Consejos para hornear galletas crujientes y perfectas

Trucos para hacer galletas crujientes

Estos consejos que se aplican a todas las galletas, ¡sean keto o no!

Si la receta lleva huevos deben estar a temperatura ambiente.

Hay que batir la mantequilla hasta que esté ligera y esponjosa. Esto es algo muy importante en las galletas (es decir, la regla de oro). Para obtener la mejor textura, debes batir la mantequilla y el edulcorante con la batidora durante unos 10 minutos, raspando el bol 2 ó 3 veces para asegurarte de que no queden vetas irregulares.

¿Sin lácteos? No te va a gustar, este es un tema complicado (¡sobre todo para las galletas crujientes!). La manteca de cerdo es probablemente el sustituto más cercano a la mantequilla pero tendrás que reducir la cantidad utilizada en un 20%, ya que es una grasa pura.

También hay que tener en cuenta que no se obtiene el sabor de la mantequilla (por lo que incluso las recetas con manteca de cerdo siguen añadiendo algo de mantequilla o al menos un extracto de mantequilla).

Suave o crujiente: en lo que respecta a las galletas para untar (como las de chocolate), se puede jugar con su textura sin alterar la receta. Por ejemplo, si las quieres más crujientes, asegúrate de aplanar las galletas un poco antes de hornearlas, utiliza papel pergamino e incluso ten la masa de galletas más a temperatura ambiente que ultra fría. Y para las galletas más blandas querrás hacer lo contrario (ultracongeladas, sin aplanarlas previamente). Nota: los hornos de convección también dan lugar a galletas más blandas en general.

Para conseguir unas galletas cetogénicas extra crujientes ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Utiliza siempre eritritol como edulcorante. Es el único edulcorante natural cetogénico que proporciona un crujido y una masticación muy similares.
  • Nunca (jamás) utilices harina de coco para hacer galletas crujientes, ya que retiene la humedad y acaba seca, no crujiente. Utiliza una harina de almendra finamente molida.
  • ¿No puedes usar harina de almendras? La harina de semillas de girasol es un buen sustituto. La única advertencia es que puede volverse verde en presencia de bicarbonato de sodio, así que debes cambiarlo por levadura en polvo (tus galletas podrían necesitar un doble horneado para asegurar que resulten crujientes).

⇒ Más recetas keto ðŸ¤¤

Otras recetas que te encantarán: