Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

adolescencia riesgos

Prevención, complicaciones y riesgos de la gestación durante la adolescencia.

La gestación durante la adolescencia (14-19 años) conlleva muchos más riesgos y complicaciones que un embarazo en la edad adulta, tanto para la madre, como para el bebé.

Cada año millones de jóvenes adolescentes quedan embarazadas. Este artículo va destinado especialmente a las jóvenes y a los padres con niñas de esas edades y también con niños, porque un embarazo es cosa de dos y la educación para la prevención de embarazos en edades tan tempranas es fundamental.

Factores principales que favorecen el embarazo durante la adolescencia

  • Las relaciones comienzan a edades muy tempranas. Muchos jóvenes se inician sin apenas tener conocimiento creyendo que se las saben todas, por lo que ven en la tele o internet. Muchas familias y centros educativos no hablan sobre educación sexual y cuando lo hacen ya los hijos llevan tiempo manteniendo relaciones, muchos de ellos sin ningún tipo de control para evitar enfermedades o embarazos. Así, que éste sería unos de los factores, la falta de comunicación con los adultos y de información sobre la sexualidad de manera eficaz y responsable.
  • Nivel social y económico bajo.
  • Nivel cultural bajo.
  • Abusos sexuales.
  • Costumbres raciales o sociales.

Riesgos y complicaciones en los embarazos adolescentes

  • Hipertensión.
  • Retraso en el crecimiento del feto.
  • Infecciones de transmisión sexual, por seguir manteniendo relaciones sin protección o causadas muchas veces por abusos.
  • Parto prematuro.
  • Complicaciones durante el parto.
  • Mortalidad de la madre. Es la segunda causa de muerte en el mundo en mujeres con estas edades.
  • Mortalidad infantil. Muy superior en los bebés de madres adolescentes.

Prevención del embarazo en la adolescencia

Los embarazos en edades tan tempranas se deben evitar. Está demostrado que los consejos y las campañas de concienciación para que los adolescentes no inicien sus relaciones sexuales siendo apenas unos niños, son poco eficaces en la sociedad en que vivimos, por un oído les entra y por otro les sale, y al final harán lo que ellos quieran. Por eso lo más importante es hablar con nuestros hijos, darles toda la información que necesiten de manera correcta y enseñarles que si mantienen relaciones, debe ser siempre con protección, para evitar las ETS y los embarazos no deseados. También es fundamental la educación sexual que se imparta en los colegios.

¿Cómo se controla un embarazo adolescente?

El apoyo y respeto de la familia ante las decisiones que debe tomar la futura madre es imprescindible.

La joven debe seguir todos los controles médicos que se le indiquen, en ellos se hará prevención para evitar que surjan complicaciones. Además debe tomar los suplementos de iodo y ácido fólico imprescindibles en el embarazo.

Por supuesto, no debe consumir ninguna sustancia tóxica.

La dieta debe ser sana y equilibrada, donde abunde, la fruta, las verduras, los lácteos, proteínas y alimentos ricos en hierro y ácido fólico. Hay que evitar la comida basura, tan típica a estas edades.

En general, el embarazo en la adolescencia debe ser más controlado medicamente, y además, la joven embarazada debe recibir apoyo, compresión y cariño, ya que muchas veces tienden a aislarse, dejar los estudios, etc. Son muchos los cambios que se avecinan, los miedos, la incertidumbre y las dudas pasarán por su cabeza constantemente. Por eso, es fundamental que cuente con toda la ayuda y el apoyo de los padres, la familia y el entorno cercano en general.