tarta japonesa

Cómo hacer Tarta de queso japonesa de tres ingredientes - Recetas Caseras

¡No podrás resistirte a nuestra tarta de queso japonesa! Fácil de hacer, ligera, esponjosa, suave... simplemente sentirás que estás mordiendo una nube 😋 Con su incomparable dulzura, esta receta hará las delicias de grandes y pequeños a la hora del postre o merienda y no tiene nada que envidarle a la famosa tarta de queso clásica al horno de Nueva York. Te contamos cómo hacer la cheesecake japonesa en dos versiones distintas.

Los ingredientes que necesitas:

  • 266 ml de chocolate blanco
  • 230 ml de queso crema
  • 6 huevos grandes

Preparación de Tarta de queso japonesa con tres ingredientes:

Precalienta el horno a 180°C. La mayoría de tartas de queso se realizan a esta temperatura.

Cubre el fondo y los lados de un molde para pasteles con papel pergamino.

Coloca el chocolate blanco en un cuenco mediano a prueba de calor y caliéntalo en el microondas en intervalos de 20 segundos (o coloca el cuenco sobre una cacerola de agua apenas hirviendo), revolviendo ocasionalmente, hasta que se derrita.

Transfiere a un cuenco grande y agrega el queso crema. Deja enfriar un poco, luego agrega las yemas y revuelve para combinar.

Usando una batidora eléctrica a alta velocidad, bate las claras de huevo en otro cuenco grande hasta que se formen picos rígidos.

Agrega una pequeña porción de claras de huevo a la mezcla de chocolate y revuelve hasta que esté aligerado.

Agrega suavemente las claras de huevo restantes en 2 adiciones hasta que se combinen.

Vierte la mezcla en el molde preparado.

pastel especias navidad receta

Hornea el pastel de queso al baño María, hasta que esté listo, unos 45–50 minutos, depende del horno. La tarta de queso debe ser cocinada en un baño de agua de unos pocos centímetros para evitar sobrecocinar su base, pero también para crear una atmósfera muy húmeda en el horno durante la cocción. Así que antes de empezar, asegúrense de tener suficiente agua para hacer un baño maría que se ajuste al tamaño del molde de la tarta. Por la misma razón, es preferible usar un molde completamente cerrado y bastante alto, ya que el pastel se levanta mucho durante la cocción, antes de caer ligeramente. Si tienes un molde de forma de resorte (desmontable), envuelve el fondo en papel de aluminio para evitar que el agua se filtre durante la cocción. Si tu molde no es lo suficientemente alto, envuelve el interior del molde varias veces con papel de hornear, que mantendrá la masa durante la cocción.

Apaga el horno y deja la tarta dentro 15 minutos más, luego transfiérela a una rejilla y deja enfriar por completo.

Retira la tarta de queso del molde, transfiérela a un plato y guarda en la nevera hasta que esté fría, al menos 4 horas o si es posible toda la noche.

Cheesecake o Tarta de queso japonesa

cheesecake japonesa, tarta de queso japonesa

  • 80 gramos de leche
  • 210 gramos de queso crema (queso de Filadelfia)
  • 40 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de harina
  • 17 gramos de almidón de maíz (Maïzena)
  • 5 huevos
  • 115 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • La cáscara de un limón (opcional)
  • 1/4 de cucharadita de crema tártara (opcional)

Preparación Cheesecake japonesa:

Precalentar el horno a 160°C.

Unta con mantequilla los lados de un molde de 20 cm y coloca un disco de papel de horno en el fondo.

En una pequeña cacerola (o en el microondas) calienta la leche, el queso crema y la mantequilla a fuego medio. Mezcla para obtener una preparación homogénea. No es necesario recalentar, el objetivo es simplemente derretir la mantequilla y el queso crema.

Utiliza un bol grande para hacer la mezcla, ya que la masa tomará mucho volumen al final de la preparación.

Tamiza la harina y la maicena y añade a la primera mezcla de queso crema. Mezcla vigorosamente con un batidor hasta obtener una masa suave.

Separa las claras de las yemas (las claras se usarán más tarde).
Añade las 5 yemas de huevo, 25 gramos de azúcar, una cucharada de zumo de limón y la cáscara de un limón. Mezcla de nuevo.

Bate las claras a punto de nieve, con la crema tártara si deseas utilizarla, Utilizando un procesador de alimentos o un batidor eléctrico. Añade gradualmente los 90 gramos de azúcar restantes para hacer un merengue suave y brillante.

Vierte un tercio de las claras en la masa. Mezcla suavemente con un batidor, debes incorporar las claras sin romperlas.

Haz lo mismo con un segundo y luego el último tercio de las claras.

Debes obtener una masa suave. Asegúrate de que la masa es homogénea, ya que el fondo del recipiente tiende a estar menos mezclado.
Vierte la masa en tu molde, y luego golpéala sobre tu superficie de trabajo para que salgan las grandes burbujas de aire.
Luego colócala al baño maría (sin agua por el momento).

Pon el agua a hervir y luego coloca la bandeja o fuente en el nivel más bajo del horno. Luego vierte unos 2 centímetros de agua caliente en el baño maría. Es más fácil y menos peligroso hacer esto que llevar la fuente llena de agua hirviendo.

Hornea la tarta de queso japonesa a 160°C durante 1 hora y 10 minutos en convección natural (sin ventilador). Si tu horno tiene un programa de cocción, es aún mejor (cocción sólo desde abajo).

Una vez que haya pasado la hora y los 10 minutos, apaga el horno y deja la tarta de queso en él durante otros 45 minutos. El proceso de horneado continuará durante otros 45 minutos antes de que la tarta de queso vuelva a caer lentamente.

tarta queso chocolate blanco tarta queso chocolate blanco tarta queso chocolate blanco

Si no usas crema tártara, la tarta de queso tenderá a desgarrarse hacia el final del tiempo de horneado y luego caerá de nuevo. Hagas lo que hagas, no hagas nada, aunque sea menos estético, volverá a su sitio por sí sola cuando caiga.

Una vez que el proceso de horneado esté completo, saca tu tarta de queso del horno. Déjala enfriar completamente antes de sacarla del molde.
Si se pega un poco en los bordes, agítalo suavemente de derecha a izquierda, entonces debería desmoldarse por sí misma.

Ahora todo lo que tienes que hacer es probar este famoso pastel de queso japonés.

Consejos y trucos

La crema de tártaro no es esencial para esta receta, simplemente ayuda a estabilizar la cocción de las partes blancas para evitar que se caigan y que tu pastel se derrumbe. El interés es por lo tanto sobre todo estético, no te preocupes, no cambia el sabor si no usas ninguna. Es un ingrediente que se utiliza a menudo en la elaboración de soufflés, por ejemplo, para evitar que se caigan.

Puedes sustituir el zumo y la cáscara de limón por otros cítricos (naranja, pomelo, etc.). También es posible utilizar un poco de extracto de vainilla para dar sabor a la tarta de queso.

El baño maría es esencial, permite una cocción suave de la base de la tarta de queso y garantiza una tarta muy suave y no seca.

Mezcla suavemente con tu batidor cuando añadas las claras. Ten paciencia porque las claras no deben romperse.

🔆 Otras recetas de tartas con queso:

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños