¿Qué ocurre si una mujer con VIH se queda embarazada? ¿Puede una persona con VIH tener un bebé sano?

VIH/SIDA

Quedarse embarazada siendo seropositiva puede ser una decisión difícil de tomar si ya conoces tu estado. Si no lo sabes, o si tienes un embarazo no planificado, hay formas de garantizar que tu bebé esté protegido de contraer el VIH.

Pruebas de detección del VIH

Todas las mujeres embarazadas suelen someterse a una prueba de detección del anticuerpo del VIH en la primera visita prenatal. La prueba inicial del VIH se denomina prueba "ELISA".

Las pruebas ELISA negativas no siempre descartan la infección por el VIH. Si la infección es reciente, la prueba puede tardar varias semanas en dar positivo. Durante este periodo de "ventana", los anticuerpos no suelen poder medirse durante muchas semanas.

Un resultado positivo en la prueba de detección ELISA no significa que haya una infección por el VIH. Ciertas condiciones pueden conducir a un resultado falso positivo. Estas condiciones asociadas con un falso positivo en la prueba ELISA incluyen:

  • Enfermedad de Lyme
  • Sífilis
  • Lupus

Una prueba ELISA positiva siempre va seguida de una prueba de Western blot. Un Western blot positivo confirma una infección por VIH. Una prueba de Western blot negativa significa que la prueba ELISA fue un falso positivo. La prueba de Western blot también puede ser poco clara, en cuyo caso se realizan más pruebas.

¿Cuál es la probabilidad de transmisión?

Si estás embarazada y eres seropositiva y no estás tomando medicamentos preventivos, hay entre un 20% y un 45% de posibilidades de que tu bebé contraiga la enfermedad durante el parto o la lactancia. Pero con los fármacos preventivos, puedes reducir el riesgo de transmitir la enfermedad a tu bebé a un 2% aproximadamente. Incluso cuando se dispone de recursos limitados, sólo una o dos dosis de este medicamento pueden reducir el riesgo de contagio.

Planificación del embarazo

Si eres seropositiva y quieres quedarte embarazada, es importante planificar con antelación. Un médico es el mejor recurso para obtener información adaptada, consideraciones sobre el VIH y el embarazo, la fase de la enfermedad, qué fármacos u otras intervenciones médicas son necesarias (si las hay) y cómo ajustar los tratamientos que ya se están administrando a la madre.

Si quieres mantener a tu pareja a salvo a la hora de concebir un hijo, se recomienda un sistema como la inseminación artificial. El proceso evita que el hombre contraiga el VIH, pero no tiene ninguna diferencia en cuanto a la salud del bebé. Por otra parte, si el hombre es seropositivo, la única forma de evitar la transmisión al feto es el lavado de esperma. Esto separa el esperma del fluido. Después se analiza y se utiliza en la fecundación in vitro. Sin embargo, este proceso no está disponible en muchos lugares.

Incluso si una pareja con uno o ambos miembros seropositivos quiere quedarse embarazada, no se recomiendan las relaciones sin protección debido al riesgo de reinfección de uno de los miembros con una cepa diferente del VIH. Si se mantienen relaciones sin protección, debe ser cuando los infectados estén tomando medicamentos antirretrovirales y sólo durante el periodo de ovulación.

¿Son seguros los medicamentos contra el VIH durante el embarazo?

Es normal ser cautelosa y estar preocupada por tomar medicamentos durante el embarazo. Por lo general, es prudente evitar los fármacos durante el embarazo, pero si se tiene el VIH, los medicamentos antirretrovirales suelen ser recomendables. Han nacido miles de bebés sanos de madres que tomaron medicamentos ARV durante su embarazo. Es la mejor manera de proteger a tu bebé de contraer la enfermedad. Pero, como ocurre con todos los medicamentos, no hay garantía de que no afecten a todos los bebés. Es posible que te aconsejen esperar a tomar los medicamentos ARV hasta después del primer trimestre de embarazo si no los estabas tomando ya antes de la concepción.

Si tienes alguna duda o preocupación, pide consejo a un profesional médico. Ellos pueden responder a tus preguntas sobre los medicamentos y asegurarse de que tú y tu bebé estáis protegidos durante el embarazo.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños