Endocarditis durante el embarazo: Síntomas y complicaciones

La endocarditis es una inflamación del endocardio, el revestimiento interior del corazón y las válvulas cardíacas. La endocarditis suele producirse por una infección de bacterias, hongos o virus que se extiende desde el torrente sanguíneo hasta el corazón. Si no se trata a tiempo, la endocarditis puede dañar el corazón de forma permanente y provocar complicaciones potencialmente mortales.

Riesgos durante el embarazo

El riesgo de endocarditis durante el embarazo es bajo (menos de 1 por cada 10.000 mujeres). Sin embargo, hasta un tercio de las mujeres que desarrollan endocarditis mueren por insuficiencia cardíaca o por una embolia relacionada con la infección. Casi la misma proporción de fetos se pierde por complicaciones de la endocarditis materna.

El riesgo de padecer endocarditis aumenta si se tiene un daño cardíaco preexistente, válvulas cardíacas artificiales o un defecto cardíaco. En el embarazo, la endocarditis suele producirse con más frecuencia en el tercer trimestre que en las primeras fases del mismo. También se corre el riesgo de padecer endocarditis si se ha padecido anteriormente o si se han consumido sustancias ilegales por vía intravenosa.

Hay otras actividades que suponen un riesgo de causar infecciones graves que se han relacionado con la endocarditis:

  • Mala salud bucal o procedimientos dentales que puedan cortar las encías (cualquier cosa que pueda hacer sangrar las encías y permitir que las bacterias de la boca entren en el torrente sanguíneo).
  • Cualquier infección, incluidas las infecciones de la piel, la enfermedad de las encías y la enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Uso de catéteres.
  • Uso de agujas para tatuajes o piercings.

Síntomas de la endocarditis en el embarazo

La endocarditis puede provocar los siguientes síntomas:

  • Síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre y escalofríos.
  • Soplo cardíaco.
  • Fatiga.
  • Dolor en las articulaciones y los músculos.
  • Sudores nocturnos.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho al respirar.
  • Hinchazón de los pies, las piernas o el abdomen.

Los síntomas menos comunes son:

  • Pérdida de peso inexplicable.
  • Sangre en la orina.
  • Sensibilidad en el bazo (justo debajo de las costillas en el lado izquierdo del cuerpo).
  • Manchas rojas en las palmas de las manos y las plantas de los pies.
  • Pequeñas manchas rojas o moradas en la piel, en el blanco de los ojos o en el interior de la boca (llamadas petequias).

Por desgracia, algunos de estos síntomas son similares a los síntomas normales del embarazo. Si los síntomas son graves o aparecen de forma repentina, pueden estar relacionados con una enfermedad más grave y debe ponerse en contacto con su médico.

Complicaciones de la endocarditis en el embarazo

Si no se trata, la endocarditis puede dañar permanentemente el tejido del corazón y las válvulas cardíacas. El organismo causante de la infección puede formar pequeños cúmulos que pueden desprenderse como un coágulo de sangre y bloquear el flujo sanguíneo a otros órganos.

Las principales complicaciones de la endocarditis son:

  • Daños en las válvulas del corazón.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Accidente cerebrovascular.
  • Convulsión.
  • Parálisis.
  • Abscesos (bolsas de pus) en los órganos del cuerpo.
  • Embolia pulmonar.
  • Daño renal.
  • Agrandamiento del bazo.

Tratamiento de la endocarditis en el embarazo

El tratamiento de la endocarditis suele consistir en la administración de antibióticos para tratar la infección causante, pero en algunos casos puede ser necesaria la intervención quirúrgica, aunque generalmente no se recomienda durante los dos primeros trimestres del embarazo, salvo en casos de extrema urgencia. Dependiendo de lo avanzado que esté el embarazo, puede ser conveniente adelantar el parto.

Prevención de la endocarditis durante el embarazo

Mantén una buena higiene bucal y mantén tus dientes y encías sanos y no te sometas a procedimientos que puedan aumentar el riesgo de infección, como tatuajes o piercings, durante el embarazo.

Ocasionalmente, pueden administrarse antibióticos antes de procedimientos con alto riesgo de infección, como la cirugía dental. Si tienes un riesgo elevado de endocarditis, habla con tu médico o dentista antes de cualquier intervención quirúrgica o procedimiento; tomar antibióticos antes del procedimiento puede disminuir el riesgo de desarrollar una infección. Si crees que tienes algún síntoma de endocarditis, busca atención médica inmediatamente.

🔅 También te puede interesar leer:

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños