presión alta niños

Hipertensión, una enfermedad que también puede darse en niños.

No solo las personas adultas desarrollan presión arterial alta (hipertensión), también es posible que la afección surja en adolescentes, niños e incluso bebés.

Causas

La hipertensión en los niños generalmente es causada por otra condición de salud subyacente, como una enfermedad cardíaca o enfermedad renal. Por lo tanto, se la conoce como hipertensión secundaria y una vez que se resuelve la afección médica, la presión sanguínea generalmente vuelve a la normalidad. La hipertensión secundaria también puede ser causada por las siguientes condiciones:

  • Hipertiroidismo.
  • Trastorno suprarrenal.
  • Problemas de sueño, particularmente apnea del sueño.
  • Estenosis de la arteria renal.
  • Algunos medicamentos pueden aumentar la presión arterial, pero, de nuevo, la presión arterial generalmente vuelve a la normalidad si se interrumpe el medicamento.

En algunos casos, un médico no puede determinar qué está causando la hipertensión, en cuyo caso la afección se denomina hipertensión primaria o esencial. Varios factores que contribuyen al riesgo de hipertensión primaria incluyen:

  • Sobrepeso u obesidad (índice de masa corporal> 25).
  • Historial familiar de hipertensión.
  • Colesterol alto y triglicéridos.
  • Diabetes tipo 2 o elevación del azúcar en sangre en ayunas.

Complicaciones

Los niños con hipertensión a menudo desarrollan apnea del sueño y respiran anormalmente mientras duermen, especialmente si el niño tiene sobrepeso. Si la hipertensión persiste hasta la edad adulta, la persona tiene un mayor riesgo de enfermedad renal, accidente cerebrovascular, ataque cardíaco e insuficiencia cardíaca.

Pruebas y diagnóstico

La presión arterial se mide con un manguito inflable y un medidor de presión arterial. La medición de la presión arterial se compone de dos lecturas. El primer número (superior) es una medida de la presión arterial sistólica, que es la presión en las arterias cuando late el corazón. El segundo número (inferior) es una medida de la presión diastólica, que es la presión en las arterias entre los latidos del corazón.

Una medición de la presión arterial no es suficiente para diagnosticar la hipertensión. Para ser diagnosticado, el niño debe tener una lectura anormal en al menos tres visitas al médico, y durante una visita, la medición puede tomarse varias veces para garantizar que sea precisa.

Lo que se considera presión arterial "normal" es relativo y depende del sexo, la edad y la altura del niño. Si se diagnostica hipertensión, el niño debe controlarse con frecuencia. Un médico también puede realizar las siguientes pruebas para verificar otras condiciones subyacentes que pueden estar causando el problema:

  • Ecocardiograma para controlar el flujo sanguíneo a través del corazón.
  • Ultrasonido para evaluar los riñones.
  • Examen de sangre para verificar el recuento de células sanguíneas, la glucosa en sangre y la función de los riñones.
  • Análisis de orina.

Tratamiento

La hipertensión en los niños generalmente se maneja haciendo cambios en el estilo de vida, como hacer ejercicio regularmente, seguir una dieta que sea buena para el corazón y mantener un peso saludable. Si estas medidas por sí solas no son suficientes para resolver el problema, se pueden recetar los siguientes medicamentos:

  • Diuréticos: actúan sobre los riñones para eliminar el sodio y el agua, lo que reduce la presión arterial.
  • Bloqueadores beta: reducen la cantidad de trabajo que el corazón debe hacer para bombear sangre por el cuerpo, lo que reduce la frecuencia y la fuerza del latido cardíaco.
  • Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA): Relajan los vasos sanguíneos al evitar la formación de una sustancia química que estrecha los vasos, lo que mejora el flujo sanguíneo y reduce la presión arterial.
  • Bloqueantes del receptor de angiotensina II: el mecanismo aquí es el mismo que para los inhibidores de la ECA
  • Bloqueadores de los canales de calcio: estos medicamentos ayudan a relajar los músculos de los vasos sanguíneos y disminuyen la frecuencia cardíaca.

También te puede interesar leer: La Hipertensión - ¿Cómo tomar la presión? - Dieta DASH

Comparte este artículo!