¿Que causan las pantallas en los niños?  ¿Por qué no es recomendable el uso de pantallas a edades tempranas?

El móvil, la tablet, la televisión, el ordenador y la videoconsola forman parte de la vida cotidiana de la mayoría de las familias. Y, en general, a los niños les gustan mucho. Sin embargo, las pantallas deben utilizarse con moderación para reducir los riesgos asociados a ellas y disfrutar de sus beneficios.

¿Se debe limitar el uso de pantallas en los niños?

Recomendaciones para niños menores de 5 años

Antes de los 2 años

Los niños menores de 2 años no deben estar expuestos a la televisión ni a ninguna otra pantalla.

De 2 a 5 años de edad

Los niños de esta edad no deben pasar más de 1 hora al día frente a una pantalla, incluyendo todos los dispositivos.

Recomendaciones para niños mayores de 5 años

Se recomienda un uso saludable de las pantallas que no interfiera con las actividades escolares, la actividad física, el sueño y las actividades sociales de los niños, ya que estas actividades deben ser prioritarias.

Se debe procurar que el tiempo de uso sea máximo de dos horas de pantalla al día para los niños mayores de cinco años.

*** Es importante recordar que el tiempo de pantalla en la escuela infantil se suma al tiempo de pantalla en casa. Si te preocupa el uso de pantallas en la entro educativo de tu hijo, hable con su educador.

Efecto de las pantallas en el desarrollo de los niños

Para desarrollarse adecuadamente, un niño pequeño necesita tener contacto con los demás y realizar todo tipo de actividades (por ejemplo, rompecabezas, plastilina, manualidades, ejercicio). Además, las interacciones que un niño tiene con su entorno y los que le rodean son la mejor fuente de estimulación para él. Cuanto más tiempo pasa un niño frente a una pantalla durante el día, menos tiempo le queda para jugar y hablar con los demás. Por ello, las pantallas no deben ocupar demasiado espacio en su vida.

Del mismo modo, el uso intensivo de la pantalla suele reducir el tiempo disponible para la actividad física y el juego libre. Varios estudios han establecido una relación entre el sedentarismo del uso de las pantallas y el exceso de peso en los niños. Además, la falta de actividad física y el sedentarismo también podrían dificultar el desarrollo de las habilidades motoras que son esenciales para el desarrollo general del niño (por ejemplo, caminar, correr, lanzar, saltar, gatear, etc.).

Problemas de salud (sobrepeso, obesidad, fatiga, dolores de cabeza, miopía, problemas posturales, mala alimentación, hipertensión, diabetes de tipo 2, problemas cardiovasculares a largo plazo, etc.). Problemas de atención; problemas de sueño; baja autoestima. Menor capacidad cognitiva, especialmente en la memoria a corto plazo, el desarrollo del lenguaje y el aprendizaje de la lectura y las matemáticas. Mal control de las emociones y los comportamientos (agresividad, dificultad para autocalmarse y pasividad).

¿Es necesario jugar en un ordenador o una tablet para el desarrollo?

Algunos padres creen que deben dejar que su hijo pequeño juegue con el ordenador o la tablet para que no se quede atrás en el colegio. Pero este no es el caso en absoluto. De hecho, el uso de la tecnología digital a una edad temprana no mejora el desarrollo del niño ni le da una ventaja en los estudios más adelante. De hecho, los niños aprenden a utilizar la tecnología muy rápidamente. Para preparar a un niño pequeño para el colegio, es mejor, por ejemplo, leerle cuentos que enseñarle a usar una tablet.

¿Es buena idea usar pantallas para calmar a un niño?

Para los padres, puede ser atractivo ofrecer una pantalla a su hijo para calmarlo cuando está sobreexcitado. El peligro de esta estrategia es que el niño puede ser sobreestimulado por el contenido (efectos especiales, sonido fuerte, edición rápida, etc.).

Además, si se utilizan pantallas con demasiada frecuencia para calmarle, el niño no aprende a controlarse ni a regular su estado de ánimo. Siempre necesitarán una pantalla para gestionar su comportamiento y sus emociones. Los niños deben aprender a desarrollar estrategias para calmarse a sí mismos, no depender de las pantallas para hacerlo. Además, el uso de pantallas para calmar a un niño premia el comportamiento difícil. Es mejor no convertirlo en un hábito.

¿Puede un niño pequeño ser adicto a las pantallas?

A una edad temprana, una verdadera adicción a las pantallas o a los videojuegos es extremadamente rara. Sin embargo, muchos niños pequeños pasan mucho tiempo delante de dispositivos electrónicos, lo que les impide desarrollar una relación sana con las pantallas a una edad temprana y aumenta el riesgo de que también usen las pantallas en exceso más adelante.

Para ayudar a prevenir la adicción en el futuro, se recomienda establecer reglas claras para limitar el uso de las pantallas y hacerlas cumplir desde los primeros años del niño.

El lado bueno de las pantallas

Por supuesto, las pantallas no son del todo malas. Pueden ser divertidas y pueden ayudar a tu hijo a reforzar ciertos aprendizajes. Sin embargo, las pantallas no deben sustituir a la interacción con los adultos y otros niños o a los juguetes tradicionales (por ejemplo, bloques de madera, puzles, muñecas, coches de juguete).

Algunos expertos creen que ciertas aplicaciones podrían ser una mejor herramienta de aprendizaje que los programas de televisión o los vídeos por su interactividad. De hecho, los niños estarían más estimulados con ellos porque pueden realizar ciertas acciones, como elegir, señalar, hacer clic, dibujar y fotografiar. Las aplicaciones interactivas de aprendizaje de la lectura también ayudarían a los niños a reconocer los sonidos y a aprender nuevas palabras. Las aplicaciones de calidad diversificarían así las fuentes de estimulación del niño.

En cuanto a la televisión, una programación infantil de calidad fomentaría el desarrollo de actitudes positivas, como el respeto a las diferencias. Los contenidos de calidad también contribuirían al desarrollo del lenguaje en los niños de 2 años o más.

Incluso los videojuegos pueden tener beneficios educativos cuando están bien elegidos y son apropiados para la edad. Por ejemplo, pueden contribuir al desarrollo de la lógica, las habilidades visuales y espaciales y la resolución de problemas.

A pesar de los posibles beneficios educativos de las pantallas, sigue siendo difícil que tu hijo utilice en su vida diaria lo que aprende en una pantalla. Por lo tanto, para el desarrollo de los niños pequeños, es preferible acompañarles en el uso de las pantallas y favorecer las actividades en las que puedan tocar y manipular objetos e interactuar con los demás.

Para aprovechar los aspectos positivos de las pantallas y al mismo tiempo proteger a los niños de los efectos negativos, las familias deben establecer límites y un marco para el uso de las pantallas.

⇒ Â¿Cuál es la edad apropiada para usar o tener móvil?

⇒ Evita que tu hijo entre en Páginas de Internet no aptas

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!