¿Cómo es la Piel del Recién Nacido?

Características y alteraciones de la piel del bebé recién nacido

Después de nacer el color de la piel de tu bebé es más bien azulado. Una vez se va incrementado el oxigeno en su sistema cardiopulmonar, su piel se irá volviendo más rosada.

Algunos bebés pueden nacer con Ictericia, la reconocerás en el color amarillento de la piel y de la parte blanca de los ojos.

La ictericia ocurre por la incapacidad que tiene el hígado del bebé, que aún está inmaduro, para metabolizar la bilirrubina.

¿Sabes lo qué es la bilirrubina? Cuando los glóbulos rojos son reciclados por el cuerpo, se forma una molécula llamada bilirrubina y es la que le da el color amarillo a la piel.

Es normal que la ictericia esté presente en las dos primeras semanas de vida, sobre todo si el bebé está con lactancia materna. Si la ictericia aparece o persiste después de las dos semanas, es muy probable que exista alguna infección o deficiencia. En estos casos el médico hará análisis de sangre.

Si el recién nacido está comiendo mal y tiene pocas defecaciones la ictericia puede ser peor.

En los casos en los que hay un aumento importante de la bilirrubina, se coloca al bebé debajo de una luz especial, a esto se le llama fototerapia. La luz es absorbida por la bilirrubina, transformándose en una materia que puede ser eliminada en la bilis y la orina. El tratamiento dura hasta que baje la bilirrubina. La fototerapia puede tener algunos efectos secundarios como: deshidratación, diarrea, erupciones en la piel.

El aspecto de la piel del recién nacido

Al nacer, puede estar cubierto de una capa grasienta, blanca y amarillenta, lo que es aún más importante si el bebé es prematuro. Se trata de la vérnix caseosa, especialmente presente en los pliegues, que protege la piel. Desaparece rápidamente, de forma natural, pero también bajo el efecto de los sucesivos aseos.

El bebé recién nacido puede parecerte "peludo". A menudo, de hecho, una fina capa de vello cubre los hombros, la espalda, la frente y los muslos. Esto se llama lanugo y suele desaparecer en pocos días.

Tu bebé puede "pelarse". Esto es normal durante los primeros quince días, especialmente en los pliegues y las extremidades (manos y pies). Esta descamación de la piel es más importante si tu bebé ha nacido un poco después del término.

La Piel del Recién Nacido

El color de la piel del recién nacido

Puede sorprenderte, porque a veces es muy roja, "eritroso": esto se debe a que el recién nacido tiene muchos más glóbulos rojos que el adulto.

El moteado de la piel puede aparecer cuando el bebé llora o como reacción al frío cuando se desviste. Pueden durar el primer mes.

El color de la piel es muy sensible a los llantos: tu bebé se sonrojará mucho y se volverá más pálido cuando duerma.

Las manos y los pies de tu bebé pueden estar un poco azulados y fríos. Esta coloración azulada se presenta a veces alrededor de los labios. No tiene ninguna importancia especial, pero puede durar varios días.

Manchas en la piel

Manchas mongólicas

Si tu bebé tiene una mancha azul pizarra, a veces extensa, en las nalgas o en la parte baja de la espalda, no te preocupes. Se trata de la mancha o manchas mongoloides que suelen presentar los bebés con ancestros procedentes de las regiones del Mediterráneo o del Lejano Oriente. Desaparecen rápidamente o se desvanecen considerablemente.

Angiomas planos

Los angiomas planos, conocidos como angiomas de la línea media, son pequeñas manchas rojas ligadas a una dilatación de los vasos superficiales de la piel y que se localizan en la cara en la parte inferior de la frente (en forma de V o como "aigrette"), en la raíz de la nariz, extendiéndose a veces hasta los párpados. Desaparecen, según su importancia, en unos meses, a veces reaparecen durante los llantos o las rabietas durante algún tiempo, para no verse en absoluto después de 2 años. Los angiomas de la nuca, en la línea del cabello, que tienen casi todos los recién nacidos, no siempre desaparecen por completo, sino que quedan ocultos por el pelo.

Angiomas tuberosos

Algunos angiomas son de color rojo violáceo y sobresalen como una pequeña frambuesa en la piel. Se denominan angiomas tuberosos. Pueden producirse en cualquier lugar y variar de tamaño. A veces están presentes desde el nacimiento, pero pueden no aparecer hasta unas semanas después. Suelen crecer durante los primeros cuatro o seis meses de vida, y luego se vuelven gradualmente blancos y desaparecen o se desvanecen considerablemente, dependiendo de su tamaño. Sin embargo, lleva mucho tiempo (a veces de dos a tres años). 

Sudamina o manchas de calor

Son muy comunes en los bebés y lactantes: si tienen mucho calor o lloran mucho, la cara y a veces los hombros, la espalda y el cuello se cubren de pequeños granos rojos que dan a la piel un aspecto granulado. 

🔆 También te interesa leer: 

***El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!