Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

peso despues parto

Después de tener un bebé, es posible que estés exhausta o sientas que no hay tiempo para comer y hacer ejercicio de manera saludable. Aun así, es necesario cuidarse y disfrutar de un estilo de vida saludable con una pérdida de peso gradual.

¿Cuándo es seguro comenzar a perder peso?

Antes de quedar embarazada, perder el peso sobrante puede reducir posibles riesgos durante la gestación. Sin embargo, una vez que estés embarazada, no se recomienda restringir la dieta ya que podría afectar al bebé. En lugar de tratar de perder peso, concéntrate en obtener sólo la cantidad recomendada durante el embarazo. Esto varía según lo que pesabas antes de la gestación.

Es necesario tener una dieta saludable antes, durante y después del embarazo.

Puedes comenzar a hacer ejercicio suavemente unos días después del parto, a menos que hayas tenido un parto complicado o una cesárea. Para tu mayor seguridad consulta siempre con el médico sobre el momento ideal para comenzar tus ejercicios según tus circunstancias.

Establecer metas de pérdida de peso realistas

Al comer saludablemente y hacer ejercicio de forma regular, se pueden perder alrededor de 500 gramos cada semana. Esto puede no parecer mucho, pero hay que tener paciencia. Lo más importante es cuidarse con buena comida y ejercicio. Puede llevarte seis meses o más volver a tu peso previo al embarazo.

El cuerpo puede verse diferente después de tener hijos. Algunas mujeres se acomplejan y no les gusta cómo se ven. Pero ya sea que pierdas peso o no, elige un estilo de vida saludable y siéntete orgullosa de lo que tu cuerpo ha logrado.

Lactancia y pérdida de peso

La pérdida gradual de peso, alrededor de medio kilo por semana, está bien durante la lactancia. Perder peso más rápido con la dieta puede significar que no le pasas suficientes nutrientes al bebé.

Es posible que descubras que amamantar te ayuda a perder peso ya que tu cuerpo usa reservas de grasa y energía para nutrir al bebé. O quizás resulte que no pierdes peso hasta que hayas dejado de amamantar.

La lactancia materna puede provocarte hambre. Es mejor consumir vegetales, proteínas y otras opciones nutritivas, y debes evitar los alimentos procesados ​​ricos en grasa o azúcar. También debes beber mucha agua.

Consejos para perder peso después del parto

  • Elige alimentos frescos, incluidos vegetales, proteínas y granos integrales.
  • Los alimentos con alto contenido de fibra, como vegetales, legumbres y granos, pueden ayudarte a sentirte más llena.
  • Come porciones más pequeñas, usar un plato más pequeño puede ayudar.
  • Siéntate y disfruta de tu comida lentamente.
  • Si tienes hambre, elige opciones saludables en lugar de comida basura.
  • Si te parece tentadora la comida chatarra, trata de no tenerla en casa.
  • Permite que el cuerpo pierda peso gradualmente.
  • Poco a poco vuelve al ejercicio. Sal a caminar con tu bebé, o acude a una clase de ejercicios para mamás y bebés.
  • La lactancia puede ayudar a algunas mujeres.

Cuándo buscar ayuda y dónde buscar ayuda

Si tenías sobrepeso antes del embarazo, es posible que necesites hablar con el médico acerca de cómo perder peso.

Un nutricionista o dietista puede darte más consejos sobre cómo perder peso, y pueden armar un plan de alimentación personal que sea nutritivo pero que permita la pérdida gradual de peso después del embarazo.

No es ideal perder demasiado peso o perderlo demasiado rápido. Necesitas energía para cuidar de ti y tu bebé. Si te preocupa tu peso, es muy recomendable que hables con el médico.