recetas para bebés de 6 meses o más

Los 6 meses son un buen momento para iniciar la diversificación alimentaria de tu hijo. Empieza por introducir al bebé en nuevos sabores incorporando cada vez más puré de patatas, guisantes, chirivías, nabos, zanahorias y otras verduras. Para el postre del bebé, prepara compotas de frutas como la de manzana y pera o la de manzana y plátano, por ejemplo. No dudes en pedir consejo a tu pediatra y sólo incorpora un alimento a la vez. Esto permite identificar una posible alergia o un sabor que no le gusta a tu hijo en sus potitos. No olvides que, aunque tu hijo empiece a tener sus primeros dientes, la leche materna o infantil sigue siendo la base de su alimentación. Así que asegúrate de empezar a diversificar gradualmente la dieta de tu hijo eligiendo entre todas estas recetas para bebés de 6 meses o más.

Puré de patatas - 1 ración

Ingredientes

  • 200 gramos de patatas

Preparación

Empieza por lavar y pelar las patatas, y luego pélalas con un pelador. A continuación, córtalas en trozos y cuécelas en una olla con agua o en la cesta de vapor.

Una vez que las patatas se hayan hecho, tritúralas finamente para obtener un puré suave y sin grumos.

*** Puedes añadir leche de fórmula o materna para que la transición sea más suave.

Puré de patatas y zanahorias baby - 2 raciones

Ingredientes

  • 100 gramos de patata
  • 100 gramos de zanahoria

Preparación

Empieza por lavar y pelar las verduras. A continuación, pelar las patatas y las zanahorias con un pelador de verduras. Corta las verduras en trozos y colócalas en la cesta de vapor. Por último, cocínalas hasta que estén en su punto.

Una vez cocidas, viértelas en la batidora y hazlas puré. A continuación, pon el puré en pequeños tarros de cristal esterilizados.

*** También se puede añadir leche materna o de fórmula al puré.

Puré de calabacín y patatas - 3 raciones

Ingredientes

  • 100 gramos de calabacín
  • 150 gramos de patata

Preparación

Empieza por lavar las verduras. A continuación, pelar las patatas y los calabacines con un pelador. A continuación, córtalas en trozos y cuécelas en agua caliente o en una vaporera.

Una vez que las verduras estén cocidas, viértelas en la batidora y hazlas puré.

Por último, vierte el puré obtenido en pequeños tarros y mételos en la nevera.

Puré de zanahoria y remolacha - 2 raciones

Ingredientes

  • 150g de zanahorias orgánicas
  • 50 g de remolacha cocida

Preparación

Empieza por lavar y pelar las zanahorias con un pelador. A continuación, córtalas en trozos y cuécelas en una vaporera o en una olla con agua.

Una vez que las zanahorias estén cocidas, viértelas en el bol de tu batidora. A continuación, añade la remolacha cocida, que previamente habrás cortado en trozos, y tritura hasta obtener un puré homogéneo. Por último, vierte el puré en pequeños tarros y mételo en la nevera.

Puré de patatas baby y brócoli - 1 ración

Ingredientes

  • 120 gramos de patatas
  • 80 gramos de flores de brócoli

Preparación

Empieza por lavar las patatas y luego pélalas con un pelador. Córtalas en trozos y colócalos en la cesta de la vaporera. A continuación, corta pequeños ramilletes de su brócoli.

Cocina las verduras hasta que estén cocidas. A continuación, viértelos en la batidora y hazlos puré. Por último, vierte el puré en el plato de tu hijo y deja que lo disfrute inmediatamente.

Puré de boniato - 1 ración

Ingredientes

  • 100 g de boniato
  • 100 g de patata

Preparación

Lava bien las verduras con agua limpia. A continuación, pela las patatas y el boniato con un pelador. Córtalos en trozos y cuece en una olla.

Una vez terminada la cocción, batir hasta obtener un puré fino. Vierte en un pequeño frasco de cristal. Pon el puré en la nevera hasta que tu bebé pueda comerlo.

Es posible añadir un poco de leche para bebés o leche materna.

Puré de Apio - 5 raciones

Ingredientes

  • 300 g de apio nabo
  • 300 g de patatas
  • leche para bebés

Preparación

Empieza pelando las patatas con un pelador, luego córtalas en trozos y añádelas a la cesta de la olla a presión o a la vaporera. A continuación, pelar las bolas de apio para eliminar la piel rugosa. Y cortarlas en trozos como si fueran patatas.

Cocina las verduras hasta que se derritan. Luego, ponlas en la licuadora y hazlas puré. Por último, añade leche infantil o materna al gusto para obtener la textura deseada.

Vierte el puré de apio en pequeños tarros esterilizados y mételos en la nevera.

Sopa de chayotes - 2 raciones

Ingredientes

  • 300 g de chayote
  • 100 g de patata

Preparación

Empieza por lavar las verduras. A continuación, pelar las patatas y el chayote. Cortar la patata en trozos y cortar el chayote en trozos retirando bien la semilla central presente en la hortaliza.

Cocina las verduras en la vaporera durante 30 minutos. Una vez que estén cocidas, viértelas en una batidora hasta obtener una sopa suave y homogénea. Por último, vierte la sopa en tarros pequeños y métela en el frigorífico.

Es posible añadir un poco de zanahoria a esta receta, por ejemplo.

Compota de manzanas y ciruelas pasas - 1 ración

Ingredientes

  • 150 g de manzana
  • 50 g de ciruelas pasas

Preparación

Comienza por lavar y pelar la manzana con un pelador. A continuación, córtala en trozos y retira las semillas. A continuación, vierte en un cazo y cuece. A continuación, viértelas en una batidora.

Retira los huesos de las ciruelas pasas y añádelas a la batidora. Triturar la mezcla hasta obtener una compota suave y homogénea. A continuación, vierte el preparado en un tarro pequeño y mételo en la nevera.

Compota de manzana y ruibarbo - 1 ración

Ingredientes

  • 150 g de manzana
  • 50 g de ruibarbo

Preparación

Comienza pelando los tallos grandes del ruibarbo con un cuchillo. A continuación, córtalos en trozos pequeños y viértelos en una cacerola. A continuación, lavar y pelar la manzana con un pelador. Córtala en trozos y retira las semillas. Vierte también los trozos en la cacerola.

Cuece a fuego lento. Una vez cocidos los ingredientes, viértelos en una batidora y tritúralos hasta obtener una compota fina y suave. Viértelo en un recipiente y mételo en la nevera hasta la siguiente merienda.

Compota de manzana y clementina - 2 raciones

Ingredientes

  • 100 g de clementina ecológica
  • 100 g de manzana

Preparación

Comienza por lavar y pelar la manzana. A continuación, córtala en trozos y quítale las semillas. Proceder a la preparación de la clementina. Para ello, retira la cáscara y la membrana que cubre cada cuarto del cítrico.

Vierte la pulpa de la clementina en la batidora con los trozos de manzana. A continuación, se mezcla hasta obtener una compota suave y homogénea. Vierte la preparación en tarros pequeños y refrigera.

⇒ Más Recetas de Cremas y Purés para Bebés a partir de 6 meses

⇒ Cómo introducir a un bebé nuevos sabores y texturas

🔆 Artículos relacionados

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños