñarles que si mantienen relaciones, debe ser siempre con protección, para evitar las ETS y los embarazos no deseados. También es fundamental la educación se*ual que se imparta en los colegios.

¿Cómo se controla un embarazo adolescente?

El apoyo y respeto de la familia ante las decisiones que debe tomar la futura madre es imprescindible.

La joven debe seguir todos los controles médicos que se le indiquen, en ellos se hará prevención para evitar que surjan complicaciones. Además debe tomar los suplementos de iodo y ácido fólico imprescindibles en el embarazo.

Por supuesto, no debe consumir ninguna sustancia tóxica.

La dieta debe ser sana y equilibrada, donde abunde, la fruta, las verduras, los lácteos, proteínas y alimentos ricos en hierro y ácido fólico. Hay que evitar la comida basura, tan típica a estas edades.

En general, el embarazo en la adolescencia debe ser más controlado medicamente, y además, la joven embarazada debe recibir apoyo, compresión y cariño, ya que muchas veces tienden a aislarse, dejar los estudios, etc. Son muchos los cambios que se avecinan, los miedos, la incertidumbre y las dudas pasarán por su cabeza constantemente. Por eso, es fundamental que cuente con toda la ayuda y el apoyo de los padres, la familia y el entorno cercano en general.

También te interesa leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!