Receta para hacer Buñuelos de manzana al horno

Cómo hacer Buñuelos de manzana al horno - Recetas Caseras

Los ingredientes que necesitas son:

  • 150 gramos de azúcar granulada
  • 56 gramos de mantequilla sin sal, ablandada
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 200 gramos de yogur griego natural
  • 195 gramos de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 manzana grande, pelada, sin corazón y cortada en cubitos
  • Azúcar de repostería en polvo, opcional
  • Salsa de caramelo, opcional

Elaboración de los Buñuelos de manzana al horno:

Precalienta el horno a 180 grados. Cubre ligeramente los huecos de un molde para muffins o un molde para donuts con aceite en aerosol.

En un cuenco grande, bate el azúcar y la mantequilla hasta que quede esponjoso. Bate el huevo seguido de la vainilla. Agrega el yogur y bate hasta que esté bien combinado.

En un recipiente aparte, combina la harina, la levadura, la sal, la canela y la nuez moscada. Revuelve con un batidor. Añade a la mezcla de yogur y combina suavemente con una espátula de goma hasta que la masa se una. Incorpora suavemente las manzanas.

Llena los huecos del molde preparado con aproximadamente 1 cucharada de masa. Habrá masa extra. Usa un segundo molde si tienes o refrigera la masa hasta que la primera tanda de buñuelos haya terminado de hornearse. Repite con la masa restante una vez que el molde se haya enfriado por completo.

Hornea durante 15-17 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio. Retira los buñuelos del horno.
Con guantes de cocina, ajusta la bandeja a la segunda posición desde arriba. Ten cuidado no te quemes. Enciende el grill a fuego alto y espera 3 minutos.

Vuelve a poner los buñuelos en el horno hasta que las capas superiores estén ligeramente tostadas, unos 30 segundos. Vigila de cerca los buñuelos. El grill está muy caliente y puede quemar los buñuelos fácilmente.

Transfiere los buñuelos a una rejilla para que se enfríen durante 5 minutos. Espolvorea la parte superior con azúcar en polvo y sirve con salsa de caramelo. Recién hechos es como están más ricos.

***Puedes conservar los buñuelos 2 días en el refrigerador. Se pueden congelar hasta tres meses. Descongela en el refrigerador durante la noche y luego vuelve a calentar antes de servir.

Postres caseros

Comparte este artículo!

Menudo Embarazo: Guía sobre el embarazo      inglés para niños