¿Cuándo hay que tomar insulina durante el embarazo? ¿Es segura la insulina para tratar la diabetes gestacional durante el embarazo?

Las mujeres con diabetes no producen insulina o su cuerpo deja de responder a la insulina natural, aumentando los niveles de glucosa en sangre. Por lo tanto, la insulina es necesaria y puede recetarse para mantener controlados sus niveles de glucosa en sangre.

Es importante que los niveles de glucosa en sangre durante la concepción y el embarazo sean normales, tanto para el desarrollo de un feto sano como para mantener el crecimiento y el desarrollo normal del feto. La intolerancia a la glucosa (el cuerpo no puede metabolizar la glucosa en sangre) durante o antes del embarazo podría provocar ciertas complicaciones. El tratamiento con insulina ayuda a mantener estos niveles si la dieta y el ejercicio no lo controlan lo suficiente.

¿Es segura la insulina para tratar la diabetes gestacional durante el embarazo?

En la práctica clínica, la insulina es el tratamiento de primera línea para la diabetes de tipo 1 y 2 y para la diabetes no controlada durante el embarazo. Según la Asociación Americana de Diabetes, la insulina administrada mediante inyección, pluma de insulina o a través de una bomba de insulina es segura para las mujeres embarazadas. El médico te administrará insulina sólo si es necesario.

¿Afecta la insulina al bebé durante el embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe

La Asociación Americana de Pediatría afirma que la insulina no atraviesa la placenta, por lo que no afecta al bebé.

¿Puede la insulina provocar un aborto espontáneo?

No, se desconoce que la insulina provoque un aborto espontáneo.

¿Cuál es la terapia farmacológica sugerida para tratar la diabetes gestacional?

Las directrices del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomiendan la insulina como tratamiento de primera línea para la diabetes gestacional que no puede controlarse mediante cambios en la dieta y el estilo de vida. Las directrices aconsejan un tratamiento inicial de insulina con o sin metformina para las mujeres con complicaciones de la diabetes gestacional. La insulina sólo está disponible en forma de inyección y de bomba.

Pueden recetarse otros medicamentos orales, como la metformina, para tratar la diabetes gestacional y la hiperglucemia leve. Sin embargo, no es una práctica habitual.

¿Qué insulina es segura durante el embarazo?

Tu médico es la persona más indicada para determinar el tipo de insulina que te conviene.

¿Se puede inyectar insulina en el abdomen durante el embarazo?

La insulina debe inyectarse en cualquier tejido graso. El abdomen es un lugar seguro para la inyección de insulina durante el embarazo.

Puedes inyectarte la insulina en el abdomen. Si te la has estado inyectando en el abdomen antes de la concepción, no es necesario cambiar el lugar de la inyección ni la técnica.

Si te da miedo ponerte una inyección en el abdomen, habla con tu médico para cambiar el lugar de la inyección al muslo, la parte superior del brazo o la nalga.

Consulta a tu médico para que te oriente inicialmente sobre cómo inyectarte la insulina. Con el tiempo, te sentirás más cómoda a la hora de administrarte la insulina por ti misma de forma segura.

¿Tiene algún efecto secundario el uso de la insulina durante el embarazo?

La insulina es crucial para proteger a la madre y al bebé en crecimiento de los efectos de la diabetes gestacional. Sin embargo, la propia inyección puede tener algunos efectos secundarios, como:

  • Enrojecimiento, hinchazón y picor cerca del lugar de la inyección.
  • Engrosamiento de la piel o una pequeña hendidura en la piel.
  • Aumento de peso.
  • Estreñimiento.
  • Dificultad para respirar.
  • Sibilancias.
  • Mareos.
  • Visión borrosa.
  • Sudoración.
  • Latidos rápidos del corazón.
  • Debilidad.
  • Calambres musculares.
  • Hinchazón de brazos, piernas, pies, tobillos y pantorrillas.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños