Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Prevención obesidad infantil

Los niños pueden lograr un peso y un crecimiento saludables con la ayuda de sus padres y familiares. Toda la familia se beneficiará al tomar decisiones de estilo de vida saludable. Elegir alimentos saludables, limitar la comida para llevar y la comida chatarra, aumentar la actividad física y buscar asesoramiento profesional pueden ayudar. Las dietas estrictas, los supresores del apetito o las humillaciones y burlas de un niño con sobrepeso no ayudan.

El sobrepeso y la obesidad a menudo comienzan durante los años de la primaria. Esta es una preocupación importante porque muchos niños con sobrepeso siguen teniendo sobrepeso como adultos. La principal influencia en la dieta y el estilo de vida de los niños de primaria son sus padres. Las técnicas simples en el hogar pueden tener un efecto dramático.

Cómo evaluar si su hijo tiene sobrepeso u obesidad

El cálculo del índice de masa corporal (IMC) es una de las herramientas utilizadas para evaluar si una persona tiene bajo peso, peso saludable o sobrepeso. El IMC se calcula dividiendo su peso en kilogramos por su altura en metros cuadrados (m2).

El IMC de un niño cambia según su edad y etapa de desarrollo físico. Las medidas de IMC por sí solas no son apropiadas para los niños. Los gráficos de percentiles de IMC para la edad están diseñados específicamente para niños de 2 a 18 años de edad. Estos se utilizan además de las tablas de crecimiento de peso y altura para dar una imagen más precisa del desarrollo de los niños.

Es importante comparar el IMC de un niño con sus tablas de percentiles de edad y género. La gama de percentiles de IMC incluye:

  • Por debajo del 3er percentil - bajo peso
  • Percentil 3 al 85 - rango saludable
  • Percentil 85 al 95 - sobrepeso
  • Percentil 95 y superior - obeso.

Consulte con su medico

Las tablas de crecimiento y el IMC para niños deben usarse solo como una guía. Su médico puede ayudarle a evaluar si el peso de su hijo es preocupante o no. Considere pedir una cita con su médico para hablar sobre el peso de su hijo.

Hacer cambios en los hábitos alimenticios de toda la familia

Elegir alimentos saludables y ser más activo beneficiará a toda la familia, así que trate de involucrar a todos. A los niños con sobrepeso u obesidad les resultará más fácil lograr un peso saludable si toda la familia realiza cambios saludables en el estilo de vida.

Algunas sugerencias incluyen:

  • Obtenga buenos consejos nutricionales: los buenos consejos nutricionales pueden ayudar a cambiar los hábitos alimenticios de toda la familia.
  • Compre con cuidado: llene su refrigerador y despensa con refrigerios saludables. Limite las golosinas con alto contenido de grasa o azúcar. Evite los ultraprocesados.
  • Disfrute del desayuno: asegúrese de que todos tengan un desayuno saludable todos los días.
  • Proporcione refrigerios saludables: los refrigerios son una parte importante de los hábitos alimenticios de los niños y no deben desanimarse, solo asegúrese de que los refrigerios sean adecuados. Las frutas y verduras son excelentes opciones.
  • Reduzca las bebidas no saludables: no compre refrescos azucarados.
  • Comer más verduras: si su hijo se niega a comer verduras, intente ser creativo con la forma en que las usa; por ejemplo, rallar finamente la zanahoria y el calabacín en lasaña o salsa de espagueti.
  • Ofrezca porciones más pequeñas: algunos niños limpiarán su plato a la hora de la cena, sin importar cuán grande sea el tamaño de la porción, así que deles un poco menos. Servir 10 o 20 por ciento menos con el tiempo puede hacer una diferencia significativa.
  • Limite las comidas para llevar: trate de comprar comidas preparadas con menos frecuencia. La comida para llevar suele ser más rica en sal y grasa que las comidas caseras.
  • Planifique con anticipación: intente cocinar un plato la noche anterior para que la comida esté lista cuando llegue a casa del trabajo o cocine grandes cantidades y congele las comidas para usarlas más tarde. Si puede planificar sus comidas, es menos probable que opte por comida preparada, lo que puede parecer una opción fácil cuando está cansado.
  • Haga de la hora de comer un momento feliz: disfruten de las comidas juntos siempre que sea posible. Involucre a todos en la preparación de comidas saludables.
  • Pídale ayuda a los demás miembros de la familia: aliente a los cuidadores y abuelos a no darles a los niños alimentos poco saludables.

Más creatividad

Es mucho más divertido estar activo con los demás y todos se beneficiarán. Intentar:

  • Dé un buen ejemplo: los niños tienden a seguir el ejemplo de sus padres.
  • Aumente la actividad: se debe alentar a los niños a realizar actividad física. Fomentar el juego al aire libre.
  • Conviértanse en una familia activa: salgan a caminar juntos, practiquen algún deporte, tiren un frisbee en el patio trasero, vayan en bicicleta, salgan a pasear al perro o vayan a nadar juntos. Los niños en edad escolar necesitan un mínimo de 60 minutos de actividad todos los días. Procure que todos estén activos fuera del horario escolar o al menos durante 30 minutos cada día.
  • Reduzca los pasatiempos pasivos: reduzca la visualización de televisión y los juegos de ordenador a un total de menos de dos horas por día para niños en edad escolar y menos de una hora por día para preescolares y niños pequeños.
  • Averigüe todo lo que pueda: los seminarios y las actividades educativas dirigidas por maestros y grupos comunitarios pueden ayudar a padres e hijos a aprender más sobre la obesidad y cómo prevenirla.
  • Elija actividades como recompensas, en lugar de dar "premios" de comida como recompensa, sugerir salidas o un juego o historia favorita.

Tácticas para evitar

Algunas estrategias para bajar de peso son dañinas o incluso peligrosas. No debes usar:

  • Objetivos de peso: no establezca objetivos de peso específicos. En cambio, concéntrese en hábitos alimenticios saludables y en aumentar la actividad física con elogios para su hijo cuando tenga éxito en estas áreas.
  • Dieta rápida: un niño en crecimiento necesita una amplia gama de alimentos para un desarrollo saludable. Se debe evitar una dieta de choque que limite las calorías de manera demasiado drástica o elimine un grupo de alimentos (como los productos lácteos). El objetivo es reducir calorías en una pequeña cantidad y hacerlo todos los días.
  • Cambios dramáticos: los hábitos familiares no se pueden cambiar de la noche a la mañana. Los niños no pueden resistir cambios dramáticos en la dieta y el estilo de vida, así que concéntrese en los cambios que pueda hacer parte de su vida familiar. Guíese por su profesional de la salud.
  • Supresores del apetito: ninguno de los medicamentos actuales es seguro para los niños en crecimiento.
  • Ridículo: burlarse de un niño por tener sobrepeso es perjudicial. Ridiculizarle solo hará que el niño se sienta cohibido y molesto y no promoverá la pérdida de peso.

Consejos para el colegio

Las sugerencias incluyen:

  • Hable sobre sus preocupaciones con la enfermera del colegio.
  • Pídale al maestro o al director de su hijo más información sobre cualquier educación sobre estilo de vida saludable que se ofrezca en la escuela. Haga un seguimiento en casa para reforzar los mensajes.
  • No empaque refrigerios con alto contenido de grasa (como papas fritas) en la lonchera de su hijo.
  • Fomentar el agua como bebida principal en el colegio.
  • Eduque a su hijo sobre cómo tomar decisiones más saludables en el comedor escolar.
  • Hable con el director y otros padres sobre las opciones de comida disponibles en el comedor del colegio. Sugerir mejoras si es necesario.

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.