Cómo lidiar con el cansancio en el primer trimestre de embarazo

Consejos para sobrellevar el cansancio extremo durante el primer trimestre de embarazo

Vigila tus niveles de hierro: Aunque el agotamiento en las primeras 12 semanas de embarazo es increíblemente común, también podría ser una señal de que tus niveles de hierro son más bajos de lo que deberían. Estar anémica o tener niveles bajos de hierro puede hacer que te sientas considerablemente aletargada y somnolienta. Para combatirlo, asegúrate de comer muchos alimentos ricos en hierro, como la carne roja, las legumbres y los frutos secos, así como mucha vitamina C, que aumenta la rapidez con la que el cuerpo absorbe el hierro. Si te cuesta comer mucho debido a las náuseas matutinas, puedes considerar la posibilidad de tomar un suplemento de hierro o un multivitamínico para el embarazo. En ese caso consulta con el médico.

Mantenerte hidratada también es muy importante en el primer trimestre. Bebe mucha agua: puedes añadir limón para darle sabor si el agua te parece un poco aburrida, pero procura beber al menos 8 vasos al día.

Duerme una siesta cuando puedas: Si tu vida familiar y laboral te lo permiten, intenta echar una pequeña siesta durante el día. Es posible que descubras que te despiertas con más frecuencia por la noche (los sueños extraños o la necesidad de orinar con más frecuencia pueden provocar despertares prematuros). Unos 20 minutos de sueño durante el día pueden ayudar a compensar el sueño que ha perdido durante la noche.

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe 

No tengas miedo de pedir ayuda: si tienes pareja, organiza un descanso los fines de semana mientras cuidan de tus otros hijos. También puedes sentarte a leer un libro con los pies en alto. No es necesario que estés físicamente dormida para que tu cuerpo descanse.

Si te cuesta ponerte cómoda por la noche, invierte en una almohada para embarazadas que te ayude a dormir lo mejor posible. Si te cuesta desconectar porque la mente te carcome, una aplicación de mindfulness o meditación puede ayudarte a despejar tus pensamientos antes de dormir.

Haz un poco de ejercicio suave: la idea de hacer ejercicio cuando te sientes cansada puede parecer contraria a la intuición, pero en realidad un pequeño paseo alrededor de la manzana antes de ir a la cama puede ayudarte a dormir más rápido y a tener un mejor sueño. También puede ayudar a liberar las hormonas del bienestar y proporcionar una fuente de melatonina, la hormona que induce el sueño.

El primer trimestre puede ser muy duro. No intentes seguir el mismo ritmo de vida de siempre. Acepta que la casa no estará impoluta, que tendrás que recurrir a cenas fáciles para la familia u optar por opciones sin complicaciones y que a veces las tareas tendrán que esperar. No seas duro contigo mismo. A veces tienes que hacer lo que es mejor para ti y para tu bebé.

La buena noticia es que, a menudo, tus niveles de energía vuelven a ser normales en el segundo trimestre. Las náuseas matutinas generalmente comienzan a aliviarse o desaparecen por completo, lo que a menudo hace que las semanas centrales del embarazo sean mucho más cómodas que el comienzo. Aprovecha el segundo trimestre, ya que las semanas pasan demasiado rápido.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños