¿Es seguro estar de pie mucho tiempo durante el embarazo? ¿Cómo evitar los efectos de estar de pie durante el embarazo?

Si eres una futura madre, sabrás que estar de pie durante muchas horas durante el embarazo se vuelve difícil con el aumento del tamaño del bebé. Por lo tanto, a menudo se recomienda caminar o cambiar de posición a intervalos regulares. Sin embargo, si tu trabajo te obliga a estar de pie durante mucho tiempo, debes dar pequeños pasos con regularidad porque estar de pie durante mucho tiempo puede provocarte dolor de espalda y afectar negativamente al crecimiento del bebé. También debes tomar algunas medidas de seguridad importantes para reducir el impacto de la bipedestación y no tener que lidiar con sus efectos secundarios. Sigue leyendo para saber más sobre la seguridad de estar de pie mucho tiempo durante el embarazo, cómo afecta a tu salud y qué puedes hacer para superarlo.

¿Es seguro estar mucho tiempo de pie durante el embarazo?

El médico puede aconsejarte que no permanezcas de pie durante mucho tiempo si tienes alguna complicación.

Estar de pie durante mucho tiempo, especialmente al final del embarazo, puede provocar dolor de espalda y molestias en las piernas. También puede reducir el flujo de sangre al feto y, por tanto, afectar a su crecimiento, reduciendo la disponibilidad de oxígeno y nutrientes para el feto.

Las investigaciones demuestran que estar de pie durante muchas horas afecta al crecimiento del bebé. Un estudio ha descubierto que las mujeres que permanecen de pie más de 25 horas a la semana pueden dar a luz a bebés que pesan entre 148 y 198 g menos que los bebés de las mujeres que no permanecen de pie tanto tiempo. Los bebés nacidos de madres que permanecen demasiado tiempo de pie también pueden tener un perímetro cefálico un centímetro más corto, lo que puede afectar al desarrollo neurológico del bebé.

¿Cuánto tiempo deberías estar de pie durante el embarazo?

Puedes estar de pie todo el tiempo que te sientas cómoda y hasta que no sientas dolor o molestias en la espalda o las piernas. Si tu trabajo te exige estar de pie durante mucho tiempo, es bueno que muevas las piernas a menudo y des un paseo o mantengas un pie en un pequeño taburete para sentirte mejor.

¿Cómo te afecta a ti y a tu bebé estar de pie durante muchas horas?

Estar de pie durante muchas horas puede agravar a veces los síntomas del embarazo o afectarles a ti y a tu bebé de las siguientes maneras.

  • Edema: Los edemas o la hinchazón de los pies son frecuentes durante el embarazo. Además, el agua extra en el cuerpo tiende a acumularse en las extremidades inferiores cuando estás de pie durante mucho tiempo y puede empeorar la condición.
  • Dolor en la zona del pubis: Algunas mujeres pueden tener una disfunción de la sínfisis del pubis que les provoca un fuerte dolor pélvico. Estar de pie durante muchas horas, especialmente sobre una pierna, puede empeorar el dolor de pubis.
  • Cambio en la presión arterial: Puede provocar una bajada de la presión arterial o una subida de la misma. Si tienes la tensión baja, puedes sentirte mareada.
  • Dolor lumbar: Estar demasiado tiempo de pie puede provocar dolor en la parte baja de la espalda durante el embarazo. El dolor también puede irradiarse a la pierna o al pie.
  • Riesgo de parto prematuro: Pasar la mayor parte del tiempo de pie puede aumentar el riesgo de abortos espontáneos o de tener un parto prematuro (complicaciones médicas del feto).

La mayoría de estos efectos se dan en mujeres que tienen la exigencia laboral de estar de pie continuamente durante largos periodos.

¿Cómo hacer frente a los efectos de estar de pie durante el embarazo?

🤰🏻👶🏻🎁 Crea tu lista de nacimiento y actualízala siempre que quieras. Comparte tu lista con familiares y amigos para que puedan acertar con el regalo que necesitas â‡“⇓⇓

lista de nacimiento bebe

Si tu trabajo o estilo de vida te exigen estar de pie durante periodos prolongados, es posible que tengas que tomar las siguientes medidas:

  • Utilizar un calzado que tenga el apoyo adecuado en el arco y el talón para estar cómoda de pie.
  • Utiliza medias de compresión, ya que favorecen la circulación sanguínea y evitan la hinchazón de los pies y la formación de coágulos.
  • A medida que avanza el segundo y tercer trimestre, considera la posibilidad de usar una faja de maternidad. Si lo colocas por encima y por debajo de la barriga, te servirá de apoyo y aliviará el dolor lumbar.
  • Da frecuentes paseos cortos. Puede ayudar a la circulación sanguínea. También alivia el estreñimiento y favorece el parto.
  • Consume suficiente agua para mantenerte hidratada durante todo el día. Evita las bebidas con cafeína, ya que pueden provocar deshidratación.
  • Habla con tu jefe sobre tus problemas con el embarazo y comprueba si puedes cambiar a un puesto de trabajo que no implique muchas horas de pie. Si no es posible, pide más descansos y utiliza un reposapiés o un taburete bajo para apoyar un pie.
  • Controla tus niveles de estrés haciendo algunos ejercicios de respiración y meditación.
  • Duerme sobre el lado izquierdo, lo que aumenta la circulación de la sangre y ayuda a reducir la hinchazón.
  • Además, debes hablar con tu médico sobre tus necesidades laborales y obtener su autorización.

No dudes en descansar

Ya sea en tu lugar de trabajo o en tu casa, no dudes en sentarte y relajarte entre tus tareas. Haz saber a los demás que estás embarazada y que necesitas hacer descansos. No hay nada vergonzoso en ello porque estás haciendo uno de los mejores trabajos de este mundo: traer al mundo una nueva vida.

También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños