¿Qué es una familia monoparental? ¿Padre o madre soltera? Cómo explicárselo a los niños

Algunos padres solteros se preocupan por el impacto de la ausencia de uno de los padres en su hijo. Sin embargo, es posible educar y criar a un niño aunque la madre o el padre estén ausentes o hayan fallecido.

¿Cómo hablar con tu hijo sobre la monoparentalidad?

Cuando un padre permanece especialmente atento a las necesidades emocionales de su hijo, éste puede desarrollarse muy bien aunque viva en una familia monoparental. Esto es lo que puedes hacer para explicar la situación a tu hijo y asegurarte de que se adapte bien en la situación.

Cuando el otro progenitor no está y no quiere involucrarse:

Habla con tu hijo sobre las circunstancias que rodean su concepción. Aunque no hagan preguntas, de ahí viene su autoconocimiento e identidad. Puedes decir: "Tienes un padre / madre biológico. No lo conoces porque ya no vivimos juntos." En los casos de abandono, puedes añadir: "Por razones que desconozco, no viene a verte. "Entonces, haz hincapié en las personas importantes en la vida de tu hijo pequeño: abuelos, tíos, vecinos, amigos de la familia. Asegúrele que es importante para ti y para muchos otros adultos que le rodean.

Di la verdad, sin culpar al otro padre ni mostrar tristeza. Tu hijo necesita entender el amor que sientes por él, en lugar de los malos recuerdos de la relación de sus padres. Dile a tu hijo que se trata de un conflicto de adultos, para que no se sienta culpable.

Permite que tu hijo exprese su tristeza o enfado por la ausencia del otro progenitor. A medida que tu hijo crezca, será más consciente de que en muchas familias hay dos padres. Estas emociones son perfectamente normales y ayudarán a tu hijo a llorar la ausencia del padre.

Transmítale a tu hijo con frecuencia que le quieres y que estás ahí para él. Si el otro progenitor no quiere participar, es normal que tu hijo se pregunte por qué no merece la pena que le visiten. Dile que es porque el otro padre no llegó a conocerlo como tú. Además, como se siente abandonado una vez, puede temer ser abandonado de nuevo por los adultos a los que quiere. Tienes que asegurarles que siempre cuidarás de él.

No trates de excusar y defender al otro progenitor si ejerce el derecho de visita sólo ocasionalmente o de forma inconsistente. Explica a tu hijo los hechos y habla de sus sentimientos. Por ejemplo, di: "Es cierto, tu padre tenía que venir a verte hoy y no lo ha hecho. Es normal estar decepcionado. Lo entiendo. Tienes derecho a estar molesto." De este modo, tu hijo se siente más seguro. Llorará gradualmente la pérdida del padre idealizado. Aprenderá a aceptar lo que ese padre puede ofrecerle.

Cuando el otro progenitor ha fallecido:

  1. Habla a tu hijo de tu vida con el otro progenitor antes de que muriera. Cuéntale cómo os conocisteis. Háblale de los buenos recuerdos que tienes de él con el otro progenitor y del amor que éste le tenía. Enséñale fotos y señala las similitudes físicas: "Tienes los ojos verdes como tu madre. "También responder a las preguntas. Esta información ayuda a tu hijo a conocer al progenitor fallecido, a entender de dónde viene y a construir su identidad.
  2. Explica a tu hijo la causa de la muerte del otro progenitor con palabras sencillas. El objetivo es que el niño sepa por qué el padre está ausente. Si esto te resulta molesto, puedes pedirle a un familiar que te ayude. Si el padre murió por suicidio, dile a tu hijo que murió de una enfermedad. Cuando creas que tu hijo es capaz de entender y está preparado para hablar de ello, puedes explicarle la enfermedad mental del progenitor y decirle que se ha quitado la vida.
  3. Asegúrate de que tu hijo guarda un pequeño objeto para recordar al otro progenitor, incluso si era un niño pequeño en el momento de la muerte. De este modo, sentirá su presencia en su vida de forma simbólica.
  4. Mantener rituales como marcar el cumpleaños del padre fallecido o el día de la muerte. Es otra forma de mostrar a tu hijo que el padre fallecido sigue teniendo un lugar en la familia.
  5. Escucha las preocupaciones de tu hijo y tranquilízalo. Al igual que tu hijo ha perdido a uno de sus padres, puede tener miedo de perderte a ti también. Esto puede manifestarse con ansiedad, rabietas en los momentos de separación, miedo a la muerte y dificultad para dormir. Habla abiertamente de sus temores y tranquiliza a tu hijo diciéndole que te estás cuidando para que no te pase nada.

