¿Se Puede Beber Kombucha Durante El Embarazo? la kombucha la pueden tomar las embarazadas

Las mujeres embarazadas deben evitar bebidas, como el café, el vino y la cerveza, para garantizar la salud del bebé. Además, estas restricciones suelen extenderse más allá del embarazo, ya que las madres lactantes también deben evitar estas bebidas. ¿Pero qué pasa con la Kombucha? ¿Puede una mujer embarazada seguir disfrutando de la Kombucha o entra en la lista de bebidas prohibidas? ¿Son compatibles la kombucha y el embarazo?

¿Cuál es la cantidad real de alcohol en la Kombucha?

El primer tema que hay que mencionar cuando se habla de Kombucha y embarazo es el hecho de que todas las Kombuchas contienen una pequeña cantidad de alcohol. Sin embargo, la cantidad de alcohol que se encuentra en una botella de Kombucha es bastante baja, y suele oscilar entre el 2% y el 0,5% o menos. Así, muchas marcas de Kombucha no están obligadas legalmente a mostrar esta información en la botella, pero muchos fabricantes optan por ser transparentes e incluir esta información. Aunque sería extremadamente difícil, si no imposible en algunos casos, intoxicarse bebiendo Kombucha, no se puede ignorar la inclusión del alcohol, especialmente para las mujeres embarazadas.

Ahora bien, un hecho comúnmente conocido es que el consumo de alcohol durante el embarazo puede tener efectos negativos en el bebé, especialmente el síndrome de alcoholismo fetal. Sin embargo, a menudo se debate la cantidad de alcohol que debe consumirse para que tenga efectos negativos. Aunque lo recomendado es no tomar nada de alcohol durante el embarazo. Y aunque se pueda pensar que la Kombucha puede ser disfrutada por las mujeres embarazadas con moderación, esto no significa que todas las Kombuchas sean igual de seguras para ser consumidas por las mujeres embarazadas; de hecho, en caso de consumo las mamás embarazadas deberían optar por beber Kombucha con la mínima cantidad de alcohol. Sin embargo, esto puede ser difícil ya que muchas marcas de Kombucha no deciden mostrar la cantidad de alcohol en la botella.

No está pasteurizada

La pasteurización se utiliza para matar bacterias dañinas, como la listeria y la salmonella. En el caso de la Kombucha, cuando se encuentra en su forma más pura, no ha sido pasteurizada. Y recordamos que las bebidas y alimentos no pasteurizados no deben consumirse durante el embarazo.

La kombucha que se vende en botellas de vidrio o latas no se somete a un proceso de pasteurización, ya que este paso eliminaría las bacterias buenas y los probióticos presentes en la bebida. Sin embargo, los productos deben cumplir varias normas sanitarias y pasar por pasos de control de calidad, lo que garantiza su seguridad. Estas bebidas, consumidas de forma muy esporádica durante el embarazo, en principio no representan un riesgo importante para el feto.

⇒ Alimentos que se deben evitar cuando se está Embarazada

Aunque no se han realizado estudios a gran escala sobre el tema, es mejor evitar esta bebida durante unos meses y recurrir a otras alternativas interesantes, como las aguas carbonatadas aromatizadas.

Probióticos y embarazo

Otra preocupación con el Kombucha y el embarazo es la inclusión de probióticos, microorganismos vivos que ayudan a una digestión saludable. Mientras que los beneficios de los probióticos para la persona promedio son claros, algunos cuestionan la seguridad de introducir estos microorganismos en el cuerpo de una embarazada. Además, dado que el Kombucha es una gran fuente de probióticos, muchos se preguntan si las mujeres embarazadas deben evitarlo por este motivo.

Aunque no hay pruebas definitivas y concluyentes, el consenso general entre la comunidad médica es que los probióticos son seguros para el consumo de las mujeres embarazadas. Además, una investigación limitada también muestra que los probióticos no están asociados con abortos espontáneos o malformaciones infantiles. De hecho, los probióticos pueden ser útiles para las mujeres embarazadas por su papel en la digestión. Dado que las mujeres embarazadas son vulnerables al estreñimiento y la diarrea, el consumo de probióticos puede ayudar a evitar estos problemas. Los buenos instintos conducen a un embarazo feliz, y los probióticos pueden ayudar a que esto ocurra sin problemas.

Aunque hay una gran variedad de opiniones sobre el tema de la kombucha y el embarazo, Si quieres consumir probióticos, es mejor buscar una alternativa más segura durante la gestación.

Si estás pensando en beber kombucha durante el embarazo, te recomendamos que consultes a tu médico para que evalúe tu situación y determine si beber kombucha es adecuado para ti.

En caso de consumo ¿Cuánta kombucha se puede beber durante el embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓lista de nacimiento bebe

Si bebías kombucha antes del embarazo o la lactancia y no experimentaste ningún efecto adverso, probablemente puedas seguir bebiendo kombucha con moderación. ¿Qué se considera moderado? Limítate a unas pocos mililitros por día, dependiendo de cuánto bebías antes del embarazo.

Mezclando unos pocos mililitros de kombucha en un vaso de agua obtendrás todos los beneficios de la infusión, con una hidratación añadida. Algunas mujeres afirman que desarrollan una aversión a la kombucha durante el embarazo, mientras que otras la ansían. Confía en tus instintos y no consumas kombucha durante el embarazo si no le apetece a tu cuerpo en este momento.

Si nunca has probado la kombucha, puede que el embarazo no sea el mejor momento para empezar a beberla.

Si aún así quieres probarlo para evitar las náuseas matutinas o la fatiga, habla con tu médico o matrona. Es conveniente que empieces muy poco a poco, consumiendo sólo unas cuantas cucharadas al día con las comidas, y observa cómo te sientes. Si eres sensible, tienes la inmunidad debilitada o tienes otras condiciones médicas, es mejor esperar hasta después del embarazo y/o la lactancia antes de probar la kombucha.

Conclusión: Las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de kombucha, ya que puede contener pequeñas cantidades de alcohol, cafeína y bacterias que podrían ser potencialmente perjudiciales durante el embarazo. De hecho, esto es cierto para todos los productos que no están pasteurizados. Las versiones caseras no se recomiendan durante el embarazo, ya que no hay control de calidad y diversas variables pueden afectar a la composición de la bebida, lo que puede alterar el contenido de alcohol y el crecimiento bacteriano. En cualquier caso si deseas tomar Kombucha, consulta antes con el médico.

🔆 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños