¬ŅC√≥mo pueden los padres participar en la lactancia?

Si eres un padre primerizo y tu pareja está amamantando, quizá te preguntes cómo puedes ayudar. La buena noticia es que hay muchas formas de apoyar a tu pareja y a tu bebé mientras descubren su relación de lactancia.

Incluir a papá en la ecuación de la lactancia materna puede requerir un poco de creatividad. Cuando el bebé esté listo para alimentarse, el padre puede sentarse en el sofá o en el sillón y dejar que la madre se recline sobre una almohada o un montón de almohadas sobre su regazo mientras el bebé se apoya en la madre para amamantarlo. Aunque el padre no tenga la interacción física que tiene la madre, forma parte por completo de la experiencia de la lactancia.

Los bebés que son amamantados tienden a tomar menos aire y, por lo tanto, necesitan menos eructos para eliminar el aire de la barriga. Que esto sea cierto no significa que eructar más perjudique al bebé. El padre, sentado junto a la madre, puede hacer eructar al bebé cada 10 minutos aproximadamente. Para aumentar el vínculo afectivo, el padre puede quitarse la camiseta para que la piel del bebé entre en contacto con la del padre. El contacto con la piel es cálido y confortable para el bebé y también puede resultar emocionalmente estimulante para el padre.

Que el padre no pueda llevar al beb√© al pecho no significa que no forme parte del proceso de lactancia. Si el beb√© se adapta bien al pecho y al biber√≥n, la madre puede extraerse leche y ofrecer a pap√° una toma por la ma√Īana o por la tarde. Las tomas nocturnas es mejor dej√°rselas a la mam√° porque la conexi√≥n entre la madre y el beb√© puede ser tranquilizadora para el ni√Īo. Por no hablar del hecho de que la leche materna producida por la noche contiene sustancias qu√≠micas que ayudan al beb√© a dormir durante la noche.

Además, también puedes compartir y ayudar a la madre lactante:

Ll√©vale algo de comer y beber. En los primeros d√≠as, a los beb√©s les gusta mucho que los cojan en brazos. En el caso de los beb√©s amamantados, esto es a√ļn m√°s cierto porque quieren estar cerca de su fuente de alimento en todo momento. Esto significa que a tu compa√Īera de lactancia le resultar√° muy dif√≠cil coger un tentempi√© o rellenar su propia botella de agua. Si est√°s disponible para ayudarla a alimentarse o para asegurarte de que est√° hidratada, hazlo. Al alimentar a tu compa√Īera de lactancia, est√°s ayudando a alimentar a tu beb√©. Adem√°s, estar bien alimentada e hidratada sentar√° las bases para una buena producci√≥n de leche.

Proporcionar apoyo emocional. En algunos casos, la lactancia resulta f√°cil, pero la experiencia m√°s com√ļn es que el amamantamiento puede ser realmente dif√≠cil de entender. Ayuda a tu pareja record√°ndole que est√° haciendo un buen trabajo y que la lactancia al principio puede resultar muy dura. Si es posible, antes de que nazca el beb√©, hablen de sus estrategias familiares en torno a la alimentaci√≥n del beb√©. ¬ŅQu√© opinan ambos sobre la lactancia materna, la alimentaci√≥n con leche artificial y la extracci√≥n de leche? Durante las dificultades de los primeros d√≠as, puede ser √ļtil recordar a tu pareja estas conversaciones y hacerle saber que la apoyas si cree que los planes que hab√≠an hecho para alimentar al beb√© deben cambiar. Si la lactancia materna no funciona, ap√≥yala en esa situaci√≥n y lee sobre leche de f√≥rmula, para poder tranquilizarla y decirle que hay muchas formas estupendas de alimentar a tu beb√©.

Compra suministros. Si tu pareja necesita crema para los pezones, almohadillas o un protector de pezones, no dudes en ir a buscarlos. Familiarízate con las áreas de apoyo a la lactancia de tu farmacia local o tienda de bebés, para que puedas encontrar las cosas rápida y fácilmente.

An√≠mala a buscar ayuda. Como ya hemos dicho, la lactancia puede ser complicada. Si tu pareja necesita ayuda, b√ļscale una asesora de lactancia certificada o un grupo de apoyo a la lactancia que pueda visitar, sobre todo si se siente demasiado abrumada para hacerlo ella misma. Acomp√°√Īala a la cita y preg√ļntale al profesional c√≥mo puedes apoyar la lactancia como padre. Aseg√ļrale que muchas personas tienen problemas con la lactancia y que la ayuda profesional es una forma estupenda de alcanzar los objetivos de tu familia en cuanto a la alimentaci√≥n de tu beb√©.

Limpia las piezas del sacaleches y los biberones. Si tu pareja se extrae leche adem√°s o en lugar de amamantar, es probable que haya muchos componentes del sacaleches y biberones que mantener limpios. Especialmente despu√©s de la vuelta al trabajo, cuando las madres lactantes se ven presionadas para dar suficiente leche mientras est√°n lejos de sus beb√©s, las cosas pueden volverse bastante estresantes. Puedes ayudar limpiando y secando las bridas, las v√°lvulas y los biberones cada noche para que est√©n limpios para el trabajo del d√≠a siguiente. Si los lavas por la noche, se secar√°n mientras duermes y podr√°s prepararlos para tu pareja por la ma√Īana, de modo que est√©n listos para el d√≠a de extracci√≥n que se avecina. Lo mismo ocurre con la limpieza de los biberones que el beb√© utiliza para tomar leche materna mientras est√° lejos de la madre. Puede parecer poco, pero realmente ayudar√° a tu pareja.

Tambi√©n te puede interesar leer: 

*** El contenido de este sitio web es solo para fines informativos, es de carácter general y no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad, y no constituye asesoramiento profesional. La información en este sitio web no debe considerarse completa y no cubre todas las enfermedades, dolencias, condiciones físicas o su tratamiento. Debe consultar con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios, pérdida de peso o atención médica y / o cualquiera de los tratamientos de belleza.

Comparte este artículo!