Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

estilos crianza

Estilos de crianza y educación de los hijos

La forma en que crías a tus hijos puede tener un impacto importante y duradero en el tipo de adulto en el que se convertirán. Pero los padres trabajan de diferentes maneras. La mayoría de los padres usan una combinación de estilos parentales, pero la mayoría tienden a inclinarse más hacia un estilo que a otro. Cada estilo de crianza lleva a diferentes resultados para los niños.

Los expertos en desarrollo infantil han identificado cuatro estilos principales de crianza:

  • Autoritario
  • Democrático o autorizativo
  • Indulgente o permisivo
  • Negligente

Limitaciones y beneficios

Los padres autoritarios tienden a establecer reglas estrictas con poca participación del niño. Sus hijos pueden ser obedientes y exitosos en la escuela, pero pueden desarrollar baja autoestima y malas habilidades sociales.

Los padres democráticos o autorizativos tienen expectativas firmes, pero también escuchan a sus hijos y son más afectuosos y compasivos. Quieren que sus hijos sean asertivos, felices y socialmente responsables, y generalmente lo son.

Los padres permisivos luchan por decir 'no' y establecer límites. Es más probable que trate a un niño como a un igual. Sus hijos suelen tener una buena autoestima y habilidades sociales, pero es más probable que tengan poca autorregulación y pueden tener problemas con la autoridad en la adolescencia y cuando sean adultos.

Los padres no comprometidos se desconectan y se separan emocionalmente de la vida de sus hijos. Esta forma de crianza tiene un impacto general negativo en la vida de un niño, con resultados pobres en bienestar emocional, habilidades sociales y logros académicos.

Relaciones seguras

Los niños pequeños buscan y necesitan conexión con las personas importantes en sus vidas. Necesitan un equilibrio entre poder explorar su mundo y asumir riesgos manejables, y la estructura proporcionada por adultos que establecen límites y se hacen cargo cuando surge la necesidad.

Es tu papel como madre o padre establecer límites: "Está bien jugar con el agua en el baño, pero no está bien tirarla por el suelo" y, para establecer reglas de seguridad, "si no me das la mano", no puedes venir conmigo a las tiendas.

Cuando un niño se siente seguro, desarrolla autoconfianza y autorregulación: un niño es más capaz de comportarse positivamente si sabe que un adulto en el que puede confiar le dará instrucciones o herramientas y lo ayudará a manejar sus emociones y diferentes circunstancias.

Factores que influyen en los estilos de crianza

Hay muchas influencias en la forma en que interactúas con tu hijo, estas pueden ser:

  • La forma en que te criaron tus padres, lo que puede o no ser adecuado para el mundo y sociedad actuales.
  • Según ves actuar a otros padres, lo que puede o no proporcionar buenos modelos.
  • Tus circunstancias en ese momento: Estrés, presión y los apoyos disponibles; es difícil ser madre o padre cuando estás agotado.
  • La relación con tu hijo y la forma en que su temperamento y el tuyo interactúan en una crisis.
  • También depende de cómo el niño perciba tus respuestas a su comportamiento: puedes sentir que estás haciendo lo correcto, pero el niño puede sentir que es injusto.
  • Influencias sociales fuera del hogar, como la forma en que tu hijo ve a sus compañeros comportarse.
  • Cultura y valores: si tu prioridad es que un niño sea obediente, actuarás de cierta manera; si tu prioridad es desarrollar un niño curioso e independiente, actuarás de otras maneras.

La clave para una crianza efectiva es desarrollar relaciones respetuosas con los hijos, de modo que los problemas se puedan resolver de una manera calmada, justa y amable.