Para saber más sobre cómo afrontar la muerte con un niño â‡’ Mi hijo me pregunta sobre la muerte: ¿Qué puedo responder? y Â¿Cómo ayudar a los niños a afrontar una pérdida?

Cuando el padre o la madre ha decidido tener un hijo en solitario:

  1. Prepárate para contar la historia del nacimiento de tu hijo. Tanto si el niño es adoptado como si ha sido concebido por reproducción asistida, primero hay que apropiarse de la historia del niño, es decir, contársela a uno mismo antes de contársela al niño.
  2. Intenta ser lo más transparente posible y mantener la sencillez a la hora de explicar la historia. Por ejemplo, puedes decirle a tu hijo que, aunque no tengas pareja, tenías muchas ganas de ser madre /padre y que fuiste a buscarlo a un lugar determinado. Si se trata de reproducción humana asistida, puedes decir que un médico te ayudó a poner "semillas de vida" en tu vientre. No tienes que dar toda la información al principio, espera a que tu hijo te haga preguntas sobre su procedencia y entonces añade más detalles en función de lo que pueda entender.
  3. Asegúrale que, aunque hayas elegido tener un hijo en solitario, tienes una gran familia con el abuelo, la abuela, el tío, la tía, los primos, etc.
  4. No dudes en buscar el apoyo de un profesional (por ejemplo, un psicólogo o un trabajador social) si tienes dudas o preocupaciones sobre cómo afrontar tu realidad como padre soltero con tu hijo.

Mostrar a tu hijo otros modelos de conducta

Una madre o un padre no pueden ser sustituidos, pero otros hombres o mujeres pueden servir de modelos para tu hijo. Es importante presentar a tu hijo otros modelos de conducta para que pueda establecer relaciones sólidas con otros adultos. Estos modelos de conducta también pueden ayudar a tu hijo a satisfacer ciertas necesidades emocionales y enseñarle a confiar en los adultos. Para ello, el niño debe estar en contacto regular con esa persona o esas personas durante un largo periodo de tiempo. Por lo tanto, es importante proporcionar a su hijo modelos de conducta fiables, estables, cariñosos y seguros.

Puedes encontrar estos modelos de conducta en tu círculo de confianza. Por ejemplo, un abuelo o un tío pueden servir de modelo masculino para un niño que no tiene padre. Del mismo modo, una abuela o una tía pueden servir de modelo femenino para un niño que no tiene madre. Los modelos de conducta también pueden encontrarse entre tus amigos, los trabajadores de la escuela infantil o los profesores. Tu hijo puede charlar con ellos o realizar actividades diferentes a las que realiza contigo.

La hora del cuento en la biblioteca local y las actividades ofrecidas a las familias por el ayuntamiento o un centro familiar son también buenas oportunidades para conocer a otros padres. Este tipo de actividades permite a tu hijo estar en contacto con modelos masculinos o femeninos, así como con otros niños a los que ve interactuar con sus padres.

Ten en cuenta que este consejo es igualmente válido en situaciones en las que un padre ejerce el régimen de visitas sólo ocasionalmente o de forma irregular. Los niños necesitan sentir que son queridos e importantes para otros adultos. Es tranquilizador para el niño saber que es valorado por otras personas además del padre que está presente.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!